Deportes

Deportes

Hemeroteca > 17/11/2002 > 

Ferrero calibra su maestría ante Hewitt

Actualizado 17/11/2002 - 00:22:10
SHANGHAI (CHINA). Juan Carlos Ferrero-Leyton Hewitt, justa final del Masters. Ambos resolvieron, aunque con notables apuros, sus semifinales ante Carlos Moyá (6-7, 6-4 y 6-4) y Roger Federer (7-5, 5-7 y 7-5). Se da la paradoja de que los dos ganadores de los grupos previos, que llegaron invictos a la penúltima ronda, cayeron frente a rivales que habían tenido más dificultades para clasificarse.
El partido entre los dos tenistas españoles fue tan apasionante como suelen ser todos sus enfrentamientos. Y también como casi siempre Ferrero ganó a Moyá, aunque el encuentro no comenzó bien para el valenciano. Un tanto impreciso en el momento decisivo quizás por culpa de una bola muy discutida en un saque del valenciano que el árbitro dio como mala y que pudo cambiar el signo del marcador, cedió el primer set en el «tie-break».
Sin descomponerse por el contratiempo, Ferrero pasó a jugar su mejor tenis. Moyá ofrecía la máxima resistencia, pero no pudo evitar que su rival le rompiese el servicio en el primer juego. Una ventaja bien administrada por Juan Carlos hasta ganar la manga. En la tercera, Ferrero esperó pacientemente su oportunidad. Llegó en el séptimo juego y fue suficiente para resolver en 2 horas y 18 minutos.
El triunfo le permite a Ferrero aspirar a terminar la temporada como número tres del mundo. Para ello debe sumar los 50 puntos que se adjudica el campeón. Con ellos acabaría por detrás de Hewitt y Agassi.
El partido más largo
El segundo combate de la jornada fue protagonizado por Hewitt y Federer. Un duelo largo -tres horas- en el que el suizo se defendió como gato panza arriba. En la primera manga salvó hasta cinco puntos de set antes de verse superado.
En el segundo Federer apretó los dientes y, pese a ir perdiendo, reaccionó para, después de evitar un punto de partido, romper el saque del autraliano y ganar el set. En el tercero se mantuvo la emoción hasta el final. Hewitt se puso en ventaja, pero el suizo siguió en la pelea. Tuvo que rendirse, pero antes había salvado otros tres puntos de partido. Más no podían pedir los entusiasmados aficionados que llenaban el recinto.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.