Últimas Noticias

null

Hemeroteca > 15/12/2004 > 

La vuelta recupera puertos míticos y homenajeará a «El Quijote»

Actualizado 15/12/2004 - 18:04:33
Roberto Heras, vencedor de la última vuelta, conversa con Paco Mancebo
Roberto Heras, vencedor de la última vuelta, conversa con Paco Mancebo
La LX edición de la Vuelta a España, presentada hoy en el Recinto Ferial Juan Carlos I de Madrid, contará con la novedad de su regreso a Los Pirineos o Lagos de Covadonga, que abandonó en 2004, pero contará también con otros atractivos como un prólogo que pasará por la Alhambra granadina, el recuerdo a 'El Quijote' o un final en el Camp Nou antes de llegar a Madrid.

En total se recorrerán 3. 239 kilómetros durante las 21 etapas que disputarán, del 27 de agosto al 18 de septiembre, los ciclistas. Un recorrido equilibrado que contará con tres etapas de contrarreloj (para sumar un total de 84 kilómetros), cinco con final en alto (una menos que el año pasado) y novedades como las salidas de La Vall d'En Bas, La Penilla o llegadas en Argamasilla del Alba, Valdelinares o La Granja de San Ildefonso.

Un trazado que, según Víctor Cordero, director ejecutivo de la Vuelta, intenta responder a las voces más críticas que solicitaban un mejor reparto de la montaña y etapas largas propias para fondistas.

En esta ocasión la ronda española no olvidará que, una semana después de su conclusión, se disputa el Mundial en Madrid y contará con cinco jornadas por encima de los 190 kilómetros. Cordero aseguró que la Vuelta había "recurrido a su fidelidad con los grandes valores éticos y épicos del deporte y a la competitividad que salen de los mismos" y que buscó un "equilibrio entre las exigencias físicas y los valores de seguridad".

La ronda española se estrenará en el nuevo circuito ProTour, lo que obliga a adelantar su inicio al último fin de semana de agosto, el día 27. Diecinueve equipos que ya han obtenido la licencia por parte de la UCI (entre ellos, cuatro españoles Illes Balears, Liberty, Euskaltel y Saunier Duval) aseguran su presencia. A la organización le restarán conceder dos invitaciones y equipos como Phonak o Kelme, entre otros, ya luchan por ellas.

Granada, ciudad de sultanes y antiguo reino de Ziries, Almorávides, Almohades y Nazaries, acogerá la partida de la Vuelta, con una prólogo de nueve kilómetros. Un recorrido en el que quedará plasmado el pasado musulmán de la ciudad andaluza que, de nuevo, se convierte en referente del ciclismo nacional. La capital granadina, cuna de importantes ciclistas como en la actualidad lo demuestran Juan Miguel Mercado, Francisco Cabello o Daniel Atienza, acogerá por vigésimosegunda ocasión la ronda española, después de estar presente en su primera edición en 1935.

La ronda española se dirigirá después hacia tierras manchegas, previo paso por Córdoba, por las que homenajeará a la figura más ilustre y universal de la literatura española 'El Quijote' en el año en que se cumple su IV Centenario de su publicación. Los ciclistas se reflejarán durante varias jornadas en el espíritu de Alonso Quijano al que Cervantes ya definió como "de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro y gran madrugador".

El recorrido de la Vuelta contempla el paso por las cinco provincias de Castilla La Mancha, por primera vez en su historia, con paso destacados por Ossa de Montiel, ciudad natal de Oscar Sevilla, El Toboso, hogar de Dulcinea, o Argamasilla del Alba, ciudad de apenas 6. 000 habitantes y en donde concluirá la cuarta etapa, la de mayor extensión de la Vuelta con 220 kilómetros.

Valdelinares será el primer contacto con la montaña de la ronda española, antesala de Los Pirineos, y que será uno de los finales inéditos en esta edición. La Vuelta a Aragón avala a esta primera dificultad montañosa, que roza los 2. 000 metros y que cuenta con un desnivel del 6, 5 por ciento.

Cataluña y, sobre todo, Barcelona serán otro de los puntos destacados de la prueba. La Ciudad Condal acogerá, el próximo 4 de septiembre, una etapa por primera vez desde el 99. Será una contrarreloj de 35 kilómetros, donde el Camp Nou, feudo del FC Barcelona, se convertirá en el principal protagonista al ser el escenario de la salida y llegada de la misma. La Vuelta repetirá experiencia después de que en 2002 el estadio Santiago Bernabéu acogiera el final de una prueba que de esa forma se sumaba al Centenario que durante ese año celebró el Real Madrid.

Después de esa etapa llegará uno de los regresos más esperados de la Vuelta, el de Los Pirineos. Ausentes en la edición anterior, en esta ocasión aportarán dos cotas importantes, como la de Arcalís y Cerler. La primera, en donde se alcanza los 2. 230 metros, será en esta edición el 'techo' de la Vuelta y, por tanto, cima Alberto Fernández.
La segunda, Cerler, verá cómo la Vuelta regresa a unas laderas por las que no circulaba desde 1998. Trece kilómetros reservados para especialistas como demuestra el último podio que contempló este escenario con victoria para el 'Chava' Jiménez, quien precedió a Roberto Heras y Fernando Escartín.

También tendrán en esta edición cabida los 'descubrimientos' a los que son aficionados los organizadores de la prueba y que en los últimos años han contribuido a la aparición de escenarios como L'Angliru, el Alto de Aitana, Xorret del Catí o Calar Alto y es que como señala Eduardo Franco, director general de la prueba, "esta Vuelta aún tiene mucho de mi hermano Enrique, todo lo bueno".

El alto de 'La Bien Aparecida', en Cantabria, será la novedad. No es una cota de excesiva dificultad. Está catalogada de tercera categoría, aunque antes deberá ascenderse el Alto de Portillo, otra novedad que es de primera, y lo que es más importante marcará el primer de tres días de "auténtica montaña".

Los míticos Lagos de Covadonga volverán a tener un lugar en la leyenda de la Vuelta. El pelotón volverá a sentir ante las rampas de La Huesera el 'miedo escénico' de un lugar que aseguró Cordero "quiere y merecen los aficionados". La cita será el 10 de septiembre.

Si tiempo para la recuperación llegará la etapa reina. la que se dispute entre Cangas de Onís y la estación de Pajares, de categoría especial, y en la que se atravesarán los altos de la Faya de los Lobos, La Colladona, Santo Emiliano y el Alto de la Colladiella.

León vivirá la segunda jornada de descanso en el inicio de una última semana que "no perderá la perspectiva de la próxima disputa del Mundial". No olvidará tampoco su tradicional paso por la Sierra madrileña. El escenario donde Eddy Merckx consiguió una de las victorias con más leyenda dentro de la prueba. Navacerrada, La Morcuera, Serranillos, acudirán fiel a su cita.

La ronda se dilucidará en Alcala de Henares, ciudad universitaria, cervantina, donde se disputará una contrarreloj sobre 40 kilómetros, antes de la habitual llegada a Madrid, final de la prueba, el 18 de septiembre, y donde los ciclistas darán dos vueltas sobre el recorrido en el que se disputará el Mundial siete días después.

La Vuelta cerrará una edición con un recorrido equilibrado en donde el mayor inconveniente será los largos traslados (en total, 1. 300 kilómetros) que deberán realizar los ciclistas durante las jornadas de descanso, o algunos 'olvidos' como L'Angliru, que 'descansará' de cara a futuras ediciones.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.