Valencia

null

Hemeroteca > 15/03/2007 > 

Sevilla, ministro de Fomento por un día

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aprovechó ayer el tercer aniversario de la victoria electoral del PSOE para cambiar de cargo, aunque sólo fuera por un día, y se enfundó el

Actualizado 15/03/2007 - 09:32:06
El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aprovechó ayer el tercer aniversario de la victoria electoral del PSOE para cambiar de cargo, aunque sólo fuera por un día, y se enfundó el traje de ministro de Fomento para sacar rédito a la inauguración de un tramo de la autovía A-7, el Sagunto-Almenara, que permitirá unir por el interior las capitales de Valencia y Castellón.
En una jornada en que, por lo visto, estaba en juego el disputado voto del asfalto, Sevilla protagonizó la visita a monolitos y cortes de cintas en la carretera en sustitución de la más lógica presencia de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para mayor gloria del Ejecutivo central, acompañado de un nutrido séquito socialista, comenzando por el delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, -siempre que visita la Comunidad un ministro acude como manda el protocolo y la lógica-, los diputados autonómicos Ximo Puig, José Camarasa, Toni Lozano, Josefa Frau y un largo etcétera que componían alcaldes de la zona, asesores y demás compañía que llenaban dos autobuses.
Pla y Puig cambian los papeles
Algunos, viendo el cariz electoral del asunto, se preguntaban dónde estaba el candidato a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, para aprovechar y darse un empujón que entendían más que necesario, y otros, después de destacar la «coincidencia» de que al líder de la oposición es difícil verle en actos en que esté Sevilla, le excusaron porque estaba en las Cortes -es portavoz del grupo parlamentario- en un acto con los valencianos en el extranjero que han regresado para disfrutar de las Fallas. «¿Entonces, qué hace aquí Ximo Puig, que es vicepresidente del Parlamento?» espetó un despistado.
Pero Sevilla iba a lo suyo, aunque a punto estuvo de perderse la inauguración-mitin por culpa del retraso del avión que le trasladó a Valencia, ya que llegó con una hora de retraso. Se perdió las explicaciones técnicas de la obra, pero llegó a tiempo para sacarse las fotografías con los alcaldes tras cortar la cinta en la carretera.
Para hacerse una idea de cómo estaba montada la jornada, basta decir que las instantáneas se hicieron en la misma carretera pero con diferentes ángulos para que en el fondo se vieran las distintas poblaciones -gobernadas en su mayoría por el PSPV- y que cada uno pudiera también rentabilizar la apertura al tráfico de los cinco kilómetros de esta vía de gran capacidad.
Huelga decir que Sevilla llegó con la lección bien aprendida, no en vano también es diputado nacional por Castellón y, por lo tanto, conoce el terreno a la perfección. Tras hablar de la citada A-7 puso el turbo propagandístico en marcha y aseguró que la autovía, además de conectar Castellón con Valencia, hacía lo propio con Madrid -empalmando con la A-3, aunque no citó Sevilla o La Coruña, por ejemplo, a las cuales ahora también se puede llegar con autovía dejando una y tomando otra-.
Las infraestructuras
Tampoco se olvidó de citar la autovía Mudéjar -Sagunto-Somport-, el acceso al puerto de Castellón, las mejoras en la N-232, la ampliación de la N-340 y el AVE. Tan metido estaba en su papel de ministro de Fomento por un día, que no se percató que ese discurso ya lo había realizado antes el delegado del Gobierno cuando él estaba ausente. Llegar tarde, sin duda, le jugó una mala pasada.
Pero lo importante estaba hecho. Su doble condición de ministro y diputado nacional -«no me puedo quitar las dos gorras y las llevo ambas con mucho gusto y dignidad», contestó al ser preguntado sobre quién cortó la cinta, si un miembro del gabinete de Zapatero o un parlamentario en el Congreso- le sirvieron para resaltar que la obra en cuestión acababa con el «injustificable» aislamiento de Castellón y que, con este tipo de actuaciones se «visualiza» el compromiso del Gobierno con la Comunidad y con Castellón.
Dicho y hecho. En una hora el mitin-express estaba rentabilizado y ya sólo le restó volver a cambiarse de traje para ser de nuevo el ministro de Administraciones Públicas. Y es que las elecciones están ya a la vuelta de la esquina...
La inauguración del tramo de la A-7 Sagunto-Almenara se convirtió en la caza del «disputado voto del asfalto», en la que se sacaron fotos con el fondo de cada pueblo para que los alcaldes lo puedan rentabilizar
P. BONO
Sevilla inauguró ayer el tramo de la autovía Sagunto-Almenara
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.