Valencia

null

Hemeroteca > 17/05/2003 > 

La lluvia remata un mitin central de campaña de UV desierto de simpatizantes

Actualizado 17/05/2003 - 05:00:05
VALENCIA. Un aguacero rabioso en forma de tromba obligó anoche a suspender el mitin central de campaña de Unión Valenciana en la Plaza de Toros del Cap i Casal. José María Chiquillo se desgañitaba bajo un paraguas del todo insuficiente, mientras buena parte del escaso auditorio buscaba el resguardo de las puertas de acceso y, los menos, agitaban banderas de «Unió», impertérritos, bajo la lluvia. Fueron los técnicos de sonido los que levantaron acta de un K.O. técnico que se adivinaba antes de caer la primera gota. Con todo, tanto Valero Eustaquio, candidato a la Presidencia de la Generalitat, como Chiquillo, aspirante a la Alcaldía de Valencia, tuvieron tiempo de clamar por las esencias valencianistas y por la «sorpresa» que dará UV el 25-M, pese a las encuestas, pese a la lluvia también.
Maneras de espectáculo
El mitin pretendía maneras de espectáculo «lúdico-festivo», con generosidad de grupos de la «terreta», las «Popsptar» de Tele 5 y la actuación estelar de Raúl, que habían de prologar a los candidatos.
Hacia las 20,00 horas, las calvas de cemento de un tendido ocupado en una quinta parte de su capacidad -siendo generosos- sugerían el irremediable fracaso de una formación que hasta hace bien poco, en la legislatura pasada, tuvo en sus manos la llave de la gobernabilidad en la Comunidad. Cabe explicar la distancia -enorme- entre las expectativas de los convocantes y la desnuda realidad, en la pasión y animosidad con que los pocos asistentes bailaban, jaleaban, coreaban y agitaban banderas al ritmo inefable de Javier Boitia, que hizo de maestro de ceremonias junto a una tal Miss Colombia. Entre los asistentes invitados, quien fuera presidente del Consell Preautonómico, Enrique Monsonís; el ex presidente de las Cortes Héctor Villalba; Joan Brusca, en nombre de La Unió; y representantes de AVA y de diversas asociaciones ciudadanas. Un frontispicio improvisado de banderitas de Unió y pancartas contra la Academia Valenciana de la Lengua y el «pancatalanisme» servían de decoración.
Para calmar la urgencia de los periodistas despuntaron como teloneros políticos Enrique Monsonís y el alcalde de Alcàsser, Julio Chanza.
La «refundación» de UV
Monsonís, directo al grano, rechazó la idea de una «refundación» del partido y aventuró que la comunión con el Centro Liberal daría no pocos frutos. Despidió Monsonís con un alegato sobre los principios que no han de faltar y la «fidelidad» a la idea de «libertad y honradez». En términos parecidos se manifestó Julio Chanza, quien confió en que UV sea «la sorpresa» de las elecciones. «Cuando ni socialistas ni populares dan encuestas, por algo será», razonó.
No más dar la vuelta al ruedo la caravana de candidatos -la dieron- y comenzar Joel Mauri su actuación musical, la panza de burro que se cernía sobre el coso comenzó a desaguar. Valero Eustaquio tomó el escenario como la tromba, por sorpresa, y agitó al público valencianista, aproximadamente 2.000 fieles, arremetiendo contra el PHN del PP:
«Es pura propaganada; nosotros sí traemos agua», dijo, y trompeó optimismo: «Vamos a ser la gran sorpresa». Chiquillo añadió que «además de agua» traerá «justicia y libertad», pero no venció ante los elementos. Poco antes denunciaba en un encuentro fortuito con periodistas que «ante la coalición PSPV-EU y la coalición PP-Bloc, Unió es la única alternativa».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.