Toledo

null

Hemeroteca > 15/06/2003 > 

La falta de coaliciones de última hora depara menos sorpresas de las esperadas en los ayuntamientos

Actualizado 15/06/2003 - 05:00:06
TOLEDO. La ausencia generalizada de coaliciones de última hora entre formaciones políticas deparó ayer menos sorpresas de las que cabía esperar en la constitución de algunas Corporaciones locales pendientes de un acuerdo, aunque la actitud de los dos diputados de la Asamblea de Madrid pululaba en el ambiente. En Fuensalida, cada grupo municipal votó a su candidato, con lo que Víctor Fernández, del PP, ha logrado con sus cinco concejales ocupar el sillón de la Alcaldía para los próximos cuatro años. Tampoco hubo alianzas en Alcaudete de la Jara, donde el socialista Ángel Fernández Montes gobernará en minoría, ya que ni el PSOE ni el PP, ambos con cuatro concejales, llegaron a un acuerdo con la única edil independiente, que pedía la Alcaldía a cambio de su apoyo, según explicó a este diario el «popular» Luis Antonio García, alcalde del pueblo hasta ayer.
En La Villa de Don Fadrique, los cuatro concejales del PP y los tres de IU se abstuvieron en la elección, mientras que los ediles del Partido Socialista (4) votaron a su candidato, Juan Agustín González, quien se ha convertido en el nuevo alcalde del municipio.
En cambio, la alianza de los cinco concejales del PSOE y del único edil independiente han hecho posible que la socialista María Jesús de la Oliva alcance el sillón de la Alcaldía de Yepes, municipio donde el PP ha obtenido el mismo número de ediles que el PSOE.
Este partido gobernará igualmente Olías del Rey hasta 2007 por el apoyo de IU, con lo que el socialista Luis Miguel Hernández Martínez es el alcalde desde ayer.
Votación secreta
Del mismo modo, el acuerdo entre los tres concejales PSOEy los dos de IU ha sido suficiente para que el PP no pueda gobernar de nuevo Cazalegas, a pesar de tener los «populares» cuatro ediles. La votación para elegir al alcalde se llevó a cabo de manera secreta, a propuesta del secretario del Ayuntamiento, resultando ganador el socialista Aurelio Rodríguez Gómez.
En Pepino, donde cinco formaciones políticas han conseguido representación municipal, el socialista Pedro Velasco repite como alcalde, al alcanzar el acuerdo de gobierno con uno de los tres partidos independientes.
Quien no ha necesitado ninguna coalición es el alcalde de Bargas, el socialista Gustavo Figueroa, que con sus nueve concejales repite por segunda vez en el puesto. Ni tampoco el «popular» José Bodas en Aldeanueva de Barbarroya, donde le conocen como el «Bono de la Jara».
Otro socialista, Agustín Gallego, gobernará con su equipo en minoría el Ayuntamiento de Camuñas al no recibir el apoyo del concejal del Grupo Independiente Fausto Toribio, quien se votó a sí mismo como alcalde. Según Toribio, las negociaciones que ha tenido tanto con el PP como con el PSOE para que pudiera ser gobernado el Ayuntamiento con mayoría absoluta no han fructificado por no llegar a un acuerdo que le convenciera. «He decidido votarme a mí mismo ante todo por respetar a los electores que pensaron en mí el día de las elecciones y no defraudar a mi partido», añadió.
Por su parte, el candidato a la Alcaldía de Camuñas por el PP, Rafael Cano, quien obtuvo 444 votos en los comicios, manifestó que le parece «incongruente» la votación del independentista respecto a la campaña electoral que hizo. El alcalde electo, Agustín Gallego, quien logró 499 votos, indicó que buscará el pacto con Fausto Toribio en esta legislatura porque quiere un gobierno sin dificultades para la toma de decisiones.
Nervios en La Puebla de Montalbán
En Torrijos, el salón de actos estuvo abarrotado de familiares de los concejales electos, amigos y vecinos, un denominador común en las tomas de posesión que se celebraron ayer en los consistorios de la provincia. Como ya se esperaba, el voto del concejal de IU Teodoro Cañada posibilitó que la socialista Mercedes Giner mantenga el cargo de alcaldesay que el Partido Socialista inicie la segunda legislatura como grupo de gobierno, mientras que la formación más votada, el PP, continúa como oposición.
En su intervención, el concejal «popular» Miguel Ángel García Huerta, aspirante a la Alcaldía, reprochó al PSOE e IU que no manifestaran a los electores antes de los comicios que formarían coalición. En su turno, Teodoro Cañada preconizó que en el Ayuntamiento ha llegado el momento de llevar a cabo políticas de pactos, diálogo y consenso. Por su parte, Mercedes Giner advirtió que se entregará al municipio, aunque, como en la pasada legislatura, compaginará la Alcaldía con su cargo de diputada regional. «Esta simultaneidad favorece a Torrijos», aseguró la alcaldesa.
A pocos kilómetros, en La Puebla de Montalbán, se palpaba la tensión en el salón de plenos del Ayuntamiento. Caras desencajadas que recobraron el color cuando, durante el recuento, el presidente de la mesa, Justino Juárez, leyó que uno de los votos no optaba por ninguna de las dos opciones, PSOE y PP. Después, algunos respiraron tranquilos. Aunque el único edil independiente, Juan Andrés de la Fuente, ya había anticipado que votaría en blanco, no todos las tenían consigo. Por siete votos a seis se impuso el PSOE al PP y, por lo tanto, Juan José García Rodríguez continuará como alcalde. Domingo Sobrino González ejercerá de portavoz de la oposición, mientras que Juan Andrés de la Fuente, según ha manifestado, se integrará en el equipo de gobierno.
En Seseña, el flamante alcalde, Manuel Fuentes, de Izquierda Unida, estuvo más tranquilo, convencido de que el PP y el PSOE, con cuatro concejales cada uno, no pactarían. Tras la investidura, Fuentes dijo a ABC que repartirá concejalías entre los «populares» y los socialistas. «Queremos que haya muchísima más participación ciudadana, y esto es un ejemplo», aseguró Fuentes.
Luis Zaragoza recogió el bastón de mando del Ayuntamiento de Villacañas de manos del alcalde saliente, Alejandro Infantes, quien impuso también al nuevo regidor municipal el escudo de la villa chapado en oro. Zaragoza hizo lo propio con los doce concejales de la nueva corporación.
En un salón de actos abarrotado, Infantes se despidió de su cargo con un emotivo recuerdo a los concejales que estuvieron trabajando con él en el Ayuntamiento durante tres legislaturas y que han fallecido. Zaragoza, por su parte, pidió a los vecinos tiempo para llevar a cabo su programa electoral.
La anécdota en Villacañas se produjo cuando, a la hora de la votación para la elección de alcalde, los concejales de la oposición olvidaron sus papeletas y tuvieron que salir del salón para recogerlas en otras dependencias contiguas, entre el murmullo del numeroso público.
En Consuegra, Antonio López Portillo, cabeza de lista del PP, juraba de nuevo, dieciséis años después, su cargo como alcalde. Recibió el bastón de mando y el abrazo de Gumersindo Quijorna -el saliente- en medio del sofocante calor que se respiraba en un salón de plenos totalmente lleno de público y carente de aire acondicionado. En su intervención, López Portillo se puso a disposición del pueblo, «al que pienso atender personalmente, como mis concejales», aunque «para quien no le sea posible esperar turno, pondremos un buzón de sugerencias». Dijo que buscará el consenso con el resto de grupos políticos para llevar a cabo los proyectos. «Os necesito a todos -añadió- para lograr que Consuegra ocupe el lugar que realmente le corresponde dentro de la Comunidad de Castilla-La Mancha».
La primera mujer desde 1557
A treinta y cinco kilómetros de Consuegra, El Romeral estrenaba alcaldesa, la «popular» María del Carmen Gallego Nuñez, romeraleña de 42 años, soltera y administrativa de El Corte Inglés. La flamante regidora, que en la pasada legislatura desempeñó la concejalía de Cultura, se convierte en la primera mujer que dirige los destinos de El Romeral desde que en 1557 este municipio se proclamó villa, eximiéndose de la tutela de La Guardia. Pero no es la única mujer en la corporación. Así, de sus siete miembros, cinco son féminas (tres del PP y dos del PSOE).
En Sonseca, el socialista Juan Francisco Martín Ayuso comenzó ayer por la tarde la tercera legislatura como alcalde. Confiaba en gobernar en minoría, aunque, en la votación, que fue secreta, el candidato del PSOE recibió el apoyo de un concejal de la oposición, probablemente del único edil de IU. El resultado de la elección fue siete votos para Martín Ayuso, cinco para el aspirante del PP y una abstención, en un salón de plenos lleno de público.
Con informaciones de José Reyes Calero, Julio García Ortiz, Jesús Gómez Calcerrada, José Antonio Fraguas Díaz y Efe.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.