Toledo

null

Hemeroteca > 15/12/2006 > 

Un emocionado Cañizares recibió el Título de Hijo Adoptivo

«Emocionado y abrumado» recibió ayer el arzobispo de Toledo, cardenal Antonio Cañizares Llovera, la Medalla de Oro de la Ciudad y el título de Hijo Adoptivo de manos del alcalde, José Manuel Molina

Actualizado 15/12/2006 - 09:57:24
«Emocionado y abrumado» recibió ayer el arzobispo de Toledo, cardenal Antonio Cañizares Llovera, la Medalla de Oro de la Ciudad y el título de Hijo Adoptivo de manos del alcalde, José Manuel Molina, en el solemne acto que tuvo lugar en el Salón de Concilios del Palacio Arzobispal.
«Siento pudor y rubor por el gesto de la ciudad», dijo Cañizares al iniciar una intervención que se cerró con un caluroso aplauso por parte de los asistentes. Señaló que la distinción con que ha sido honrado es fruto de una generosidad «que no merezco», por eso, se mostró muy agradecido con la Corporación Municipal, institución que ha promovido tal homenaje.
El nombramiento es «fruto de la bondad de quien te distingue» y, por eso, recalcó la necesidad de «dar las gracias por el amor de Toledo, ciudad abierta, acogedora y madre».
La distinción «me da alegría por la vida», dijo Cañizares, quien considera que para el individuo es fundamental pertenecer a una comunidad «sin eso, uno está solo; yo sé que no estoy solo».
«No he dejado de preguntarme por qué a mí. No he hecho nada especial; no tengo más mérito que ser siervo y servidor de la Iglesia», afirmó, insistiendo en que «todo lo he recibido, soy obra del amor de Dios».
Manifestó que tiene «un gran amor por Toledo» y comparte con los toledanos «su gran amor por la Eucaristía», cuyo máximo exponente es el Corpus Christi, una festividad que el cardenal se mostró partidario de otorgarle un mayor esplendor.
El cardenal aseguró que siente como propios los avatares históricos que conforman la actualidad toledana, al tiempo que comparte sus retos de futuro. «Me gastaré y me desgastaré por mi pueblo», recalcó.
Como Hijo Adoptivo de Toledo «mi compromiso es llevar donde pueda el nombre de Jesús», algo que considera imprescindible en un mundo azotado por una «vasta secularización» y en una grave situación de «quiebra social».
Excepcional pastor
El alcalde destacó la labor pastoral realizada por Antonio Cañizares desde su llegada a la Sede Primada y la predisposición del cardenal para colaborar con el Ayuntamiento y con la ciudad. Antonio Cañizares es «un amigo y un excepcional pastor» con el que es «muy fácil llegar a acuerdos».
Destacó que la voz del Primado «tiene un gran peso en la sociedad actual», y se ha convertido en una «referencia obligada para quienes nos sentimos reconfortados con sus comentarios sobre temas de actualidad». En definitiva, se trata de una persona «crucial de nuestra historia contemporánea».
El encargado de pronunciar la laudatio fue el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, quien alabó la altura «intelectual y espiritual» de monseñor Cañizares, «egregia figura de la Iglesia» y destacada autoridad de la España actual.
Ejemplo de fe viva
Tras realizar un perfil biográfico del prelado -«una vida intensa, rica y muy activa»-, ensalzó su «entrega total a la causa de la Iglesia, que es la difusión del Evangelio». Este «ejemplo de fe viva» resulta fundamental por su «valentía en la defensa de los valores puestos más en entredicho de la Iglesia y de la Unidad de España».
Se refirió a sus declaraciones en contra de cualquier terrorismo y su firmeza en la defensa de asuntos como el matrimonio, la familia, la educación etc., al tiempo que señaló el derecho de la Iglesia a defender su doctrina y el papel de los católicos en la sociedad actual. El homenaje propuesto por el Ayuntamiento a Cañizares «es una decisión que honra a Toledo», concluyó.
Al acto de ayer asistieron, entre otros, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando Santiago; el presidente de la Audiencia Nacional, Juan Carlos Dívar; el Nuncio Apostólico, monseñor Manuel Monteiro de Castro; el vicepresidente segundo de la Junta, Emiliano García Page; el presidente de la Diputación, José Manuel Tofiño; los obispos auxiliares Ángel Rubio y Carmelo Borobia; y los senadores Agustín Conde y María Dolores de Cospedal. También arroparon a Cañizares un grupo de vecinos de Utiel, su pueblo natal.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.