Sociedad

null

Hemeroteca > 17/02/2001 > 

Más de cien detenidos de una red que prostituyó a doscientas mujeres

La Policía ha desarticulado una organización internacional dedicada a la falsificación de documentos y a la introducción ilegal de mujeres en España para su explotación sexual en locales de la Costa del Sol, Bilbao y Burgos. La operación, que comenzó en diciembre, permitió la detención de 130 personas, la mayoría húngaras. Se calcula que unas 200 mujeres pudieron caer en sus manos.

Actualizado 17/02/2001 - 00:45:35
La mayoría de las mujeres procedían del Este de Europa y Suramérica. ABC
La mayoría de las mujeres procedían del Este de Europa y Suramérica. ABC
La mayor parte de los detenidos son mujeres de la Europa del Este y de Suramérica que se encontraban en situación irregular en España y que, en su mayoría, trabajaban en locales de alterne de la Costa del Sol, Bilbao y Burgos. Las detenidas se dedicaban a lo que en el argot se conoce por «hacer plaza». Es decir, trabajaban en uno de los clubes durante 21 días, para posteriormente ser intercambiadas a otro de los establecimientos. Así, la red evitaba los controles policiales periódicos, la presentación de denuncias, el hecho de que los clientes llegaran a entablar amistad con alguna de las mujeres y que pusieran en conocimiento de las autoridades su situación.
Después de sucesivas investigaciones, la Policía consiguió desarticular dicha organización, dedicada a la falsificación de documentos y a la introducción ilegal de mujeres en territorio español. En la operación fueron detenidos los principales responsables de la red, integrada en su mayoría por ciudadanos húngaros. Según informó ayer la Dirección General de la Policía, las investigaciones continúan abiertas.
A FINALES DE DICIEMBRE
La operación, realizada por los agentes de la Unidad Central de Extranjeros de la Dirección General de la Policía, en colaboración con las Brigadas Provinciales de Extranjería y Documentación de Bilbao, Málaga y Burgos, comenzaron a finales de diciembre cuando se detectó un grupo organizado integrado por ciudadanos húngaros que introducía ilegalmente en España a mujeres de su país. Posteriormente, las distribuía en diferentes clubes de alterne, con cuyos responsables mantenían una conexión estrecha. El grupo principal residía en la Costa del Sol. Los agentes detuvieron a siete miembros en un piso de Málaga y a otros cinco en un inmueble de Benalmádena. En la primera de estas viviendas se intervinieron sellos falsos con el anagrama de entrada del aeropuerto Madrid-Barajas y el de Viena, además de una pequeña imprenta para falsificar documentos y envases de tinta roja, y otros objetos utilizados para estampar sellos falsos en los pasaportes con los que prorrogaban la estancia de sus víctimas.
En la operación se han inspeccionado seis clubes de alterne, tres de ellos en Málaga, dos en Bilbao y uno en Burgos, además de practicarse cuatro registros domiciliarios. Lo más complicado de la investigación, según la Policía, fue obtener los datos de las verdaderas actividades de los integrantes de la banda, ya que estas redes suelen actuar a través de testaferros que cambian con frecuencia. En Bilbao, los agentes comprobaron que en el Hotel Pelícanos, controlado por la sociedad mercantil «Kratse», trabajaban varias mujeres de Centroeuropa, que portaban pasaportes falsos. Otros establecimientos inspeccionados son el club «Star» y el hostal «La Brújula» en Monasterio de Rodilla (Burgos), donde fueron arrestadas dos inmigrantes ilegales, y el club «Scándalo», en el que fueron detenidas 27 personas. También, el club «Stark 92» de Fuengirola, donde fueron detenidas cuatro personas, y el club «Puerto Cherie» de Benalmádena Costa, en el que fueron arrestadas cinco personas.
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.