Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 15/11/2008 > 

El galán de la sonrisa

JULIO RISCAL _ ActorCon ochenta años recién cumplidos, como quien dice, acaba de fallecer uno de nuestros característicos actores secundarios, José Antonio Nieto Martín, al que todos hemos conocido

Actualizado 15/11/2008 - 02:50:48
JULIO RISCAL _ Actor
Con ochenta años recién cumplidos, como quien dice, acaba de fallecer uno de nuestros característicos actores secundarios, José Antonio Nieto Martín, al que todos hemos conocido como Julio Riscal. Nacido el día 12 de julio de 1928, a los veinte años comienza su carrera artística -en el teatro, como antes era costumbre, medio al que volvería con cierta frecuencia a lo largo de su trayectoria- dentro de la compañía de Ana Adamuz e inmediatamente debuta en el cine, participando junto a Antonio Vilar, Fernando Fernán Gómez y José Nieto, en «Alas de juventud» (Antonio del Amo, 1949); fue precisamente la coincidencia de su verdadero nombre con el de aquel veterano actorlo que le lleva a buscar uno que le singularice dentro de la profesión.
A partir de ese momento, su presencia en las carteleras es notable, trabajando con directores de la talla de Pedro Lazaga («María Morena», 1951; «La Patrulla», 1954; «La vida es maravillosa», 1955; «La fiel infantería», 1959; «Los económicamente débiles», 1960; «La pandilla de los once», 1961); Rafael Gil («La casa de la Troya», 1959; «Un adulterio decente», 1969); Ladislao Vajda («Mi tío Jacinto», 1956), Luis Lucía («Canción de juventud», 1962); Joaquín Romero Marchent («El hombre que viajaba despacito», 1957) o Jesús Franco («La reina del Tabarín», 1960), entre otros. Participó, asimismo, en varias coproducciones con Italia «(Tirma», 1956; «El conde Max», 1957; «El hereje», 1957; «Marineros no miréis a las chicas», 1959; «Somos dos fugitivos», 1960; «Fra Diavolo», 1963), compartiendo reparto con Vittorio de Sica, Marcello Mastroianni, Alberto Sordi, Ugo Tognazzi, Sivana Pampanini... en una época en lacual el cine italiano vivía sus años de máximo esplendor.
Destacó, como todos recordarán, por sus papeles de galán cómico -lo mismo que a Maurice Chevalier, con fines promocionales se le calificaría como «el galán de la sonrisa»- de hombre ingenuo y un tanto distraído, nervioso, gesticulante; una caracterización que le llevaría a cosechar también importantes éxitos en el terreno de la revista -algo haría, en sus comienzos, con Celia Gámez. Entre las más memorables, podemos nombrar «Todos contra todos» (de 1962; junto con Tony Leblanc, Antonio Casal, Juanito Navarro y Addy Ventura) y, ya en los setenta y con compañía propia, «El último tongo en París», parodia del polémico film de Bernardo Bertolucci.
De su paso por la televisión se recordará, sobre todo, su papel como «El Conseguidor» -dentro del programa «Fantasía», dirigido por el incombustible José María Íñigo-; un personaje que llevaría, embarcado esta vez en los carromatos circenses, por todos los rincones de España. Su última aparición televisiva fue junto a su colega y buen amigo Tony Leblanc, en la serie «Cuéntame».
Quienes le tratamos sabemos que nunca, incluso cuando ya apenas trabajaba, dejó de ser actor. Se ha dicho, no sin cierta razón, que el cine español ha contado entre sus principales activos con un extraordinario patrimonio que nunca ha sido suficientemente valorado: el de esos magníficos actores secundarios que están en la memoria de todos nosotros (Pepe Isbert, Julia Caba Alba, Alberto Romea, Félix Fernández, Rafaela Aparicio...). Julio Riscal -Julito, para quienes tuvimos la suerte de ser sus amigos- figurará siempre -con su fisonomía un tanto a lo Peter Lawford- en esta nómina de irrepetibles profesionales.
Seguro estoy de que Paco Jano, que tantas veces le pintó en los carteles de las películas, le estará esperando por algún rincón del cielo para hacerle una nueva caricatura: la que quedará en la galería de los inmortales de nuestro cine.
Víctor ZARZA
Antonio López Borrasca
El hematólogo extremeño y Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica 1998, Antonio López Borrasca, ha fallecido en Salamanca a los 82 años, tras una larga enfermedad. Catedrático jubilado de la Universidad de Salamanca y natural de Zorita (Cáceres) ocupó en 1975 la primera cátedra de Hematología de España, en la Facultad de Medicina de dicha institución académica. Fue fundador de la Sociedad Española de Hemostasia y Trombosis y de la Sociedad Castellano-Leonesa de Hematología y Hemoterapia.
ABC
Julio Riscal
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.