Deportes

Deportes

Hemeroteca > 19/09/2004 > 

Las burbujas naranjas naufragan

Actualizado 19/09/2004 - 01:47:45
El Euskaltel no se ha dejado ver en las dos primeras semanas de la Vuelta. AFP
El Euskaltel no se ha dejado ver en las dos primeras semanas de la Vuelta. AFP

GRANADA. Miguel Madariaga es un hombre a un teléfono enganchado. La actividad que despliega el manager del Euskaltel es frenética, siempre colorado, siempre enchufado a cualquier foco de actualidad. Su móvil no para, pese a que tiene poco que contar de su equipo. El gigantesco edificio que había levantado antes del Tour, un Empire State en tonos naranjas, se le ha venido abajo como un castillo de naipes. El Euskaltel naufragó en el Tour y es invisible en la Vuelta.

Hay dos versiones del Euskaltel en el mismo año. Y ambas confluyen en el tiempo, los primeros días del Tour. Por ahí se rompió el equipo. Un «no apto» por dudas sanguíneas de Gorka González, un grupo sin médico -Jesús Losa- señalado por su paciente David Millar y una debacle colectiva sintetizada en Iban Mayo, el emperador que llegaba para comerse a Armstrong y no pudo terminar el Tour.

«Sabemos dónde estamos, dónde hemos estado y a dónde vamos», dice Madariaga a modo de resumen de la situación. El Euskatel estaba instalado en la euforia durante la primavera. Mayo ganó dos de los tres sectores de la Clásica de Alcobendas, se exhibió en la Vuelta a Asturias, fulminó a sus rivales en la Subida al Naranco, se merendó a Armstrong en la cronoescalada del Mont Ventoux y echó el Dauphiné Liberé a su colección. Impecable. Y hasta hoy.

El Euskaltel no ha vuelto a decir nada. ¿Los motivos? Habla Madariaga: «No respondimos a las expectativas creadas. Mayo no dio su nivel en el Tour, Samuel Sánchez no puede llevar el peso del equipo y Zubeldia no se ha recuperado. No tengo nada que reprocharme. Se han hinchado otros asuntos porque somos un equipo especial. Y como tal no se nos trata igual».

Los «otros asuntos» inciden en materias pantanosas. David Etxebarría, al que acaba de fichar el Liberty, fue expulsado de la Bicicleta Vasca por hematocrito alto. Gorka González, excluido del Tour. Mayo y Zubeldia se hartaron de pasar controles antidopaje «a dedo» en el Tour. Y en las últimas fechas se filtró un supuesto informe negativo de la UCI al ingreso del Euskaltel en el UCI ProTour, la Liga Mundial. «Nos han señalado con el dedo sin que tengamos culpa -dice Madariaga-. Lo del Tour no tenía que haber pasado, pero pasó. Y lo del informe UCI, me consta que no ha existido».

En ese punto aparece Jesús Losa, el médico vallisoletano uña y carne con Madariaga, ahora apartado de la formación. «La relación ha terminado. Queda la amistad -cuenta el manager-. Él ha llevado la preparación de muchos corredores y la vigila, pero sin estar en el equipo. Se obcecó en llevar a corredores de otros equipos, y yo no lo pude evitar. Ahora tiene que salvar su honor y su vida».

El primer Euskaltel en la Vuelta es Samuel Sánchez, clasificado en el vigésimo puesto. «Ya sé que no estamos a la altura -dice Madariaga-. La presión nunca se quita. Yo vivo todo el año al galope por las características del equipo. Euskaltel no es un equipo normal».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.