Espectáculos

null

Hemeroteca > 19/09/2005 > 

TERAPIAS CRUZADAS

Actualizado 19/09/2005 - 04:07:04

TEATRO

«Criminal»

Autor: Javier Daulte. Directora: Paula Matienzo. Escenografía y vestuario: Ya te Llamaremos. Iluminación: Pedro Pablo Melendo y Jean François Rouzé. Intérpretes: Juan Gravina, Paola Matienzo, Antonio Sansano y Luis Mottola. Compañía: Ya te llamaremos. Lugar: Teatro Lagrada. Madrid.

JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN

Un hombre acude muy nervioso a la consulta de un psicoanalista para urgirle a que impida el crimen pasional que está a punto de cometer uno de sus pacientes; al cabo, revela que él también es psicoanalista y que trata a la presunta víctima, que no es otra que la esposa del psicoanalizado por el primer psiquiatra. Así arranca, con hechuras de «thriller» desquiciado, «Criminal», una de las comedias más inteligentes y divertidas que se ha asomado a un escenario esta nueva temporada en Madrid. La firma el más que interesante autor argentino Javier Daulte, de quien dentro de unas semanas La Fura dels Baus estrenará una versión de «La metamorfosis» kafkiana en el festival gerundense Temporada Alta, y que mantiene en cartel en Barcelona «¿Estás ahí?».

«Criminal», que en Madrid pudo verse en marzo del año 2000 dirigida por Guillermo Heras en la Sala Mirador, es una descacharrante sátira del psicoanálisis, el segundo deporte argentino después del fútbol, que el autor subtitula, ahí queda eso, «Pequeña tragedia sobre una transferencia contratransferencial». La acción avanza por medio de una sucesión de «flash-back» entrecruzados en los que ambos psicoanalistas van completando con las piezas de sus respectivas terapias el rompecabezas de una conflictiva relación de pareja en la que alguno de ellos puede haber jugado un papel que supera los estrictos límites profesionales. Un zigzagueante juego que conduce al espectador de sorpresa en sorpresa y continuamente entre risas.

Paola Matienzo, en misa y repicando, por un lado como directora y por otro como actriz, en el papel de la manipuladora, atractiva y agobianteesposa tratada por el segundo psicoanalista, entrecruza con artes de habilísma tejedora los vertiginosos hilos urdidos por Daulte y encarna con hechizante intensidad a la peligrosa Diana. En el papel del esposo, Antonio Sansano lleva muy bien a cabo un complejo y pasmoso ejercicio de interpretación lleno de matices y recovecos, de vueltas y revueltas. Juan Gravina y Luis Mottola son los dos psicoanalistas que dan cuerda al tiovivo de la función, que gira y gira perfectamente engrasado. Una delicia.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.