Nacional

null

Hemeroteca > 16/05/2007 > 

Europa puede esperar

POR LUIS AYLLÓNMADRID. La victoria de Nicolas Sarkozy en Francia ha despejado el camino para tratar de desbloquear la crisis institucional que vive Europa. Los principales gobernantes europeos no han

Actualizado 16/05/2007 - 09:21:55
POR LUIS AYLLÓN
MADRID. La victoria de Nicolas Sarkozy en Francia ha despejado el camino para tratar de desbloquear la crisis institucional que vive Europa. Los principales gobernantes europeos no han perdido tiempo y han comenzado ya a desarrollar una intensa agenda de contactos para defender los intereses de sus respectivos países ante la reforma del Tratado Constitucional.
Según fuentes gubernamentales consultadas por ABC, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también tiene intención de hablar con algunos de sus colegas europeos antes de la trascendental cumbre del 21 y 22 de junio en Bruselas. Sin embargo, por ahora, su interés no está centrado en Europa, sino en los comicios municipales y autonómicos del 27 de mayo.
Centrado en las elecciones
Zapatero ha programado nada menos que 17 mítines, a uno por día. Sólo una vez que se celebren las elecciones, tendrá tiempo para ocuparse de las cuestiones europeas.
Habrán pasado un par de semanas en que la mayoría de sus colegas no habrán estado inactivos. De hecho, el pasado viernes, Sarkozy recibió en París al primer ministro británico, Tony Blair, que, pese a haber anunciado ya su salida del Gobierno, estará aún gobernando cuando se celebre el Consejo Europeo de Bruselas.
Por su parte, Sarkozy, hoy mismo, sólo unas horas después de asumir la Presidencia de la República francesa, se trasladará a Berlín para reunirse con Ángela Merkel, la canciller alemana y presidenta en ejercicio de la UE. Todos los observadores coinciden en que el nuevo presidente galo va a imponer un fuerte ritmo a las negociaciones y que la jefa del Gobierno alemán le va a secundar en su empeño.
El pasado fin de semana, además, la localidad portuguesa de Sintra fue escenario de una minicumbre sobre el futuro del Tratado Constitucional, que ha contado con la participación del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; del presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pötering; de la propia Merkel; y de los primeros ministros de Portugal, José Sócrates, y de Eslovenia, Janez Jansa, ya que estos dos últimos países sucederán a Alemania al frente de la Unión en los dos próximos semestres.
Las conclusiones de ese debate estuvieron presentes en la reunión que ayer mantuvieron en Berlín, convocados por la Presidencia alemana, los representantes de los 27 gobiernos de los Estados miembros: los conocidos en el argot comunitario como «sherpas» y que, en el caso español, son el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Alberto Navarro; y el director de Asuntos Internacionales del presidente del Gobierno, Carlos Casajuana.
Los negociadores españoles no permanecerán inactivos en este periodo que se acaba de abrir e intentarán preservar lo más que puedan el texto aprobado en España por referéndum, pero no podrán contar, de momento, con la ayuda del jefe del Ejecutivo.
París, Berlín, Cracovia
En el entorno de Zapatero se confía en que las cosas cambien tras las elecciones. En concreto, se piensa que, en las semanas que quedarán entre el 27-M y la cumbre europea del 21 y 22 de junio, deberían fijarse algunos desplazamientos. Los destinos más lógicos serían París y Berlín y podría llegar también el momento de celebrar la cumbre con Polonia, que tendría que haberse celebrado en Cracovia en febrero o marzo, pero que, por acuerdo de los dos países, se ha pospuesto. En Polonia, Reino Unido, Holanda y Francia pueden hallarse los principales problemas para un acuerdo que permita reformar el Tratado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.