Sociedad

null

Hemeroteca > 17/02/2007 > 

Ciencia, mentiras y un mono muerto... la polémica está servida

La doctora Almudena Ramón Cueto presentó en diciembre último una querella contra el director del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia, Rubén Moreno, por falsedad, apropiación

Actualizado 17/02/2007 - 15:52:22
La doctora Almudena Ramón Cueto presentó en diciembre último una querella contra el director del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia, Rubén Moreno, por falsedad, apropiación indebida, delito contra la propiedad intelectual, trato degradante y coacción. Es el penúltimo capítulo de un proceso que se precipitó el 2 de junio de 2006 cuando el responsable del CIPF comunicó a Ramón Cueto que había sido destituida como directora de la Unidad de Regeneración Neural, que ella misma creó en 2000.
La investigadora vallisoletana ofreció ayer en el Museo de la Ciencia de Valladolid una conferencia en la que explicó los resultados de su trabajo sobre el autotrasplante de glía envolvente olfatoria en primates en el tratamiento de lesiones medulares. Se trata, según aclaró Almudena Ramón, de una terapia basada en células obtenidas del bulbo olfatorio que, una vez tratadas, son capaces de regenerar la fibra nerviosa de una médula destruida por un trauma y recuperar las conexiones nerviosas.
Signos de mejoría
Tras probar este tratamiento en roedores, el equipo encabezado por la doctora Ramón Cueto ha estado durante los últimos años trabajando con primates a los que se ocasionaba una lesión medular. De hecho, uno de estos monos, llamado Chiqui, comenzó al mes y medio de recibir la nueva terapia a controlar la colocación de sus extremidades inferiores. Posteriormente, en colaboración con la Universidad de California, se comprobó una progresiva recuperación de la estimulación eléctrica a través de la médula dañada.
En estos momentos esta investigación -que cuenta desde 2001 con el apoyo financiero del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Junta de Castilla y León, la Generalitat Valenciana y la Fundación Investigación en Regeneración del Sistema Nervioso (FIRSN)-, está interrumpida, puesto que, como denunció Almudena Ramón, el mono fue sacrificado el año pasado por los responsables del centro de investigación de Valencia tras lograr una autorización de su comité ético, alegando sufrimientos del animal. «Era algo totalmente falso. Se ocultó la verdadera situación del primate, tal y como comprobaron conmigo otros tres doctores». De hecho, la doctora vallisoletana presentó un video donde estos expertos examinan al mono y concluyen que está en perfecto estado a excepción de su parálisis. Dentro de este enfrentamiento, Ramón Cueto subrayó que ni siquiera ha recibido muestras de los tejidos del animal muerto, además de tener vetado el acceso al laboratorio desde el 14 de julio último. Según la investigadora, si pudiese continuar su labor, en dos años podría hacer ensayos clínicos en humanos.
Uso fraudulento
También para su sorpresa, la investigadora comprobó cómo una colaboradora suya, Victoria Moreno, utilizó células de la investigaciones de forma fraudulenta para modificarlas genéticamente. Para lograr esta variación, habrían utilizado presuntamente la tecnología de un laboratorio, cuyo nombre se negó a desvelar. Por ello, la FIRSN ha presentado una querella a Victoria Moreno por presunto delito de estafa.
Preguntada por si pudiera haber otras investigaciones paralelas tras el veto, Ramón Cueto se limitó a decir que el Centro de Parapléjicos de Toledo investiga una terapia con células modificadas genéticamente. «La diferencia está en que mi tratamiento, al ser autotrasplante, no admite patentes y el otro, sí. Mi labor es científica, no económica».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.