Internacional

null

Hemeroteca > 18/12/2005 > 

Zapatero elogia el acuerdo que deja por la mínima a España como receptor de fondos

Blair afirmó al concluir la cumbre de Bruselas que España es uno de los países que más dinero dejará de percibir en el nuevo presupuesto comunitario

Actualizado 18/12/2005 - 08:12:01
MARIBEL NUÑEZ, LUIS AYLLÓN

BRUSELAS. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cifró ayer en 16.181 millones de euros el saldo neto que tendrá España con la Unión Europea entre 2007 y 2013. Según los datos facilitados por el Ejecutivo, España pagará en el próximo periodo presupuestario 74.265 millones a las arcas comunitarias y recibirá 90.446 millones.

Zapatero, sin embargo, se negó a precisar a preguntas de los periodistas qué parte de esa cantidad corresponde a pagos diferidos procedentes del anterior Presupuesto (2000-2006) y dio a entender que lo facilitará durante el debate parlamentario del próximo miércoles. En él deberá explicar los resultados de la cumbre que se cerró en la madrugada de ayer en Bruselas con un acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno sobre las próximas perspectivas financieras.

Si se da por bueno el dato de saldo neto de 4.700 millones de euros facilitado por el Gobierno hace seis meses cuando España rechazó la propuesta de Luxemburgo en el anterior Consejo Europeo, nuestro país habría logrado un aumento de 11.443 millones de euros, pero entonces no se contabilizaron los pagos pendientes del anterior periodo, que, según algunas fuentes, podrían ser en torno a unos 9.000 millones como máximo.

Dado que el primer ministro británico, Tony Blair, aseguró que España, con 40.000 millones de euros menos, será uno de los países que más deje depercibir, y que entre 2000 y 2006 el saldo neto español fue de 47.450 millones de euros, se podría estimar, aunque el cálculo exacto es difícil de determinar sin conocer todas las variables, que lo logrado por España ahora sería un cantidad que estaría algo por encima de los 7.000 millones de euros.

Esa cifra es, en cualquier caso, superior a la propuesta luxemburguesa y también a la primera propuesta hecha por la Comisión Europea en febrero de 2004. A ello ha contribuido de manera importante un logro de última hora: el Fondo de 2.000 millones de euros para Investigación y Desarrollo (I+D), específico para España, que se repartirá entre las regiones españolas con los mismos criterios que en la actualidad se distribuyen los Fondos de Cohesión, de modo que las más desfavorecidas serán las que mayores partidas reciban.

En cuanto al Fondo de Cohesión, y a pesar de que estaba inicialmente previsto que España dejara de recibirlo como consecuencia de que la renta media española supera ya el 90% de la media de la UE tras la ampliación de la UE de 15 a 25 países, España consiguió una prórroga hasta 2013 por un importe total en el periodo de 3.250 millones de euros. A esta cantidad se le añaden 100 millones de euros para Canarias por su condición de región ultraperiférica y 50 millones para Ceuta y Melilla

En Fondos Estructurales que, a diferencia del Fondo de Cohesión sí tienen previsto un mecanismo paulatino, España recibirá tras el acuerdo 27.300 millones de euros, con lo que nuestro país se consolida como segundo receptor de Fondos Estructurales y de Cohesión por detrás de Polonia. En el capítulo de Política Agrícola Común (PAC), Desarrollo Rural y Pesca, los cálculos el Gobierno es que llegarán hasta España 44.129 millones de euros, lo que supone también ser el segundo principal beneficiario de este capítulo.

Inmigración

En el nuevo capítulo de política común de Inmigración, el presidente del Gobierno calculó en la madrugada de ayer que pueden llegar hasta España 400 millones de euros entre 2007 y 2013 a pesar de que este capítulo tiene una dotación financiera global de 800 millones de euros por un lado, destinados a políticas de vecindad con países frontera con la UE y el Fondo Europeo de Desarrollo, y de 4.400 millones por otro destinados al control de fronteras exteriores y a la repatriación de los inmigrantes ilegales a sus países de origen.

Por regiones, las Comunidades Autónomas de Valencia, Canarias y Castilla y León, que superarían el 75 por ciento de la renta media de la UE incluso si ésta se hubiera quedado sólo con 15 países, seguirán recibiendo fondos, integrándose progresivamente en las ayudas para las regiones más adelantadas de la UE. Las regiones conocidas como de «efecto estadístico»que, como consecuencia de la ampliación, superan el 75 por ciento de la renta media de la UE, seguirán recibiendo fondos del Objetivo 1 hasta 2013. Además, todas estas regiones recibirán, adicionalmente, una prima de 600 euros por cada parado que exceda de la tasa media de desempleo de estas regiones.

Receptores netos

En conjunto,a propuesta, que fue calificada de «muy positiva» por parte del Ejecutivo, sitúa a nuestro país como receptor neto de fondos en cada uno de los años del periodo presupuestario, tal y como quería el Gobierno.

En cuanto al «cheque» británico, una de las claves de esta compleja negociación europea que concluyó ayer en Bruselas tras 22 meses de tiras y aflojas, la reducción de 10.500 millones en todo el periodo aceptada por Blair supondrá que la aportación española a este mecanismo de compensación del que goza Reino Unido desde 1984 será de 450 millones. España, junto con Italia y Francia pagan dos tercios del «cheque»,
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.