Valencia

null

Hemeroteca > 16/03/2006 > 

Los Reyes seducen a Valencia

Europlá comenzó su disparo con una recreación pirotécnica de Mozart en honor a Doña Sofía. Los Reyes, conmovidos, hicieron notar su complicidad con el público

Actualizado 16/03/2006 - 03:13:24

M. MOREIRA

VALENCIA. El viaje de tres días que realizan Sus Majestades a la Comunidad Valenciana, que finaliza hoy con su visita a las poblaciones de Utiel y Requena, ha estado marcado por el fervor y la admiración de los valencianos a sus Monarcas, evidenciando una vez más su gratitud hacia las repetidas muestras públicas de apoyo de los Reyes a los grandes proyectos y el carácter de la sociedad valenciana.

En su ajustado itinerario de actos y visitas, que comenzó ayer en Ontinyent y prosiguió por la tarde en la población de Albaida, Sus Majestades fueron seguidos por multitudes, que les esperaban y vitoreaban en cada una de las paradas que efectuaban.

Pero los momentos más emotivos de esta estancia tuvieron lugar durante su segunda jornada en la Comunidad Valenciana, en la que presidieron la tradicional «mascletà» oficial de las Fallas, brindando con su presencia un comienzo honorífico a los días grandes de la fiesta valenciana. A pesar de ser la tercera vez que Doña Sofía visita Valencia en el último año, hacía una década que los Monarcas no visitaban la ciudad durante las Fallas.

Decenas de miles de personas se apostaban dos horas antes del inicio de la «mascletà» contra las vallas que acordonaban el centro de la Plaza del Ayuntamiento, fuertemente protegido y cerrado al tráfico en virtud de un dispositivo de seguridad que englobaba fuerzas especiales, Policía Nacional y Local. La Cruz Roja no tuvo descanso en el transcurso de estos largos minutos, que bajo el sol y el calor primaveral de la mañana provocaron diversos desvanecimientos, sobre todo entre jóvenes adolescentes.

Finalmente, justo después de los «trons d´avís» que determinan la inminencia del disparo, Sus Majestades aparecieron en el balcón del Consistorio, flanqueados por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, provocando la inmediata ovación del público, dispuesto en una espontánea oleada de brazos en alto.

Las Falleras Mayores de Valencia, Lucía Gil y Nuria Llopis, acompañadas por los miembros de sus respectivas Cortes, se situaron en los laterales de la balconada, en la que también se observó la presencia del delegado del Gobierno en Valencia, Antonio Bernabé, y de Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas y vicepresidente primero del Consorcio Valencia 2007, a cuyos componentes habían recibido los Reyes en audiencia horas antes. Doña Sofía, vestida acorde a la temperatura primaveral que se disfrutaba ayer en la ciudad, lucía un sencillo traje beige con falda, mientras que Don Juan Carlos llevaba un traje azul marino, «animado» con una vistosa corbata color malva.

«Mascletà» al compás de Mozart

La originalidad y la potencia de la «mascletà» que ofreció ayer Europlá en la Plaza del Ayuntamiento evidenció la meticulosidad de quien conoce la presencia de la Familia Real en el acto. El evento pirotécnico, que se prolongó durante algo más de cinco minutos, comenzó con una introducción de disparos rítmicos que, haciendo uso de la tecnología digital de vanguardia que caracteriza a esta empresa, recreó algunos compases de la «Pequeña Serenata Nocturna (K 525)» de Mozart, a la que siguió una más populachera concesión a la batukada. Con la inédita emulación del compositor salzburgués se rendía homenaje al 250 aniversario de su nacimiento; y a Doña Sofía, cuya melomanía es comunmente conocida.

Barberá, maestra de ceremonias

La alcaldesa ejerció de maestra de ceremonias, como ya hiciera el año pasado en el mismo balcón con los Príncipes de Asturias, detallando al Rey con vistosas gesticulaciones los pormenores que marcaban el desarrollo del acto.

Rita Barberá explicó también al Monarca la significación de la falla del Ayuntamiento que tenían enfrente, titulada «Imagine», en referencia a la conocida canción pacifista de John Lennon. Posteriormente, los Reyes conversarían con el artista de este monumento, Ramón Espinosa, que les relató el esforzado trabajo a contrarreloj que se ha llevado a cabo estos días para lograr reconstruir las partes de la falla calcinadas el pasado viernes por un acto vandálico.

Una vez eliminada por la Policía la contención de las vallas al término de la «mascletà», el público se arremolinó bajo el balcón del Ayuntamiento reclamando a la alcaldesa que «botara». Barberá no accedió hasta que la Reina, movida por el calor popular, la animó a romper el protocolo. Sin embargo, los saltitos de Rita Barberá y las palmas de Sus Majestades al son de «Valencia en Fallas» supieron a poco, y al punto se reclamó que «botaran» el Rey y la Reina; un deseo que fue cumplido y sobradamente recompensado por una muchedumbre entusiasmada por la visible complicidad de sus Monarcas, que demostraron un afecto especial por esta tierra.

La sorpresa del día

Tanto es así que Sus Majestades decidieron a última hora exceder los compromisos de su agenda oficial para asistir a la «Plantà» del monumento de la plaza del Ayuntamiento, que ultimaba a esas horas la colocación de las figuras reconstruidas tras el acto vandálico del viernes. Fue un encuentro de corte más informal, que permitió a los Monarcas asistir por primera vez al montaje de una falla, resultado del trabajo de un taller y la ilusión de miles de ciudadanos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.