Cultura

Cultura

Hemeroteca > 17/01/2006 > 

El mapa de Zheng He, «descubridor» de América, ¿un cuento chino?

Un coleccionista pretende tener una copia de un mapa de 1418 con el que se probaría que el marino chino más grande de todos los tiempos se habría adelantado a Cristóbal Colón en 74 años. Las dudas sobre su autenticidad son muchas

Actualizado 17/01/2006 - 09:44:14
La copia del mapa presentada ayer en Pekín en la que aparece con un detalle asombroso para la época los perfiles de América
La copia del mapa presentada ayer en Pekín en la que aparece con un detalle asombroso para la época los perfiles de América

TEXTO: FERNANDO PASTRANOFOTO: REUTERS

MADRID. Era mucha la expectación, pero también fue mucha la desilusión. Ayer se presentó en Pekín la copia de un mapa chino supuestamente dibujado en 1418, según el cual el marino y aventurero Zheng He se habría adelantado 74 años a Cristóbal Colón en el descubrimiento de América.

La pieza exhibida sería una «copia fiel» hecha en 1763, que en 2001 fue adquirida por casualidad por unos 500 dólares en una almoneda de Shanghai por Liu Gang, un abogado mercantil de esa clase media acomodada que emerge con fuerza en la China actual.

La belleza del mapa es indudable, pero la cantidad de detalles, especialmente los perfiles del continente americano hacen dudar de su antigüedad.

Como toda obra pictórica china tradicional, el mapa cuenta con textos laterales. En ellos se explica, por ejemplo, que los habitantes de la Costa Oeste de América (la que los navegantes chinos podrían haber tocado atravesando el Océano Pacífico) son «de color rojizo oscuro» y llevan «plumas en la cabeza y las caderas». También describe a los aborígenes australianos «de piel negra, desnudos y con huesos en la cintura». A este lujo de detalles se contraponen algunos «fallos», verosímiles si el original fuera auténtico. No aparecen las Islas Británicas y California está dibujada como si fuera una isla. Para compensar, la Costa Este de las Américas, desde lo que hoy es Canadá hasta la Patagonia, ofrece un aspecto que en otros mapas no aparecieron hasta muchos años después. ¿Sería entonces cuando se hizo esta copia?

Cuando la revista norteamericana Life realizó en 2000 una lista de las personas más importantes del último milenio, colocó a Zheng He nada menos que en el puesto 14, por encima de cualquier otro chino. Dos años antes, en 1998, National Geographic destacaba su figura como el único navegante oriental digno de mención en un país que nunca tuvo aspiraciones confesables de colonialismo.

En el libro clásico chino «El eunuco San-bao en el Océano Occidental» se describen los siete periplos realizados por Zheng He entre los años 1405 y 1435 a más de treinta países de Asia y África. Parece documentado que amarró su flota en Sumatra, Java, Ceilán, India, Persia, Arabia, Egipto y el sur de África (posiblemente el actual Mozambique). Hay constancia de que llevó a Malaca a una princesa china llamada Hang Li-po, que casó con un monarca local. Pero nada se dice de que hubiera avistado América. ¿De dónde sale, entonces, esta historia?

El libro de Menzies

En 2002, Gavin Menzies, un oficial jubilado de la Armada Británica, después de catorce años de investigación en 900 museos y archivos de 120 países, publicó un libro titulado «1421, el año en que China descubrió el Nuevo Mundo» (Grijalbo, 2003). La tesis de este investigador es la misma del mapa en cuestión: Zheng He, descubrió América. Que sea precisamente ahora, después de vender más de un millón de copias en todo el mundo y cuando se lanza la edición en chino para el mercado más grande del planeta, cuando aparece Liu Gang con su mapa, no deja de ser una curiosa coincidencia.

Conjeturas aparte, hay datos que parecen irrefutables. En el siglo XV, China era un potente imperio que, entre otros avances, había descubierto el papel, la imprenta, la pólvora, y (lo que más nos interesa ahora) la brújula. Poseía una imponente flota que bien pudo tocar las costas americanas, australianas, antárticas y cualquier otra. Zheng He fue su almirante más célebre. En algún viaje contó con más de 30.000 hombres y 70 naves, cuyo buque insignia era un gigantesco junco de 9 mástiles y 130 metros de eslora; es decir, seis veces mayor que cualquiera de las carabelas europeas, que a su lado parecerían simples chalupas.

Pero los chinos, al contrario que otros descubridores, no mostraron nunca afán conquistador. ¿Qué importa que descubrieran América si nunca lo supieron? Lo trascendente es que hoy,al sur de Río Grande se habla español, no chino.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.