Nacional

null

Hemeroteca > 17/02/2001 > 

Zapatero califica de «error histórico» no lograr un pacto sobre inmigración

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió ayer al Gobierno de que «cometerá un error histórico» si rechaza negociar un «gran acuerdo nacional» sobre inmigración que, según explicó, no debe reducirse a los partidos políticos, sino que ha de ser un «pacto cívico, político y social» que «trasciende a una ley» y que debe suponer, en su concepción, «la refundación de un pacto constitucional».

Actualizado 17/02/2001 - 00:39:53
El líder del PSOE señaló que el Gobierno «puede decir que no hoy, mañana», pero él seguirá insistiendo «con tenacidad» en que es «imprescindible, vital y crucial» alcanzar «un gran pacto nacional» sobre la inmigración, porque «no es un problema de plazo ni de tiempo», y la forma en que se resuelva marcará los «fundamentos de la convivencia» para el siglo XXI.
«Yo seguiré reclamando el debate y el acuerdo, porque eso es lo que quiere la sociedad», aseguró, aun en el caso de que finalmente su partido opte por llevar la Ley de Extranjería ante el Tribunal Constitucional, ya que «cometeríamos un grave error como país si pensáramos que el debate esencial es si la ley es constitucional o no, y yo creo que roza preocupantemente la Constitución». Ante esta posibilidad, que el PSOE se «reserva», adelantó que no consideraría una falta de disciplina que algún gobierno autonómico socialista siguiera esta vía.
En su opinión, la clave está en «ganar la mayoría social» y «la izquierda habrá perdido la batalla de fondo» si no logra provocar un «gran debate de fondo» que permita afrontar la inmigración desde planteamientos que vayan más allá de «la coyuntura» y lo convierta en motivo de un nuevo «pacto constituyente».
«PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL»
Zapatero insistió en que el fenómeno migratorio debería ser dejado al margen de la confrontación política y dio a entender que si el Gobierno no cambia de actitud, será porque antepone «un puñado de votos» al interés de España, lo que, a su juicio, provocará división entre los partidos, los territorios y los españoles. En este punto, comentó que existen estudios de opinión que indican que el 85 por ciento de los españoles está a favor del acuerdo que reclama.
España, en su opinión, tiene «la oportunidad de marcar el rumbo de un cambio histórico en Europa» y de ser «un ejemplo ante el mundo» en la forma de enfocar un problema que, según destacó, no se limita al control de las fronteras, sino que «es algo más profundo y complejo» y que debería ser afrontando desde la perspectiva de lo que definió como «patriotismo constitucional».
UN FENÓMENO «EXPLOSIVO»
Felipe González avaló expresamente la estrategia de Rodríguez Zapatero al sostener que «una peleita o una peleaza con el Gobierno no va a resolver el problema, lo va a agudizar». «Ni una ley ni una sentencia van a resolver el problema», dijo González, quien pronosticó que, si no se logra ese gran pacto, «el problema migratorio va a ser explosivo y reventará por los cuatro costados», de una forma en la que «no habrá Policía, ni leyes ni Ejército que lo resuelvan».
El ex presidente del Gobierno propuso una ley de artículo único: «Queremos que traten a los emigrantes españoles como estamos dispuestos a tratar a los inmigrantes».
Por otra parte, acusó al Ejecutivo de estar afrontando el problema con una «peligrosísima demagogia que toca el sentimiento y no la razón» y que, en su opinión, debería ser objeto de un gran debate cívico y cultural.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.