Sociedad

null

Hemeroteca > 15/05/2004 > 

Manyanet y la sagrada familia

El promotor de la Sagrada Familia de Barcelona subirá este domingo a los altares. Junto a él, serán canonizados otros cinco beatos, dos sacerdotes, dos religiosos y una madre de familia, Gianna Beretta Molla, la primera santa casada canonizada por Juan Pablo II y la primera en los últimos cuatro siglos

Actualizado 15/05/2004 - 02:34:13

ROMA. El sacerdote catalán que promovió la construcción del templo barcelonés de la Sagrada Familia y una médico pediatra italiana que entregó su vida para salvar la de su cuarta hija serán canonizados el domingo por Juan Pablo II.

Josep Manyanet i Vives (1833-1901) fue el redescubridor de la Familia de Nazaret como ejemplo de amor y de santidad para padres, hijos y hermanos. «La Trinidad de la tierra, Jesús, María y José», como les llamaba, eran el modelo de la iglesia doméstica, en la que todos se quieren, se ayudan y se hacen santos juntos. Para difundir este mensaje fundó, en 1864, la congregación de los Hijos de la Sagrada Familia y, diez años más tarde, la de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia, extendidas hoy por Europa, América y África.

En 1869, el padre Manyanet recibió la inspiración de levantar un templo votivo expiatorio a la Sagrada Familia. No podía imaginar que su amigo librero, José Maria Bocabella, terminaría enrolando en el proyecto a un arquitecto, Antoni Gaudí, que convertiría el templo en un símbolo mundial de Barcelona.

Se espera que acudan a la ceremonia de canonización alrededor de 3.000 peregrinos españoles, así como otros 700 peregrinos procedentes de EEUU, México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Paraguay, Argentina y Camerún.

Por su parte, Gianna Beretta Molla (1922-1962) era una chica deportista y alegre que, después de doctorarse en Medicina y trabajar varios años como pediatra, se casó con un ingeniero. Pietro Molla tiene hoy 82 años y está feliz al ver que su esposa y madre de sus cuatro hijos será la primera santa casada en los últimos cuatro siglos. Aunque el santoral ha incorporado algunas mujeres que estuvieron casadas, se trata de viudas, varias de las cuales pasaron posteriormente al estado religioso.

El «Papa de la familia» lleva años proponiendo ejemplos de santidad matrimonial y ha beatificado a varios hombres y mujeres casadas. Pero, hasta ahora, los santos casados lo eran exclusivamente a título de mártires como Tomás Moro o las víctimas de persecuciones religiosas más recientes.

Gianna Beretta Molla, beatificada por Juan Pablo II en 1994, será, además, la primera santa de la Acción Católica Italiana, a la que pertenecía también su marido. Era una mujer extraordinaria, cuyas cartas de amor revelan un corazón desbordante. La mayor parte de la gente la recuerda como una pediatra joven, muy entregada a sus pequeños pacientes y a las madres y padres de los niños que acudían al consultorio.

En la misma ceremonia, Juan Pablo II también canonizará a los presbíteros Luigi Orione y Annibale Maria di Francia, la religiosa Paola Elisabetta y el religioso libanés, Nimatullah al Hardini.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.