Opinión

Opinión

Hemeroteca > 19/02/2008 > 

CARTAS AL DIRECTOR

La crisis afganaEl último atentado terrorista en el sur de Afganistán reafirma de nuevo la profundidad de la crisis de seguridad en el país. Sin embargo, no es sólo la fuerza de los talibanes y otros

Actualizado 19/02/2008 - 03:49:03
La crisis afgana
El último atentado terrorista en el sur de Afganistán reafirma de nuevo la profundidad de la crisis de seguridad en el país. Sin embargo, no es sólo la fuerza de los talibanes y otros grupos insurgentes lo que pone en peligro el futuro del país surasiático. La creciente división en la OTAN profundiza la crisis de una manera sin precedentes. Dividida entre los países miembros que sufren lo peor de los combates en el sur del país y los que están desplegados en las zonas más seguras, la Alianza Atlántica no sólo pone en riesgo su propia existencia y credibilidad, sino el futuro de la democracia en Afganistán y la región vecina. Según la Constitución afgana, el presidente Karzai tiene que convocar elecciones presidenciales antes del 21 de abril del año que viene. Sin embargo, actualmente en muchas partes del país la OTAN no puede asegurar la seguridad necesaria para la celebración de dichas elecciones, convirtiendo la promesa de democracia en una cáscara vacía para el pueblo afgano. Si la OTAN no puede llegar a restablecer la seguridad, el asunto tiene que volver a la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU y tendremos que encontrar soluciones diferentes para salir de la crisis.
Jorrit Kamminga, investigador en el sur de Afganistán. Consejo de Senlis
Guardianes
de la cueva
Atávico o no, la realidad es que el concepto de que la mujer se debe quedar cuidando la cueva y a las crías, mientras el hombre sale de caza, continúa en nuestros días, incluso cuando ambos comparten la caza y la cueva. Opino que el concepto continúa con los «guardianes de la cueva»: el Poder Judicial. La ley se modificó en 2005, y en su exposición habla de corresponsabilidad en el ejercicio de la potestad en los casos de divorcio, pero nada cambia: la mujer a la cueva con las crías y el hombre a la caza, sólo que sin entrar en la cueva y dejando los frutos en la entrada.
La custodia compartida, aplicable por defecto en la mayoría de legislaciones de los países occidentales más avanzados, es en este país potestativa de los jueces. Sólo la conceden, y con reparos, cuando ambos progenitores están de acuerdo. ¿Cómo vamos a crear un país sin diferencias entre hombres y mujeres si el Poder Judicial consagra cada día las diferencias en los 172.000 casos de rupturas matrimoniales que se dan al año? ¿Cómo va a rehacer su vida en igualdad de condiciones la mujer que por sentencia judicial tiene que cuidar de la cueva de por vida, frente al hombre que queda prácticamente liberado?
El Código Civil, donde apenas media docena de artículos regula los conceptos de divorcio y relaciones familiares, se queda escaso para este siglo. Es hora de crear el Código de Familia, con una visión actual e igualitaria, concretando más la norma (sin caer en el agotamiento) e impedir la arbitrariedad y amplitud de criterio de jueces. La frase más oída,«¡depende del juez que te toque!», debería pasar a la historia.
Vicente Dalda García-Taheño
Correo electrónico
El chapapote «invisible»
Una investigación de la Universidad de Cádiz alerta de la contaminación en la bahía de Algeciras. Y es que el problema de la contaminación por distintos vertidos en la bahía de Algeciras es, en algunas zonas, mucho más importante de lo que supuso años atrás el desastre del «Prestige» en la costa gallega. La tesis confirma la capacidad ambiental de recuperación que tienen los fondos marinos ante un gran vertido como el del «Prestige» frente al importante deterioro que sufre Algeciras por moderadas dosis de vertidos durante un largo periodo de tiempo y que, en principio, no desatan tanta alarma social.
Resulta curiosa la opacidad que está habiendo con el vertido de petróleo en la bahía de Algeciras. La Junta de Andalucía apenas ofrece datos sobre la situación, Canal Sur no le da importancia y los medios de comunicación pasan de puntillas sobre el asunto. ¿Por qué? ¿No interesa? Pero, como dice el alcalde de La Línea, Juan Carlos Juárez, el accidente parece serio: «Unan ustedes el fondeadero de buques más importante del sur de Europa, los fuertes temporales de Levante, la presencia del parque natural del Estrecho y la falta de rigor técnico para controlar los barcos y tendrán como resultante un accidente marítimo con grave repercusión para el medio ambiente».
José Fernández González
Sevilla
Aclaración de Medio Ambiente
El editorial de ABC del 8 de febrero afirma, faltando a la verdad, que el actual Gobierno «derogó el PHN». El PHN sigue vigente y sus correspondientes anexos de inversión los está ejecutando este Gobierno, recuperando el tiempo perdido por el PP, quien sólo llegó a ejecutar el 6 por ciento del PHN en Murcia y el 8 por ciento en la Comunidad Valenciana. El Parlamento -todos los grupos menos el PP- derogó únicamente el trasvase del Ebro, que no obtuvo ni un solo euro de financiación de la UE. Basta leer el BOE para comprobar este dato.
Por otra parte, el programa AGUA (no el Plan Agua) no es precisamente «ineficaz», como sostiene ABC. Gracias al programa AGUA se ha garantizado, entre otras cosas, el abastecimiento a la población en el mayor periodo de sequía conocido en España desde que hay series estadísticas. También se han invertido casi 700 millones de euros en obras de emergencia y urgencia (el 62 por ciento en Murcia y la Comunidad Valenciana), garantizando el agua a la industria turística y hotelera de la Costa del Sol, Comunidad Valenciana y Murcia. La lista de deberes hechos es larga y no cabe en esta carta. A esto se le llama eficiencia, no ineficacia.
Juan Manuel de la Torre,
director del Gabinete del Ministerio de Medio Ambiente
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.