Economía

null

Hemeroteca > 16/04/2007 > 

Abertis dispone de 10.750 millones de euros para ir de compras por el mundo

JUAN CARLOS VALEROBARCELONA. Abertis lleva cuatro años de «shopping» por el mundo y mantiene su posición compradora para otros cuatro más con una chequera cuyo límite se sitúa en 10.750 millones de

Actualizado 16/04/2007 - 02:52:58
JUAN CARLOS VALERO
BARCELONA. Abertis lleva cuatro años de «shopping» por el mundo y mantiene su posición compradora para otros cuatro más con una chequera cuyo límite se sitúa en 10.750 millones de euros.
El año pasado invirtió la friolera de 3.590 millones de euros, el 86% en la compra de Sanef, la red de autopistas parisinas. Gracias a la elevada generación de caja que proporcionan los peajes, Abertis centra ahora su interés en autopistas, aeropuertos y telecomunicaciones del continente americano (Canadá, Estados Unidos, México y Chile, principalmente), sin perder comba en las oportunidades de inversión y crecimiento abiertas en Europa, donde ya ha consolidado importantes posiciones en varios países, sobre todo Francia, Portugal, Reino Unido e Italia, además, claro está, de España.
El elevado flujo de caja procedente de una red de autopistas de 3.314 kilómetros, permite a Abertis alimentar todas las inversiones operativas y de expansión del grupo, el primero europeo en capitalización bursátil. En los últimos tres años, ha adquirido la operadora británica de aeropuertos TBI, Sanef y el 32% de Eutelsat.
La generación neta de fondos de la compañía fue el año pasado de 1.221 millones de euros, lo que permite un holgado beneficio operativo con el que afrontar el endeudamiento de las operaciones realizadas y de las futuras, asegura la propia compañía.
Abertis afirma que en los próximos cuatro años generará un flujo de caja neto de 7.000 millones de euros, en su mayoría procedentes de las autopistas. A esa abultada cantidad se une una capacidad de re-apalancamiento de 3.750 millones, lo que dispara a 10.750 millones de euros los fondos totales disponibles para inversiones hasta 2011. Con la adquisición del 32% de Eutelsat por 1.070 millones, Abertis ha consolidado su presencia en Francia como un operador diversificado, al convertirse en el accionista de referencia de la primera compañía de satélites de Europa después de controlar los peajes de París. La compra de Eutelsat se produjo poco antes de aparcar la fusión amistosa con Autostrade a consecuencia de la oposición del Gobierno italiano. Una situación adversa que, sin embargo, no ha frenado a la multinacional española en su crecimiento global.
La compañía que preside Isidre Fainé y que gestiona Salvador Alemany ha aplazado al próximo mes de junio la decisión sobre Autostrade ante la posibilidad de que el Gobierno italiano aclare el régimen concesional, dato elemental para valorar de nuevo la fusión.
La reciente adquisición del 2% de Autostrade por parte de La Caixa, socio de referencia de Abertis al alimón con ACS, y la irrupción de la eléctrica transalpina Enel en el capital de Endesa, parece favorecer un cambio de actitud del Gobierno de Romano Prodi en el desarrollo normativo.
Expansión de vértigo
Pero Italia no centra toda la atención de Abertis. Su expansión como grupo de infraestructuras de comunicaciones es de vértigo. Se constituyó hace sólo cuatro años a partir de la fusión de las concesionarias de autopistas Acesa y Áurea y de la opa sobre Iberpistas. Previamente, se había incorporado el negocio de aparcamientos de Saba, el primero en internacionalizarse, y el de telecomunicaciones a través de Tradia, además de contar con participaciones cruzadas en las autopistas de Brisa (Portugal) y en Autostrade.
La adquisición de Retevisión se produjo en 2003, un año antes de irrumpir en el negocio aeroportuario con la compra de TBI. La digestión de Sanef ha sido rápida y ante el «impasse» impuesto por Italia en su fusión con Autostrade, los españoles aseguran que su expansión no va a frenarse.
Entre los escenarios de expansión de Abertis destaca Francia, donde ya controla las autopistas parisinas de Sanef y Eutelsat, el segundo operador de satélites del mundo. La multinacional española opta en el vecino país, junto a Ferrovial, a la privatización de los aeropuertos regionales galos.
En Portugal, la compañía controlada por La Caixa y ACS ha constituido, junto a su participada Brisa, un consorcio para optar a la construcción y gestión del nuevo aeropuerto de Lisboa, en Ota, a 30 kilómetros al norte de la capital y a 5 kilómetros de la plataforma logística que ya despliega Abertis en colaboración con el Gobierno luso. El interés de Abertis en Portugal está vinculado al proceso de privatización de ANA, (la AENA portuguesa). En Reino Unido, además de gestionar los aeropuertos de TBI, Abertis participa en la privatización del aeródromo de Leeds Bradfort, situado cerca de Manchester. Mientras, la compañía española ha obtenido luz verde de las autoridades suecas para ampliar la capacidad del aeropuerto de Estocolmo. El potencial de crecimiento en EE.UU. es importante. Abertis ha abierto en Washington una oficina para otear negocios. Las oportunidades se centran en el ámbito de las autopistas, sin olvidar los aeropuertos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.