Internacional

null

Hemeroteca > 16/11/2002 > 

El Ejército colombiano libera al obispo Jorge Enrique Jiménez

Actualizado 16/11/2002 - 02:23:23
BOGOTÁ. En un país donde anualmente son secuestradas más de 3.000 personas, causó estupor que en menos de tres días el Ejército colombiano rescatara sano y salvo al obispo de Zipaquirá y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Jorge Enrique Jiménez, secuestrado por las FARC el lunes pasado.

«Si Dios me regaló de nuevo la vida es para que la ponga al servicio de mi patria» fue la primera frase de Jiménez cuando en la tarde de ayer llegó visiblemente cansado a una base militar en Bogotá. «Todos tenemos que trabajar por Colombia, todos tenemos que ayudar a sacar a Colombia de esto tan duro», agregó el Obispo quien estuvo permanentemente acompañado por el párroco Desiderio Orjuela, también rescatado.

Intenso fuego cruzado

La liberación fue de película pues empezó ayer a las seis de la tarde hora de Madrid, cuando 18 soldados encontraron en Topaipí (Cundinamarca, a dos horas y media de Bogotá), el lugar donde miembros de las FARC tenían escondidos y fuertemente custodiados a los sacerdotes. Después de un intenso fuego cruzado, que dejó un saldo de un guerrillero muerto y otros dos detenidos, los sacerdotes quedaron libres. Más de mil efectivos de las Fuerzas Militares, con apoyo aéreo y de agentes policiales a caballo, participaron en el rescate.

«Fue un momento admirable por parte del Ejército», explicó un sonriente obispo en rueda de prensa con los medios. «Tenemos que apoyar a nuestro presidente Álvaro Uribe, a nuestras autoridades. Tenemos que creer en ellas», dijo.

Justamente Uribe, quien ayer se encontraba en República Dominicana participando en la XII Cumbre Iberoamericana, le pidió a los colombianos rebelarse contra el secuestro. Tenía motivos. Esta última semana hubo en Colombia un fuerte debate pues, tras el secuestro del obispo Jiménez, de 60 años, muchos congresistas le exigieron a Uribe un pronto intercambio humanitario con las FARC, primera guerrilla del país con quien se rompieron negociaciones de paz en enero pasado. Motivos los hay. Las FARC tienen en su poder a una veintena de dirigentes políticos -entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt- y a 45 uniformados.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.