Nacional

null

Hemeroteca > 16/03/2001 > 

Aznar revela ahora que Rato rechazó ser vicepresidente primero

Actualizado 16/03/2001 - 00:20:41
Aznar y Rato en la reunión del Consejo de Política Exterior celebrada ayer. Efe
Aznar y Rato en la reunión del Consejo de Política Exterior celebrada ayer. Efe
El presidente del Gobierno, José María Aznar, removió ayer la polémica sobre su sucesión como candidato del PP para las próximas eleccciones al revelar que había ofrecido a Rodrigo Rato la vicepresidencia primera del Gobierno tras los últimos comicios, pero que éste prefirió seguir en su puesto de vicepresidente segundo. En una entrevista concedida a la Cadena Cope, el jefe del Ejecutivo comentó sobre Rato: «pudo ser vicepresidente primero y simplemente prefirió seguir siendo vicepresidente segundo».
Aznar contó además que era incorrecto interpretar como un «recorte» a los poderes de Rato la división hecha en abril del pasado año entre las carteras de Economía y Hacienda en beneficio de Cristóbal Montoro, pues fue una propuesta del propio vicepresidente segundo.
La revelación del presidente del Gobierno, una de las pocas que ha hecho en su vida sobre los procesos de formación de sus gabinetes, sorprendió a los propios dirigentes de su partido, que desconocían el dato, información que viene a confirmar la creencia general que había entonces en el PP de que Rato era el mejor colocado para suceder a Aznar como candidato a la presidencia del Gobierno para 2004.
Sobre la Ley de Extranjería, Aznar señaló que el Gobierno «lo que ha decididoes que la ley no se modifique, ni directa ni indirectamente». También la definió como la «más abierta de toda Europa» y, en alusión al PSOE, consideró «un error grave que quienes aprobaron una norma enormemente restrictiva, como la de 1985, planteen dificultades a una ley sin parangón en Europa».
Aznar se preguntó «cómo es posible que si uno está convencido de que una ley es anticonstitucional, subordine eso a un posible pacto», y se interrogó sobre «si no es cuestión de una operación política, con independencia de su creencia o su constitucionalidad o no», lo que le llevó a calificar de «absurda» la posición política en la que se ha situado el PSOE.
El jefe del Ejecutivo indicó que el Gobierno entregará el Reglamento de desarrollo de la ley a todos los grupos parlamentarios, a los empresarios y sindicatos para intentar lograr «el mayor grado de acuerdo».
Aznar advirtió al Reino Unido de que «cualquier alteración del estatus de Gibraltar es una quiebra grave del Tratado de Utrecht y, en consecuencia, España lo consideraría un acto muy grave».
También se refirió a la actitud del PSOE como principal partido de la oposición, para comentar que no ve en ese partido «una oposición política articulada», y citó las «divergencias internas» que se han producido respecto a leyes como el Plan Hidrológico o la Ley de Extranjería.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.