Madrid

null

Hemeroteca > 16/11/2006 > 

Un bestiario africano

POR MABEL AMADOMADRID. «En este bestiario debemos situarnos como ante un cita de amigos en un parque zoológico: una pequeña reunión para, paseando, reflexionar sobre cómo vemos a los animales y sobre

Actualizado 16/11/2006 - 02:46:17
POR MABEL AMADO
MADRID. «En este bestiario debemos situarnos como ante un cita de amigos en un parque zoológico: una pequeña reunión para, paseando, reflexionar sobre cómo vemos a los animales y sobre cómo los vemos a través del ojo de artistas de culturas desaparecidas y remotas». Con estas palabras, el mayor experto español en arte africano, el arqueólogo e historiador Ángel Martín, nos anima a visitar su última exposición: «Bestiario: Representaciones zoomorfas en el arte antiguo africano».
Con ella cierra uno de los ciclos más significativos de muestras de arte antiguo africano que ha podido admirarse en España. Y lo hará en el único espacio madrileño consagrado a tal especialidad. Allí también se exhibieron sus anteriores exposiciones: «Mali arcaico» (2003), «Objetos y escultura del arte Tiv nigeriano» (2004) y «Objetos mágicos y rituales en el África antigua» (2005).
Ahora su galería vuelve a viajar al pasado para mostrar una selección de cuarenta esculturas con un mismo hilo conductor: la representación de los animales en el arte antiguo africano. Encontraremos un conjunto de piezas de gran valor artístico e histórico que abarca un extenso periodo del arte de las sociedades africanas, desde esculturas del período nok con más de 2.000 años de antigüedad, hasta objetos de las escuelas senufo o lobi, de finales del siglo XIX.
Es el resultado de cuatro años de trabajo e investigación que, como afirma el propio Ángel Martín, «pretende mostrar la agilidad y la versatilidad del artista africano a la hora de representar animales, como una finalidad que va más allá de lo puramente descriptivo o naturalista».
Vicios y virtudes
De la mano de estos anónimos creadores, diversas representaciones de hienas, jirafas, antílopes, bóvidos, carneros, aves o serpientes darán vida a emblemas heráldicos o totémicos o, incluso, encarnarán vicios o virtudes. Se trata de una simbología trasladada a la obra plástica que aún hoy estamos lejos de comprender en su más amplio significado. ¿Será una búsqueda de respuestas a sus necesidades cotidianas -fertilidad, comida, salud...- o entablarán una relación más profunda con lo desconocido, con la vida y con la muerte?
De toda la colección expuesta desde hoy, Ángel Martín destaca «la escultura de una jirafa del periodo nok, un objeto de 1.500 años de antigüedad. Es la única escultura de este animal conocida en el mundo procedente del periodo mencionado». Se trata de un animal muy poco representado en el arte africano, al contrario que los simios, que también ocupan un destacado lugar en esta exposición.
Este reconocido experto, que compatibiliza su labor como africanista con el asesoramiento científico a entidades públicas y privadas en varios países, también destaca de la colección un perro de la escuela djenné, de Mali. «Además de ser el único animal de este tipo conocido en esta escuela, posee una magnífica calidad escultórica», añade Martín.
Este singular «paseo» servirá al visitante para acercarse a la creación zoomorfa en el África Antigua, disfrutar con objetos de gran interés histórico y antropológico y, a la vez, adentrarse en el sistema de creencias de sociedades en su mayor parte ya desaparecidas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.