Cataluña

null

Hemeroteca > 15/10/2005 > 

Gabriel Cardona aborda la biografía de familias castrenses catalanas destacadas

La labor de Cardona, en la historiografía militar, tiene el valor de ser una lúcida visión desde entro que realizada con gran rigor huye de efectismos baratos, en boga

Actualizado 15/10/2005 - 03:08:01
ABC  Varias generaciones de Milans del Bosch frente a su solar, a la derecha Joaquin
ABC Varias generaciones de Milans del Bosch frente a su solar, a la derecha Joaquin

JUAN PEDRO YÁNIZ

BARCELONA. Gabriel Cardona, militar, catalán y demócrata, es -además- especialista en temas castrenses y escritor incansable. Autor de una biografía de Weyler y una historia de la Batalla del Ebro, anda preparando una historia de los militares catalanes en la II República: Batet, López Ochoa, Escofet, el coronel Serra, los Vives o Espallargas, Cardona o Pérez Farrás; que ocuparon puestos relevantes y los dos primeros fueron fusilados por oponerse al 6 de octubre de 1934 o al 18 de julio de 1936. Además es autor de numerosos artículos de su especialidad.

«La saga de los Milans del Bosch» (Edhasa) es otro fruto de largos años de estudio en archivos y entrevistas a supervivientes. Empezando por la familia de payeses que tuvieron su casa pairal o solariega por las montañas entre Llavaneras y Caldetas y que a raiz de las guerras contra Inglaterra yFrancia del salto del XVIII al XIX ingresaron en el ejército español e hicieron grandes carreras militares, no exentas de sacrificios, penurias, exilios y desastres, que de todo hay en los campos de Marte. Francisco, Lorenzo, Joaquín, Rafael y Jaime son los principales miembros de la saga, que contó con muchos otros nombres. Para el lector actual no hay duda que el nombre que más suena es Jaime Milans del Bosch y Ussía, es decir el del 23-F.

Capitán general y gobernador civilDe toda la saga, quizás el más importante fue Joaquín Milans del Bosch y Carrió (1854-1936), que fue ayudante de Alfonso XIII, capitán general de Cataluña, en la epoca de los enfrentamientos entre el sindicato único y el libre y con el espantajo de la Revolución soviética en el cogote. Con Primo de Rivera fue gobernador civil de la ciudad y se vio involucrado en no pocos incidentes de la época. El 31 de agosto de 1936, pese a su avanzada edad, una patrulla fue a buscarle a su escondite madrileño y le llevó hasta las tapias del Cementerio de Este, donde fue fusilado.

Cardona se ve obligado a reconstruir las visicitudes políticas del XIX español, para hacer comprensibles los vaivenes militares. Hace una descripción de la figura de Lacy, un general de la Guerra de Independencia, que propuso abandonar víveres envenenados en una población que iba a caer en manos de los franceses, matizando que pudo haber sido un precusor de la «comida rápida». La evolución de la saga campesino-militar es paralela a la de un segmento de la burguesía catalana que pasó del liberalismo extremo al conservador e incluso al franquismo, en defensa de sus intereses específicos, cambiantes como el agitado siglo XX..
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.