Cataluña

null

Hemeroteca > 17/02/2002 > 

«Penya Punyalada», los colores del tiempo recobrado

Actualizado 17/02/2002 - 23:47:01
Rusiñol, en primer plano,  en la tertulia de madrugada del «Olímpic Bar». S. G.
Rusiñol, en primer plano, en la tertulia de madrugada del «Olímpic Bar». S. G.
«Las casas, los caminos,las avenidas son fugitivos como los años», escribió Proust «por el camino de Swann». En el paseo de Gracia, esquina Rosellón, abría sus puertas hasta hace muy poco el restaurante «La Punyalada». Ocupado actualmente por una agencia bancaria, el local albergó una peña que congregó durante décadas a numerosos artistas catalanes. Estos días, la Galería d´Art Arnau (Provenza, 376) recupera con fotografías y los óleos de Ricart, Griera, Florit y Curós aquel microclima tertuliano.
EL «OLÍMPIC BAR»
Como explica Josep M. Cadena, «La Punyalada» comenzó sus días como taberna en la que abrevaban los carreteros camino de la Vila de Gràcia. En realidad, explica, el nombre originario del local era «Olímpic Bar», hasta que un día alguien murió de un navajazo, de ahí la denominación con la que pasaría a la posteridad. En el primer tercio de siglo Santiago Rusiñol hizo de aquel establecimiento uno de sus puntos de reunión tertuliana, ya que le quedaba cerca de casa.
En un reportaje de la revista «Imatges», Melcior Font y el fotógrafo Cases siguen en junio de 1930 la ruta diaria de Rusiñol, desde que se levanta a mediodía hasta las cinco de la mañana. El autor de «L´auca del senyor Esteve» pinta un rato y a media tarde visita a su amigo, el editor López, en la Llibreria Espanyola de La Rambla. Después de la cena cumple con el ritual acostumbrado: primero hace la ruta de los teatros barceloneses -Novedades, Romea, Talia, Teatre Nou- y hacia las dos de la mañana entra en el «Olímpic Bar», o sea, «La Punyalada». Así lo describe Font el verano del 30, un año antes de su muerte: «Li guarden sempre un lloc al mig. La majoria són músics. Hi ha una pila d´aficionats a la pilota basca. De literats gairebé no n´hi ha. Això dona una gran vivacitat a la penya».
Entre los peñistas sobresalen Francesc Pujols y Rafael Moragas «Moraguetes». Tocan todo tipo de temas. La cuestión, escribe Font, «és encarrilar la conversa per aguantar el punt: arribar a fer-se de dia sense ensopir-se».Al acabar la tertulia, a eso de las cinco de la mañana, Rusiñol salía de «La Punyalada» y se iba directo al quiosco para comprar los periódicos.
El retrato de aquel mundo quedaría resquebrajado por la guerra. Mucho tiempo después, en los años sesenta, el local del paseo de Gracia fue el punto de encuentro del pintor Emili Bosch Roger, el escultor Martí Llauradó y el coleccionista de arte Gustau Camps. En 1964 nacía la peña, «más importante y numerosa de carácter artístico que existió en la ciudad después de la guerra civil», en palabras de Josep M. Cadena. Cada sábado después de comer Gustau Camps convocaba en las mesas del bar a una legión de pintores; escultores como Josep Viladomat; los críticos Enric Jardí, Santos Torroella, Cadena y Cortés, el librero Joan Marca, el periodista y cronista de la ciudad Avel.lí Artís «Sempronio», entre otros. También asistieron a la tertulia el académico Guillermo Díaz-Plaja o el magistrado y crítico de arte Cesáreo Rodríguez-Aguilera. Como recuerda Cadena, la «Penya Punyalada» convocó un premio de pintura tan concurrido, «que culminó en una cena bajo una carpa que, durante unas horas, interrumpió el tráfico del paseo de Gracia».
DECADENCIA Y CIERRE
En la década de los noventa el restaurante entró en una decadencia que culminó con su cierre poco antes de morir el siglo. Hoy, el microclima de la desaparecida peña solo es aprehensible en los óleos de cuatro artistas que condensaron entre colores aquel ambiente multitudinario. Manuel Ricart Serra, Rafael Griera, Josep Lluís Florit y Jordi Curós consiguieron el milagro. Sus pinceles colorearon el tiempo recobrado. Si las casas son tan fugitivas como los años, como escribió Marcel Proust, la recuperación de una imagen quizá nos permita rescatar el instante nacido entre humores sabatinos y aromas de café.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.