Espectáculos

null

Hemeroteca > 17/01/2001 > 

Les Luthiers repiten receta

Actualizado 17/01/2001 - 00:17:36
Vuelven con «Bromato de armonio» —ellos mismos lo aseguran— «a petición del público». Es la primera vez que Les Luthiers repite espectáculo en Madrid, y la causa es el público que se quedó sin verlo en noviembre de 1999. Pero habrá diferencias en esta nueva presentación en el Palacio de Congresos: Marcos Mundstock, la voz de Mastropiero, el «locutor» del quinteto, ha tenido que quedarse en Buenos Aires por una «febrícula persistente», según Daniel Rabinovich.
Hace ya un año, sin embargo, que Les Luthiers (los dos citados más Carlos López Puccio, Jorge Maronna y Carlos Núñez) viajan acompañados de una pareja de «reemplazantes». «Hace un tiempo decidimos empezar una campaña de “reemplazo senil” vista nuestra edad», bromean. «Hicimos un “casting” y elegimos a dos personas, Gustavo López Manzitti y Horacio “Tato” Turano, que viajan con nosotros por si hiciera falta una sustitución». «Ya se estrenaron —dice Rabinovich— cuando me reemplazaron la cadera». En Madrid será López Manzitti, un joven actor y cantante de ópera, quien sustituya a Mundstock en estas tres semanas de actuaciones madrileñas.
Casi millón y medio ha visto ya en España e Iberoamérica «Bromato de armonio», el penúltimo trabajo hasta ahora de Les Luthiers, que ya han presentado en Argentina «Todo porque rías». «Los dos tienen en común cierto acercamiento a la actualidad, pero son muy distintos».
Y es que el suyo es un humor intemporal y universal en el que no hay más frontera que el idioma. Hace años, recuerdan ellos mismos, hicieron el esfuerzo de presentar en Nueva York y en inglés uno de sus espectáculos. «Fue una bella experiencia, pero el esfuerzo fue extraordinario, y no quisimos repetirlo». No les gusta mucho, tampoco, la idea de presentarse en Estados Unidos para el público hispano. «Creemos que los hispanohablantes no son el público que va habitualmente al teatro. No nos interesa demasiado esa idea. Sí hemos pensado en hacer nuestro espectáculo en teatros que permitan la subtitulación, como en la ópera».
El año 2001 va a ser para Les Luthiers un año de creación. «Ya toca empezar a escribir —explican— un nuevo espectáculo». No quiere decir que vayan a detener su actividad. En marzo actuarán en Barcelona (por vez primera) y en Sevilla, y tienen entre manos un proyecto especial. «Queremos hacer un concierto sinfónico, con las obras que hemos escrito para orquesta. Estamos ya en contactos con formaciones españolas para poder hacerlo aquí también».
Y un último mensaje de Daniel Rabinovich para sus espectadores: «Que vengan las niñas a la salida del espectáculo. La edad no importa. Incluso el sexo no importa».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.