Economía

null

Hemeroteca > 19/07/2009 > 

¿Qué fue de Luis Herrero en Moncloa?

De todos es conocido la presión y la responsabilidad que le llueve a borbotones a todo aquel que pasa por Moncloa. Por eso, y por alguna cosilla más... el «Palacio quema». O eso dicen. El último que

Actualizado 19/07/2009 - 02:52:51
De todos es conocido la presión y la responsabilidad que le llueve a borbotones a todo aquel que pasa por Moncloa. Por eso, y por alguna cosilla más... el «Palacio quema». O eso dicen. El último que ha salido «más que quemado», pero de puntillas, sin apenas hacer ruido, ha sido Luis Herrero, subsecretario de Presidencia. Y... ¿quién es Herrero? Es uno de los empleados públicos más respetados y más queridos de la Administracion española. Ha destacado por su eficacia, tolerancia, rigurosidad en el tratamiento de los asuntos más complejos y, especialmente, por su discreción y buen carácter. En esa labor callada ha sido un maestro y lo que en muchos casos ha podido ser noticia por la confrontación entre personas y departamentos se ha disuelto como un azucarillo por la buena mano y respeto que las acciones e intermediaciones de Luis Herrero han aportado. Entonces, ¿por qué su marcha? Se comenta que ha dejado el cargo voluntariamente, alejándose de la fuerte responsabilidad política y de gestion de ese importante cargo, por razones aparentemente personales. Pero la realidad siempre es más compleja.
¿Por qué entonces esta huida? Veamos. Herrero es claramente del entorno de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que no debe ser precisamente un entorno de «cero» presión. Más bien todo lo contrario. Dicen que el estilo de trabajo de «la vice» es autoritario con los tiempos y las vidas de las personas, lo que hace pensar que pudo influir, y mucho, en la decisión de Herrero. Y les cuento más: entre las innumerables responsabilidades de «la vice» está el presidir todos los miércoles la comisión de secretarios de Estado y subsecretarios, en la que se perfilan la mayor parte de los asuntos que se elevan al Consejo de Ministros para su debate y aprobación los viernes. También se analizan los asuntos que han sido debatidos por la Comisión Interministerial de Asuntos Económicos y que se proponen también al Consejo de Ministros. Dentro de esa Comisión, tiene un papel muy importanteel subsecretario de Presidencia, Herrero, que, de hecho, es el número tres de la misma y del que depende la secretaría del Gobierno que se encarga de la compleja tarea de gestionar la agenda de estas reuniones de máximo nivel. Lo que viene a explicar la enorme responsabilidad de este puesto. Tras cinco años, Herrero no ha dejado la Administración. No ha sido cesado. Simplemente ha dicho basta. Ha puesto tierra de por medio y, a petición propia, ha sido nombrado consejero de Información en la embajada española en Buenos Aires. Ha dicho adiós con los mismos silencios y la misma discreción que ha caracterizado su buen hacer en la Administración.
En nombre propio
José Montilla
Presidente de la generalitat catalana
El tiempo apremia. La crisis deteriora las cuentas de cajas y bancos a un ritmo corrosivo y aprieta a directivos de todos los colores a fusiones de penalti y bodas apresuradas. Quien haya pensado que el manguerazo de euros a cuenta de la financiación va a hacer que el proyecto de la «Gran Caja Catalana» se retrase, es que no le ha echado un ojo al calendario electoral. El presidente de la Generalitat, si no se da prisa, podría plantarse el próximo año en los prolegómenos de unas elecciones haciendo malabares -entre mitin y mitin- para que no sea ninguna de las suyas la que caiga. Diez cajas catalanas destinadas a entenderse. Pronto.
José María Castillejo PRESIDENTE DE ZINKIA
Pocoyó, el famoso niño vestido de azul, y sus amigos, no han tenido el mismo éxito entre los mayores que entre los niños. Ha podido más la crisis que el tirón mediático de estos personajes. A 48 horas de su debut en el Mercado Alternativo Bursátil, la productora de la serie, Zinkia, suprimía su OPV pero mantenía la ampliación de capital. Sus accionistas tomaban esta decisión después de que la empresa se hubiese visto obligada a situar el precio definitivo del debut en 1,92 euros, muy por debajo de la banda fijada inicialmente: entre 2,65 y 4,09 euros. Nuestro gozo en un pozo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.