Comunicación

null

Hemeroteca > 17/04/2003 > 

Luis Alfonso Fernández: «En Venezuela no hay misiles como en Irak, pero los periodistas somos blanco»

Las imágenes captadas por este periodista permitieron identificar a los asesinos de la matanza perpetrada en Caracas el 11 de abril de 2002, cuando simpatizantes de Chávez dispararon contra una manifestación pacífica. 19 personas murieron. Los asesinos están en libertad condicional

Actualizado 17/04/2003 - 23:51:38
Sus Majestades los Reyes entregaron el premio a Luis Alfonso Fernández. EFE
Sus Majestades los Reyes entregaron el premio a Luis Alfonso Fernández. EFE
MADRID. Luis Alfonso Fernández, reportero de la cadena venezolana de televisión «Venevisión», logró captar con su cámara las imágenes en las que simpatizantes del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, disparaban contra una manifestación pacífica de la oposición que se aproximaba al Palacio de Miraflores, en el centro de Caracas. Aquel día, el 11 de abril del año pasado, diecinueve manifestantes murierony Chávez fue apartado por unas horas del poder y, después, restablecido por los militares.
Gracias a las imágenes filmadas en aquellos violentos momentos por Luis Alfonso Fernández, se pudo identificar a los responsables de la tragedia y detenerlos. Pero la vida del reportero cambió drásticamente. Él y su familia tuvieron que abandonar su casa y ocultarse. Luis Alfonso Fernández se convirtió en «un objetivo» del régimen chavista. Desde entonces se siente amenazado. Los asesinos, sin embargo, hace unas semanas fueron puestos en libertad condicional por la Justicia venezolana.
Fernández acaba de recibir en Madrid de manos de Don Juan Carlos el Premio Internacional de Periodismo «Rey de España 2002» por el reportaje «La masacre en el centro de Caracas», emitido el mismo día de la tragedia.
-¿Por qué se siente amenazado tras haber emitido esas imágenes?
-Después de grabar las imágenes, yo tuve que salir, por primera vez en mi vida, con toda mi familia de mi casa. En Venezuela hay mucha impunidad en estos momentos. La Disip, que es la Policía política, me estuvo persiguiendo, y en Caracas hay una guerrilla urbana, fanática del presidente, que está armada hasta los dientes. Cada vez que salgo de casa estoy muy pendiente de mi seguridad, porque ya se han producido más de 200 agresiones a periodistas en Venezuela y un reportero gráfico murió. Como somos blanco, en cualquier momento nos pueden matar.
-Habla como si fueran reporteros de guerra...
-Quiero decir que lamento mucho la muerte de los periodistas españoles en Irak. Nunca he estado en una guerra sino en la guerra de mi país. En Venezuela no hay misiles ni bombas como en Irak, pero hay disparos como en Colombia y los periodistas somos blanco. Nuestra carrera es de alto riesgo.
-¿Conocía usted la identidad de las personas que estaban disparando contra los manifestantes cuando las filmó?
-No sabíamos quiénes eran esas personas, pero después, gracias a las imágenes, se logró identificar a dos de ellos, que trabajan en los Ministerios del Gobierno, y a otro, que es concejal del partido de Gobierno, Quinta República.
-Precisamente, esas imágenes fueron utilizadas como prueba ante el juez para identificar a los culpables.
-En efecto, aunque lamentablemente las personas que salen en las imágenes ya fueron puestas en libertad condicional por la Justicia venezolana. Yo no soy juez, soy periodista, pero lo que sí puedo decir es que hay una impunidad tremenda en el país. Además, familiares de las víctimas (una era española) vinieron a España para tratar de abrir un juicio y, ahora, han recurrido al Tribunal Penal Internacional con estas evidencias. Creo que eso es lo más importante de nuestro trabajo: que sirva como evidencia.
-¿Qué le dijeron los Reyes cuando le entregaron el premio durante la audiencia en el Palacio de La Zarzuela?
-Los Reyes se mostraron muy preocupados por la situación de los periodistas que trabajan en Irak y se refirieron también a la situación de los países de los informadores que fuimos galardonados. Respecto a Venezuela, mostraron su preocupación y nos felicitaron por el trabajo que se está haciendo a nivel periodístico.
-Pues Chávez no piensa lo mismo...
-No, el presidente de la República dijo que el material que nosotros grabamos era un material forjado en un laboratorio, pero yo estoy tranquilo con mi conciencia, pues no he cometido ningún delito. Soy un periodista al que le encanta su trabajo. Voy a seguir trabajando, aunque a veces me da un sentimiento de tristeza por el hecho de que tengamos un presidente como Chávez, que ha perdido mucha popularidad.
-En esas circunstancias, que le concedan el Premio Internacional de Periodismo habrá sido muy significativo para usted.
-Cuando nos concedieron el Premio Rey de España, el cámara y yo dijimos que no era un premio para nosotros, sino para todos los periodistas y cámaras de Venezuela que de alguna manera se sienten agredidos en este momento de conflictividad. En Venezuela, los periodistas somos objetivos. Por primera vez, tenemos que salir a la calle a buscar la información con chalecos anti-balas y cámaras anti-gas, porque somos blanco, porque nos siguen agrediendo lamentablemente los simpatizantes del presidente Hugo Chávez. Estamos muy preocupados por la situación. El premio nos llena de alegría, pero queremos dedicarlo a todos los reporteros que trabajan bajo riesgo en Venezuela o en la guerra de Irak. También queremos hacer un reconocimiento a los periodistas españoles y de otras nacionalidades que han perdido la vida en ese conflicto.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.