Últimas Noticias

null

Hemeroteca > 16/08/2004 > 

Isabel Fernández también fue víctima de la maldición del bronce

Actualizado 16/08/2004 - 17:16:21
Isabel Fernández sucumbió hoy también a la maldición del bronce que persigue en los Juegos Olímpicos de Atenas al judo español, por tercer día consecutivo a un escalón del podio. La historia se repitió. Al igual que en las jornadas precedentes le pasó a Kenji Uematsu y a Oscar Peñas, Isabel Fernández se plantó en la pelea por el bronce, tras haber superado tres combates de repesca, pero el metal volvió a ser esquivo.

Enfrente estaba la cubana Yurisleidy Lupetey, de quien la campeona española ya había advertido que le resultaba muy incómoda. La pelea discurrió muy igualada, aunque siempre con mayor iniciativa de la antillana, hasta que a falta de un minuto se anotó un Yuko sin que Fernández ya pudiera revertir la situación.

El aliento de las gradas, con la presencia de la reina doña Sofía, sus hijas las Infantas Elena y Cristina y sus respectivos maridos, Iñaki Urdangarín y Jaime de Marichalar, además de cientos de compatriotas, no fue suficiente para que la abanderada española en estos Juegos repitiera podio.

La judoca alicantina no pudo defender el oro que brillantemente ganó en Sydney hace cuatro años. Mostró su bravura habitual, pero claudicó ante la nueva generación de judocas. Su ciclo olímpico termina hoy con sabor amargo, si bien no se puede obviar que es la deportista española en activo más laureada con el mencionado oro olímpico, bronce en los Juegos de Atlanta'96, un título y un subcampeonato mundial, amén de innumerables triunfos nacionales y en torneos internacionales.

Los 32 años cumplidos por Isabel el pasado 1 de febrero fueron una losa muy grande ante el ímpetu de la alemana Yvonne Boenisch, que después se proclamó campeona olímpica, y la mencionada Lupetey, ambas de sólo 23 años. La alemana Boenisch dejó fuera de la posibilidad del oro a la española, al vencerle en primera ronda por Waza-ari, un revés que puso ya muy cuesta arriba el camino de la española.

Isabel Fernández no se vino abajo y se entregó al máximo para llegar al bronce por la vía de la repesca. Por orden, se deshizo en la consolación de la puertorriqueña Jessica García, la japonesa Kie Kusakabe y la italiana Cinzia Cavazzuti. El gran esfuerzo también pasó factura a la española en el decisivo combate por el bronce.

La alemana Boenisch se proclamó a la postre nueva campeona olímpica al superar en la final a la norcoreana Sun Hui Kye. El oro masculino fue para el surcoreano Won Hee Lee. El otro participante español de la jornada, Kyoshi Uematsu, tampoco colmó las muchas esperanzas que se habían depositado en él.

El pequeño de los hermanos Uematsu, judocas de ascendencia japonesa nacidos en la localidad vizcaína de Portugalete, se presentaba con el aval de ser el actual campeón de Europa de los 73 kilos, pero fue sorprendido por el brasileño Leandro Guilheiro, que ganó por Yuko. La penúltima esperanza del judo español se centra mañana en Sara Alvarez, doble campeona de Europa que competirá en los 63 kilos. Habrá que echarse a temblar si de nuevo se llega a la pelea por el bronce.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.