Cataluña

null

Hemeroteca > 15/07/2006 > 

¿ASALTO DE ZAPATERO A CATALUÑA?

WIFREDO ESPINA Periodista y ex director del Centre d´Investigació de la Comunicació¿Y por qué no, Pepe Montilla? O José Montilla, para que no lo confundan con el PP. Claro que ahora, dicen, va a

Actualizado 15/07/2006 - 02:54:52
WIFREDO ESPINA Periodista y ex director del Centre d´Investigació de la Comunicació
¿Y por qué no, Pepe Montilla? O José Montilla, para que no lo confundan con el PP. Claro que ahora, dicen, va a cambiarse el Pepe por Josep. Todo un detalle. El candidato de Zapatero a presidir la Generalitat, después del acoso y derribo de Paqual Maragall, el del Tripartit fracasado y del Estatut que no gusta a casi nadie (Las cifras definitivas del recuento dan aún un porcetaje menor de participación en el referéndum). Un Estatut con tres padres -Zapatero, Maragall y Mas- y quizás una madre -Carod-, que paradójicamente se ha quedado soltera. Y Rajoy en su papel de duro preservativo agujereado.
Bueno, que si fuera así -que puede ser-, además de colocar «su» Estatut, el maquiavélico Zapatero, podría colocar también «su» President en Cataluña. ¿Por qué no? Al fin y al cabo los propios socialistas catalanes ya están pidiendo a Zapatero que haga campaña por tierras catalanas a favor de Pepe-Josep Montilla. Por lo que se ve, fue todo un acierto de Maragall hacer asomar a Zapatero en el balcón principal de la Generalitat para celebrar su victoria electoral. Un paso más, y el «culé» Zapatero, ¡president de Cataluña!...
Nada contra Montilla. Fue buen un alcalde de Cornellà y un buen presidente de la Diputación de Barcelona. Maragall ahora nos revela que es un genio, un crak, un gran negociador...(el Tripartito es un ejemplo de alta ingeniería política que no funciona). ¿Por qué no, Pepe-Josep, ahora, president de la Generaliat? Después de todo, los sociólogos argumentan que representa bastante bien la realidad catalana actual. La del mestizaje, bien distinta de la de «pura sangre» tradicional. La del gran cinturón industrial barcelonés, más que de la burguesía que se ha venido repartiendo el poder. La «dels altres catalans», de Paco Candel, los integrados y que se sienten tan catalanes como los otros, aunque muchos prefieran -y estan en su derecho- seguir hablando en castellano. Tampoco el catalán de Pepe-Josep Montilla es precisamente el de Pompeu Fabra, como salta a la vista o al oído.
Quizás sea un signo de normalidad, ¿no?. No de la famosa «normalización», sino de «normalidad». De esa «normalidad» que no ha llegado aún a los partidos políticos, ni a las listas de diputats, ni a las formas de expresión oral (la lengua) del Parlament. Con un José, un Pepe,o un Pepe-Josep, en la Presidencia de la Generalitat, quizás todo se vaya andando...
Pero seguramente sería exagerado hablar de un «asalto» de Zapatero a la Cataluña del post-tripartito...
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.