Deportes

Deportes

Hemeroteca > 16/11/2006 > 

El fútbol argentino repudia a la afición visitante

CARMEN DE CARLOSCORRESPONSALBUENOS AIRES. La violencia en el fútbol argentino ha convertido en víctima a la afición. A partir de ahora, sólo los socios y los que tengan abono podrán acudir al estadio

Actualizado 16/11/2006 - 02:48:42
CARMEN DE CARLOS
CORRESPONSAL
BUENOS AIRES. La violencia en el fútbol argentino ha convertido en víctima a la afición. A partir de ahora, sólo los socios y los que tengan abono podrán acudir al estadio de su equipo a verlo jugar en casa. Ni los aficionados de los equipos locales que no sean socios o abonados ni los aficionados de los equipos visitantes tendrán acceso a los estadios. Los partidos se jugarán a partir de ahora sin público visitante.
El primero en criticar estas medidas, que afectan a todas las categorías, ha sido César Luis Menotti: «Son más peligrosos los ladrones de guante blanco que los barras (hinchas violentos), con el agregado de que a aquéllos no se les puede poner cámaras».
El Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Sola, no se mordió la lengua al calificar la decisión de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino) de «locura». «¿Cómo van a jugar sin público? Tendrán que jugar sin barras bravas, pero con público», dijo.
Las declaraciones de Sola tienen enorme trascendencia ya que el Comité de Seguridad Deportiva de la provincia pidió en octubre a los clubes que ejercieran el «derecho de admisión» con el fin de impedir la entrada de los violentos a los estadios, medida que luego se extendió a todo el país. El martes, ante nuevos episodios de brutalidad, Sola anunció que las «barras bravas» dejarían de ser custodiadas por la Policía cuando se trasladaran por ese distrito y amenazó con retirar la seguridad en todos los partidos si no se tomaban medidas.
Prohibiciones polémicas
La AFA que preside el cuestionado Julio Grondona le tomó la palabra y aprobó por la noche (de madrugada en España) media docena de «prohibiciones» que han desatado la polémica pero que regirán, de momento, hasta fin año. La más criticada es la mencionada que sólo permite a los socios ver a sus equipos cuando juegan en casa, incluyendo la prohibición de vender entradas al resto de aficionados que no sean socios y a los seguidores del equipo visitante. Le sigue la imposición a los clubes de no aceptar nuevos miembros con derecho a entrar en el campo hasta el 15 de diciembre, fecha en la que habrá terminado el Campeonato de Apertura. La AFA advierte que tampoco podrán aceptarse las denominadas «entradas de protocolo», es decir, de regalo.
Los infractores, descalificados
En el capítulo de sanciones, aquellos clubes que incumplan la flamante normativa quedarán automáticamente descalificados y desafiliados temporalmente. Asimismo, la AFA exige a los jugadores, entrenadores y árbitros que «se abstengan de gestos y opiniones que puedan agravar el nivel de sensibilidad que resulta público y notorio».
Para apaciguar los ánimos caldeados de «la hinchada», la AFA anunció que tiene previsto abrir una mesa de negociaciones con la cadena de televisión Torneos y Competencias, que retransmite por cable los encuentros, para «considerar la posibilidad de ampliar la oferta de partidos televisados». El negocio de la emisora se prevé redondo.
En un gesto de solidaridad con la afición, el comunicado del Comité pide «disculpas a los leales y habituales espectadores no asociados» que no podrán ver a sus equipos.
La AFA hizo estos anuncios cuando está fresca en la memoria la denuncia de un diario deportivo que acusó a la «barra brava» del club Gimnasia y Esgrima de La Plata de amenazar a sus jugadores para que perdieran un partido de la Liga con el objetivo de perjudicar al Estudiantes, su eterno rival.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.