Madrid

null

Hemeroteca > 16/01/2004 > 

El cierre planea sobre dos cines

Corren malos tiempos para el cine español. Y eso, además, se nota en la afluencia a las salas de proyección. Dos de los cines más emblemáticos de Madrid -el Bristol y el Fuencarral- han echado el cierre. Uno quiere cambiar de actividad. El otro avisa de que sólo es algo temporal

Actualizado 16/01/2004 - 08:47:41
Cierres bajados, ayer, en el cine Fuencarral, situado en una de las dos «avenidas del séptimo arte» de la capital
Cierres bajados, ayer, en el cine Fuencarral, situado en una de las dos «avenidas del séptimo arte» de la capital
MADRID. Con un «Cerrado temporalmente. Disculpen las molestias» se topan, durante los últimos días, todos aquellos que desean acudir a ver un largometraje en el cine Fuencarral, situado en la madrileña calle del mismo nombre.
Este establecimiento es uno de los más antiguos de la capital madrileña. Todavía se recuerdan las filas interminables de espectadores que, en invierno o verano, guardaban pacientes la cola para adquirir sus entradas a las puertas del Fuencarral. Local de grandes y sonados estrenos, nos dice ahora «adiós» aunque sea, como reza en el cartel, de forma temporal. La misma suerte del cine Fuencarral ha corrido el Bristol, una sala de la misma solera que el anterior, donde el aviso es, esta vez, de «Cambio de actividad».
Fuentes municipales han señalado a este periódico que en la Gerencia Municipal de Urbanismo no se tiene constancia de ningún expediente sobre la situación de ambas salas de cine.
Menos espectadores
En el caso del cine Bristol, en efecto, sus propietarios han colgado el cartel de cambio de actividad, pero en las dependencias municipales aseguran que, hasta ayer, no se había recibido ninguna solicitud en este sentido.
En cuanto al cine Fuencarral, sólo cabe ajustarse al cierre temporal anunciado por la propiedad. En el Ayuntamiento también desconocen las causas de tal decisión.
Fuentes consultadas por ABC no descartan la posibilidad de que estos dos locales puedan convertirse, en un futuro no muy lejano, en locales comerciales de la mano de grandes firmas o de grandes superficies. Ambos -Bristol y Fuencarral- ocupaban lugares preferentes en una de las dos calles de Madrid conocidas como «avenidas del séptimo arte» debido a la cantidad de salas cinematográficas ubicadas en pocos metros cuadrados. La otra zona es, por supuesto, la Gran Vía.
Las mismas fuentes recuerdan que el cine no está pasando por sus mejores momentos. Son tiempos de «vacas flacas».
Ayer mismo, la Academia Española de Cine recordaba que en España se perdieron diez millones de espectadoresrespecto del año anterior
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.