Cultura

Cultura

Hemeroteca > 17/02/2008 > 

El arte, un refugio en tiempos de crisis

POR NATIVIDAD PULIDOMADRID. Tangencialmente. Así creía Lourdes Fernández, directora de ARCO, antes de que abriera sus puertas, que afectaría a la feria la crisis económica internacional. Las caídas en

Actualizado 17/02/2008 - 02:45:13
PABLO MESEGAR  Un hombre observa en la galería Manuel Barbié un óleo sobre lija de Miró cuyo precio es de 750.000 euros  ABC  «Man at Washbasin», de Bacon (galería Marlborough), cuesta  23,2 millones de euros, el precio más alto de una obra en ARCO
PABLO MESEGAR Un hombre observa en la galería Manuel Barbié un óleo sobre lija de Miró cuyo precio es de 750.000 euros ABC «Man at Washbasin», de Bacon (galería Marlborough), cuesta 23,2 millones de euros, el precio más alto de una obra en ARCO
POR NATIVIDAD PULIDO
MADRID. Tangencialmente. Así creía Lourdes Fernández, directora de ARCO, antes de que abriera sus puertas, que afectaría a la feria la crisis económica internacional. Las caídas en picado de las Bolsas semanas antes, el «crack» de la burbuja inmobiliaria y la crisis hipotecaria en EE.UU. hacían temer lo peor. Pero, ¿cómo afecta, en realidad, todo esto al mercado del arte? ¿Se resiente a corto plazo? ¿Es un valor seguro para los inversores?
Antes de conocer la opinión de los expertos, unos datos a tener en cuenta: según Artprice (empresa on-line líder de información sobre el mercado del arte), «los artistas contemporáneos están disfrutando de una gran popularidad y un crecimiento excepcional». Entre septiembre de 2001 y julio de 2007, el sector del arte contemporáneo experimentó un alza progresiva de las cotizaciones de un 233 por ciento. Las subastas de noviembre de Sotheby´s y Christie´s en Nueva York superaron los 1.000 millones de dólares. Se habla ya de la «burbuja Warhol»: la cotización de este artista se ha multiplicado por cuatro desde 1997. Otros como Hirst, Koons o Gursky siguen intratables.
Picasso, el más rentable
España se ha colocado ya entre las diez primeras plazas de subastas de arte contemporáneo. Eso sí, muy lejos aún de las tres primeras: Estados Unidos, Reino Unido y China. A pesar de que, según Artprice, en la lista de los 100 artistas más cotizados y rentables del mundo Picasso sigue siendo el número uno, y otros artistas patrios están bien situados (Miró en el número 12, Gris en el 59 y Dalí en el 70), nuestro país se sitúa aún muy lejos de otros en cuanto a mercado del arte: contribuye con sólo el 0,6% de cuota a las transacciones globales relacionadas con el arte. Según un informe de la Asociación de Artistas Visuales de Cataluña, la creación plástica en España genera una actividad económica de 1.468 millones de euros anuales y representa un Valor Añadido Bruto (VAB) sobre la economía española de 824 millones anuales. Supone un 0,18% del sector servicios y un 0,12% del VAB total de la economía española.
La opinión generalizada de los expertos es que el arte es un valor refugio del mercado y que, de alcanzarle la crisis económica, no será de pleno ni a corto plazo. Miguel Soler-Roig, presidente de Ars Fundum, cree que «si en los próximos meses se recupera la economía, el arte no se verá afectado». Él sitúa en un plazo de 12 a 18 meses la horquilla de tiempo para que una crisis económica alcance al mercado del arte: «Es una buena alternativa diversificar tu cartera de inversión y el arte es un valor refugio».
No lo tiene tan claro Silvia González Huggler, directora asociada de UBS Art Banking. «Uno de los principales termómetros del mercado artístico son las subastas de arte contemporáneo en otoño en Nueva York. Los resultados nos dicen que el arte contemporáneo sigue al alza de momento. Pero en general el mercado del arte reacciona siempre con algo de retraso a la caída de las Bolsas a nivel mundial. Por esa razón es algo delicado decir que el arte contemporáneo continúa mostrándose como un valor refugio frente a otro tipo de inversiones que pueden generar de momento menor confianza». Advierte que uno de los problemas del mercado del arte es «su falta de transparencia: hay poca información oficial sobre las transacciones. Además, la liquidez en el mercado del arte no es tan rápida como ocurre con las acciones en Bolsa».
Soler-Roig disiente: «Siempre hay un buen momento en arte para vender; hay muchas vías para obtener liquidez: vía instituciones, museos, colecciones privadas, subastas...». En estos momentos, su consejo es dedicar entre un 10 y un 15 por ciento de una cartera de inversión en arte, «porque es un momento de incertidumbre. Si se especula con arte hay un riesgo, pero a largo plazo nunca te equivocas invirtiendo en arte». Alain Bouvrot, vicedirector de UBS Art Banking, afirma que «el arte nunca puede servir como inversión: tiene costes muy altos de comisiones, seguros, transportes... te supone viajar a ferias, hoteles... Eso no ocurre en la Bolsa. La experiencia nos dice que las crisis económicas no tienen una relación clara con el mercado del arte».
Si las subastas son un buen termómetro, los resultados demuestran que goza de una salud excelente. Sotheby´s cerró 2007 con unas ventas de 62.000 millones de dólares (se incrementaron en un 51% respecto a 2006) y Christie´s, 63.000 millones (un aumento del 36%). Y un dato muy significativo: las ventas de arte contemporáneo aumentaron en Christie´s un 75%. Este mismo mes vendió esta firma en su sede londinense un «Tríptico» de Francis Bacon por 35,2 millones de euros, la obra contemporánea más cara vendida en Europa. Precisamente, otra pieza de Bacon, «Man at Washbasin», es la más cara que se ofrece este año en ARCO. Está en el «stand» de la galería Marlborough. Su precio, 23,2 millones de euros. Entre las obras más cotizadas de la feria también está un óleo sobre lija de Miró de 1935, que estuvo en depósito en el MoMA durante 22 años, y que la galería Manuel Barbié ofrece por 750.000 euros. Hay obras de Botero por 960.000 euros, de Baselitz por 440.000, de Gilbert & George por 300.000...
Pablo Melendo, nuevo consejero delegado de Sotheby´s en España, tras permanecer doce años en Christie´s, también subraya que «el arte es un valor refugio. Puede resentirse 2 ó 3 años después de una crisis, pero el arte es un valor sólido y seguro. Para lo muy bueno en arte siempre hay mucho dinero». ¿Cómo ve la pugna que mantuvieron hace un año grandes magnates con obras de Picasso, Pollock y De Kooning por ver quién compraba la obra más cara? «Hoy más personas muy, muy ricas que hace años. Todos quieren dejar su impronta en el mundo del arte y pugnan por ver quién tiene el warhol más grande y más caro. Como ya quedan pocas joyas de arte antiguo y moderno en el mercado , ahora los precios más elevados se dan en arte contemporáneo, donde sí es posible encontrar aún grandes piezas y margen para que se revaloricen las obras».
Hoy el dinero se centra en Nueva York, Londres, Hong Kong y Arabia Saudí. Pero hay mercados de arte emergentes como China, Rusia, India y Dubai, muy potentes: están pagando fortunas y rompiendo récords. Respecto al español, lo ve muy sólido y le gustaría que regresaran las subastas de Sotheby´s a nuestro país. De momento ve viable que las subastas de arte español del XIX en Londres se extiendan al arte moderno y contemporáneo. Asiduo de ARCO, cree que Picasso sigue siendo un valor seguro absoluto, aunque hay otros nombres, dice, que están pegando fuerte como Richter, Fontana y, entre los españoles, Juan Muñoz, Barceló o Palazuelo. «Moriría por un dibujo de Matisse», confiesa. ¿Y quién no?
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.