Nacional

null

Hemeroteca > 15/11/2007 > 

Pujol aventa en sus memorias sus desencuentros con Tarradellas

MARÍA JESÚS CAÑIZARESBARCELONA. Los reiterados desencuentros entre Jordi Pujol y Josep Tarradellas protagonizan el primer volumen de memorias del veterano dirigente nacionalista y fundador de

Actualizado 15/11/2007 - 08:17:06
YOLANDA CARDO  Jordi Pujol
YOLANDA CARDO Jordi Pujol
Los reiterados desencuentros entre Jordi Pujol y Josep Tarradellas protagonizan el primer volumen de memorias del veterano dirigente nacionalista y fundador de Convergencia Democratica de Catalunya (CDC). En «Memorias (1930-1980)» (Editorial Proa), Pujol explica que esa falta de sintonía con Tarradellas se evidencia desde sus primeras entrevistas en el exilio. «Desde que se levantaba hasta que se iba a dormir, sólo tenía una labor: mantener viva la Generalitat a base de irse repitiendo que él era el presidente», escribe Pujol.
«La reserva de Tarradellas hacia mi persona -añade- comenzó cuando yo opté por la política activa. Yo era, además, un catalanista auténtico que había ido a la prisión y que había llevado a cabo muchas acciones y muy diversas a las que él daba importancia».
Pese a todo, Pujol intermedió ante Adolfo Suárez para que Tarradellas regresara del exilio. «Ni hablar, Tarradellas, no vuelve», asegura que le contestó entonces Suárez. En 1977, dirigentes de la UCD ofrecieron a CDC incorporarse a su partido, algo que Pujol rechazó frontalmente. El PSC ganó las elecciones en Cataluña y «Adolfo Suárez supo leer los resultados» y propició el regreso de Tarradellas para evitar que un socialista, Joan Reventós, gobernara Cataluña con el apoyo de los comunistas.
Ya como diputado en Madrid, Pujol recuerda la oferta de Fernando Abril para que CDC entrara en el Gobierno. «Nos inclinamos por aceptarla, pero como no nos la reiteraron, no se volvió a hablar más». Lamenta que, en aquella época «tremendamente complicada, el PSOE utilizara en ocasiones el terrorismo para canalizar la divergencia política». La UCD se desmembraba y, según las confidencias que le hizo el presidente Calvo Sotelo, algunos diputados de UCD estuvieron tentados de votar en contra del ingreso en la OTAN. Calvo Sotelo también le confesó las presiones recibidas para no juzgar a los golpistas del 23-F.
Aborda el dirigente nacionalista el proceso de elaboración de la Constitución, donde «introdujimos el término nacionalidad», en contra «de la opinión de Tarradellas, que no quería que se hablara ni de nación ni de nacionalidad».
El estatuto de 1979
Pujol habla de «batalla perdida» por no haber evitado el «café para todos». «El catalanismo era sentimentalmente fuerte, pero políticamente débil», escribe. Otra vez sería Calvo Sotelo el testigo de los lamentos de Pujol por no haber logrado para Cataluña un trato diferenciado. «No repitas nunca a nadie mis palabras, pero debo decirte que te comprendo y que llevas razón», le dijo a Pujol.
Respecto al Estatuto de 1979, asegura que se hizo con demasiadas prisas, lo que no impidió que, por una hora, «los vascos se adelantaran». Un estatuto que Tarradellas nunca creyó que sería aprobado y que «no resolvía nuestro problema nacional», pero «ha sido un gran instrumento en la labor de construcción de Cataluña».
El libro acaba con el triunfo de Pujol en las autonómicas de 1980, ya en coalición con UDC. Propuso un pacto al PSC, que éste rechazó. Al parecer, Tarradellas presionó para que ERC no votara su investidura. «Lo que sí es cierto es que Tarradellas retrasó tanto como pudo mi toma de posesión».
Un duelo, en definitiva, entre dos «divos» de la política. Porque, atención al balance que Pujol hace de su propia trayectoria: «He gobernado mi país casi un cuarto de siglo y en una época decisiva. Algunas cosas debo haberlas hecho mal, pero otras han sido un acierto, porque durante mi gobierno, Cataluña ha hecho un perceptible salto adelante. En todo caso he sido un presidente importante. Hasta los adversarios lo reconocen. Quizá sí que deberé ser enterrado en un panteón de prohombres».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.