Opinión

Opinión

Hemeroteca > 17/04/2008 > 

CARTAS AL DIRECTOR

Respuesta de Hermann TertschTan sólo unas líneas para comentar mi enorme satisfacción de saber -por la carta que se publicó ayer en esta sección- que el comité de redacción de El País considera que

Actualizado 17/04/2008 - 02:54:19
Respuesta de Hermann Tertsch
Tan sólo unas líneas para comentar mi enorme satisfacción de saber -por la carta que se publicó ayer en esta sección- que el comité de redacción de El País considera que «todos estamos en el mismo bando» y que «es de justicia reconocerlo». Nos referimos a la lucha contra ETA. Pero si tiene ese comité algo de memoria, habrá de recordar que ni su periódico ni su comité estuvieron en el mismo bando de los que no quisieron comulgar con las ruedas de molino del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero durante la negociación con ETA. Cuando el presidente del Gobierno, la vicepresidenta, el ministro del Interior y tantos otros implicados en aquella desgraciada aventura del llamado «proceso de paz» aseguraban, primero que se cumplían las condiciones para la negociación (mentira) y, después, que se habían roto las negociaciones tras el atentado de la T-4 (mentira también) hubo muchos periodistas en España que alzaron la voz contra esta intoxicación continua. Sólo recibieron como respuesta descalificaciones e insultos en artículos, columnas e incluso editoriales. El comité de redacción de El País no tuvo mayor problema en que desde su periódico se vertieran todo tipo de manifestaciones de desprecio contra todo periodista que no comulgara con las mentiras del Ejecutivo difundidas y defendidas con entusiasmo militante por el que ahora se considera agredido.
Agredidos han sido, incluso físicamente, cadenas de radio, periodistas y políticos que no creían en la tesis, extendida por columnistas, dibujantes e informadores de diversos periódicos afines al Gobierno socialista como el suyo, de que Batasuna y ETA querían la paz y el Partido Popular poco menos que añoraba muertos por el terrorismo y dinamitaba la paz deseada fervientemente por De Juana y Otegui y los negociadores socialistas. «No deberíamos en nuestra profesión propiciar ni alentar insultos ni descalificaciones entre profesionales como moneda de cambio, al menos no es nuestro estilo», nos dicen. ¿Están seguros? Busquen en su archivo.
En todo caso me congratulo de que hayan cambiado de opinión, el periódico El País y el propio Aizpiolea y consideren que los demócratas estamos todos en un bando y los terroristas y sus cómplices en el contrario. Pero habrán de reconocer que no ha sido la impresión dada durante la anterior legislatura.
Hermann Tertsch
Cuestión resuelta
Por aquello de mantenerla y no enmendarla, el Gobierno de Aragón va a encargar un estudio para determinar si el agua que, procedente del Ebro en su desembocadura, se trasegará hasta Barcelona es o no es un trasvase. Valiente decisión, extraordinaria actitud política la de este intrépido Gobierno. En lugar de convocar un pleno de sesudos juristas revueltos con la flor y nata de los ingenieros de Caminos, me atrevo a proponerles una alternativa que no por sencilla estimo menos eficaz. Podría el presidente del Gobierno aragonés, señor Iglesias, encabezar una reducida comitiva, compuesta no necesariamente por juristas e ingenieros sino por baturros acreditados y con visión suficiente, para dirigirse hasta unos pocos kilómetros antes de donde el Ebro desemboca en el mar. Una vez allí, formarían un pequeño corro y procederían a examinar si lo que ha de salir de allí para que, a través de 60 kilómetros de gruesa tubería y un par de impulsiones hasta el depósito de La Abrera en Barcelona, es agua o por el contrario alguna otra sustancia de difícil identificación. Si se tratara de agua, la cuestión quedaría resuelta: es un trasvase.
Así, de este modo tan sencillo, el Gobierno aragonés podría aplicar sus originales artículos 19.3 y 72 de su renovado Estatuto por el cual tratan de impedir cualquier trasvase, aunque sea de ideas, sin necesidad de recurrir a la convocatoria de expertos en la materia.
Juan Guillamón
Correo electrónico
Ministerio de Igualdad
Espero que el nuevo Ministerio de Igualdad ayude realmente a que todos los españoles seamos iguales. Mucho trabajo va a tener la nueva ministra y, por sus primeras declaraciones, veo que tiene una visión muy limitada de los problemas de desigualdad y discriminación existentes entre los españoles.
Cualquier esfuerzo para reducir la violencia es loable, siempre que estas discriminaciones no supriman la presunción de inocencia de los hombres. Lo contrario se prestaría a abusos que no engendrarían sino nuevas violencias.
Carlos Ruiz
Madrid
Una vez más
se repite la tragedia
Casos como estos superan la ficción más penetrante e imaginativa. Absolutamente escalofriante el caso del asesinato de Teresa, madre de un hombre esquizofrénico. Ángelo, como así se llama, acuchilló a su víctima y la decapitó. Con la cabeza en la mano se paseó por las calles de un pueblo murciano, ante la atónita mirada de la gente. Al parecer Teresa ya había denunciado a su hijo en varias ocasiones y en diferentes estamentos de la Justicia. Estuvo recluido en un centro psiquiátrico durante un tiempo, pero la orden de alejamiento que pesaba sobre él fue levantada hace meses.
Una vez más, somos testigos de la ineficacia de las autoridades para dar solución a un nuevo episodio de los que tristemente se vienen repitiendo en cualquier punto de nuestra geografía, sin que se ponga un remedio contundente y eficaz.
Carmen Alcántara
Correo electrónico
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.