Nacional

null

Hemeroteca > 17/07/2007 > 

Detenido el ex subdelegado del Gobierno en Barcelona por sus trabajos para la mafia rusa

La «operación Avispa» contra la mafia rusa, el mayor golpe en Europa contra el crimen organizado, deparó ayer otra sorpresa con la detención del que hasta el 18 de junio era subdelegado del Gobierno

Actualizado 17/07/2007 - 08:39:22
La «operación Avispa» contra la mafia rusa, el mayor golpe en Europa contra el crimen organizado, deparó ayer otra sorpresa con la detención del que hasta el 18 de junio era subdelegado del Gobierno en Barcelona, Eduard Planells. El sospechoso está acusado de prevaricación, cohecho y falsedad, supuestamente por haber facilitado permisos de trabajo y residencia a la organización mafiosa. Además, fuentes de la máxima solvencia consultadas por ABC aseguraron que también se investiga si dio datos sensibles sobre las investigaciones a alguno de los capos que huyeron «in extremis», si bien sobre este último asunto no hay por ahora datos concluyentes. El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, le toma hoy declaración.
El nombre de Planells ya había sido relacionado con este turbio asunto en septiembre del pasado año, cuando se supo que había hecho gestiones en favor de uno de los detenidos en la primera fase de la «Avispa», en concreto Malchas Tetruashvili. Este individuo está considerado lugarteniente de Tariel Oniani, un georgiano jefe de una de las organizaciones desmanteladas, conocida como Kutaiskaya, y que pudo escapar en el último momento del operativo que desplegó la Policía en junio de 2005.
Escuchas
La investigación que ha acabado con la detención de Planells, según las fuentes, arrancan de esa primera fase de la «operación Avispa», cuando durante la investigación se detectó que en la Subdelegación del Gobierno en Barcelona había comportamientos sospechosos a la hora de obtener determinado tipo de documentaciones y movimientos extraños de dinero.
Además, en las escuchas telefónicas se tuvo acceso a una en la que aparecía la voz de alguien a quien luego se identificó como el ahora detenido. Desde ese momento -ya se habían producido los primeros arrestos-, el entonces subdelegado del Gobierno en Barcelona pasó a ser objetivo de la investigación, que si bien en su mayor parte recayó en la Udyco Central de la Comisaría General de Policía Judicial, también ha contado, por su complejidad y amplitud, con la importante colaboración de la UCO de la Guardia Civil. Precisamente agentes del Instituto Armado fueron los que detuvieron ayer al ex subdelegado.
En la operación, además de Planells, fueron arrestados dos funcionarios de la Subdelegación -Gerardo González y Carmen Carballada-, un trabajador del Consulado ruso en Barcelona identificado como Víctor Ambiela y El Amin Akhazzan, un español de origen marroquí. Este último, arrestado en Tarrasa, trabaja en una gestoría y, al parecer, gracias a los contactos que mantenía con los dos funcionaros conseguía de manera irregular permisos de residencia.
Registros
Tras las detenciones, la Guardia Civil y la Policía registraron los domicilios de estas cinco personas, así como sus respectivos lugares de trabajo, en los que se intervino abundante material informático y documentación. Los agentes también obtuvieron autorización judicial para acceder al archivo de expedientes de extranjería de la Subdelegación.
El círculo sobre Planells comenzó a cerrarse en septiembre de 2006, cuando los investigadores encontraron una carta de recomendación a Tetruashvili firmada por él en mayo de 2001, cuando era coordinador de servicios de la Delegación del Gobierno en Cataluña y máximo responsable de Barcelona en materia de inmigración. En una entrevista televisiva, el propio Planells admitió que se reunió dos veces ese año con el mafioso, la primera por mediación del diputado de CiU y ex consejero de la Generalitat Antoni Fernández Teixidó.
En la primera reunión, según Planells, Fernández Teixidó presentó a Tetruashvili como presidente de una ONG que pretendía traer desde Rusia mano de obra cualificada para el sector de la restauración. El mafioso no tardó en volver a la Subdelegación para explicar que en la Embajada española en Moscú le ponían dificultades, por lo que pidió que le dieran una carta de presentación de la ONG. El ahora detenido se la proporcionó.
Planells afirma que esa fue la última vez que vio a Tetruashvili, aunque volvió a saber de él en 2002 por un proceso judicial abierto tras una inspección de trabajo por las contrataciones de emigrantes rusos. Aquello acabó con una multa importante, que el mafioso pagó. Tras aquel episodio, la Subdelegación le pidió que devolviera la carta de presentación y le ordenó que no la utilizara más, pero éste respondió en febrero de 2003 que ya no la tenía por haberla dado en nuestra Embajada en Moscú.
Catorce meses en prisión
Tetruashvili, israelí de 48 años, fue detenido en junio de 2005 y pasó unos meses en prisión hasta quedar en libertad bajo fianza. Dirige 14 sociedades mercantiles y es propietario de más de una veintena de restaurantes y de una cadena de comida asiática.
Los expertos en la lucha contra la mafia rusa consideran a este empresario el lugarteniente del capo de la organización georgiana Kutaiskaya, el grupo mafioso ruso que tenía mayor interés en aumentar sus actividades en España. Se trata de Tariel Oniani, quien abandonó precipitadamente España con su mujer -abandonó a su hija de 14 años, que estuvo meses bajo custodia de la Generalitat- sólo unas horas antes de que los GEO entraran en su casa para detenerlo. El cómo tuvo la «intuición» de huir en el último instante es un misterio, pero las fuentes consultadas recuerdan que Planells, como superior jerárquico de las Fuerzas de Seguridad en Barcelona, disponía de información sobre el operativo. «Hizo llamadas esos días -afirman las fuentes consultadas-, pero era lógico dado su cargo. Sabemos, además, que hubo fuga de datos que llegaron a algunos de los sospechosos. Lo que se investiga ahora es si ambas certezas están relacionadas».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.