Deportes

Deportes

Hemeroteca > 16/10/2008 > 

«Estable y consciente» tras extirparle el tumor

N. RAMÍREZ DE CASTROMADRID. El ex golfista Severiano Ballesteros superó ayer con éxito la primera fase del tratamiento para intentar combatir el tumor cerebral que sufre. El equipo de Neurocirugía del

Actualizado 16/10/2008 - 08:00:08
El ex golfista Severiano Ballesteros superó ayer con éxito la primera fase del tratamiento para intentar combatir el tumor cerebral que sufre. El equipo de Neurocirugía del Hospital La Paz, de Madrid, extirpó el martes el tumor en una intervención que comenzó a las9 de la mañana y se prolongó hasta la mitad de la tarde. Fue una operación larga pero no llegó a las 12 horas, como se ha dicho. Tampoco fue una cirugía de urgencia, sino una operación programada en la que se utilizó un neuronavegador para eliminar con mayor precisión el tejido canceroso, sin dañar las zonas sanas del cerebro.
El neuronavegador permite realizar la cirugía guiada por un ordenador a partir de una imagen de escáner en 3 D del cerebro. Muestra las zonas delicadas que hay que evitar (arterias, venas o nervios) y facilita la elección del camino correcto antes de la intervención. Los neurocirujanos Alberto Isla y Javier Heredero dirigieron una operación que se desarrolló «sin complicaciones». Ayer, Ballesteros se encontraba «estable» y «consciente» en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según se comunicó en un escueto parte médico por petición expresa de su familia. No podrá recibir visitas en los próximos días hasta que se recupere de la intervención y tampoco habrá más información médica a los medios de comunicación hasta que pueda abandonar la UCI. El mejor golfista español de la historia fue ingresado de urgencia la semana pasada en el Hospital La Paz tras sufrir mareos y una pérdida breve de consciencia. Tras conocer el diagnóstico, Ballesteros no quiso trasladarse y decidió «afrontar el partido más difícil de su vida» en el mismo centro hospitalario.
Cuando se detecta un tumor cerebral, la cirugía suele ser la primera opción en la mayoría de los casos, aunque la localización del tumor puede convertirla en una misión imposible. Una buena noticia para Ballesteros es que haya sido candidato a cirugía.
No se conoce la malignidad
Aún no se conoce cual es la malignidad del tumor. A su enfermedad se le ha puesto un nombre -tumor cerebral- y ahora faltan los apellidos. El tejido extirpado el martes permitirá saber su gravedad. Existen tumores de carácter benigno (no canceroso) o malignos. Y dentro de los malignos también hay un amplio abanico de ellos. Los gliobastomas, como el que hace unos meses se diagnóstico al senador Edward Kennedy, es uno de los más agresivos. No da la cara hasta que está muy desarrollado y resulta muy difícil extirparlo por completo. Avanza con rapidez y no existen tratamientos eficaces para atajarlo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.