Valencia

null

Hemeroteca > 18/11/2007 > 

Valencianos en la Valencia hermana

POR ALBERTO CAPARRÓSFOTO: MIKEL PONCEVALENCIA. 7.500 kilómetros separan la ciudad venezolana de Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del Rey -conocida como Valencia a secas- de la

Actualizado 18/11/2007 - 02:56:29
POR ALBERTO CAPARRÓS
FOTO: MIKEL PONCE
VALENCIA. 7.500 kilómetros separan la ciudad venezolana de Nuestra Señora de la Anunciación de la Nueva Valencia del Rey -conocida como Valencia a secas- de la capital del Turia. Dos urbes que, además de compartir nombre, se encuentran hermanadas.
En noviembre de 1973, el entonces presidente venezolano, Rafael Caldera, donó un busto de Simón Bolívar que, sostenido por una figura alada, permanece todavía hoy en la avenida de América.
Mientras que la Valencia española reluce estos días, convertida en capital mundial de la lucha contra el cambio climático, instaurada ya como icono indiscutible de la arquitectura de vanguardia y sede de algunas de las principales competiciones deportivas del planeta, su hermana de Venezuela anda enfrascada en revueltas estundiantiles contra el caudillo Hugo Chávez.
Las protestas representan la cara más desagradable de un país marcado por las ansias de poder de su presidente, que tras el incidente de la Cumbre Iberoamericana del pasado 10 de noviembre ha centrado sus iras en los intereses españoles, fundamentalmente los de carácter empresarial.
Tal como relataba ABC este martes, el peso venezolano en la economía valenciana es muy relativo, ya que se sitúa en una discreta cuadragésima segunda posición en el ranking de exportaciones, con apenas 53 millones de euros.
Sin embargo, ha sido precisamente este año cuando, al calor de los fondos de ayudas supranacionales y con el respaldo del Gobierno de Chávez, han arrancado las aventuras en dirección del país caribeño.
De Valencia a Valencia
Muchas de ellas se han gestado desde el despacho de la consultora Maluenca en la calle Sueca. Fuentes de la mercantil que dirige Enrique García -todo un experto en la exportación de negocios- explicaron a ABC que la sensación de sus clientes asentados en Venezuela es de «calma y tranquilidad». No hay noticias, transmiten, de que «Chávez haya ordenado un persecución» y, siempre atentos a las continuas algaradas del líder populista, sostienen que la cuestión se centra en un «incidente diplomático» que no «debería pasar a mayores».
Además, de acuerdo con las mismas fuentes, el hecho de que el embajador de España en Venezuela, Dámaso de Lario Ramírez, recogiera sus credenciales hace apenas un mes, provoca que el conflicto le haya cogido «prácticamente recién llegado al cargo».
En todo caso, hasta la fecha no hay motivos para la alarma entre los intereses valencianos. Desde Malueca recuerdan que el propio mandatario venezolano recabó ayuda de las mercantiles valencianas para la construcción de infraestructuras como puertos, astilleros, hospitales o líneas marítimas.
En esta línea, el país suramericano fijó sus ojos en firmas valencianas como Air Nostrum en la búsqueda de apoyos para reforzar sus conexiones aéreas.
Actuaciones de cooperación
Algunas de las inversiones valencianas en aquellas latitudes tienen un claro carácter de cooperación. Es el caso del Centro Superior de Hostelería de Turismo de Valencia, que trabaja en tareas de asesoramiento con el estado de Carabobo y pretende extender su labor a otros puntos de Venezuela.
El acuerdo persigue la creación de una red de hoteles que sirvan de escuela para la industria turística local.
Otro de los proyectos puestos en marcha pasa por el ramo de la seguridad alimentaria en la industria cárnica, en el que participa una empleada del Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX), junto con el Gremio de Carniceros de Valencia, bajo la supervisión de Maluenca.
Estas actuaciones cuentan con el respaldo financiero del propio estado venezolano y del Ministerio de Exteriores, a través de la Agencia Española de Cooperación.
En la actualidad, según apuntan las mismas fuentes, se está gestando un nuevo proyecto de capital mixto español y venezolano, también en el sector cárnico, en el que la materia prima abunda en Venezuela, aunque sus carencias formativas dificultan su transformación industrial. También de la mano de la consultora valenciana, Beta Hoteles trabaja en la búsqueda de terrenos para lanzar su expansión caribeña a través de Venezuela.
Perplejos y esperanzados
Todos ellos mantienen sus proyectos, perplejos ante una controversia que les resulta ajena y esperanzados en que la cosa no vaya a mayores, aunque con Hugo Chávez como protagonista cualquier desenlace resulta factible.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.