Cataluña

null

Hemeroteca > 15/03/2001 > 

El presidente de Seat advierte de la pérdida de competitividad de España

El máximo dirigente de Seat, Bernd Pischetrieder, se mostró ayer más que duro con la que consideró «pérdida de competitividad» de la industria española a la vez que aseguró que la marca Seat «no tiene una posición clara» dentro del consorcio Volkswagen. A pesar de ello, la planta de Martorell se mantiene como una de las más rentables del grupo y en 2001 producirá el «Toledo» y el «León».

Actualizado 15/03/2001 - 00:31:55
El presidente de Seat, en primer plano, presentó las cifras de la compañía. Efe
El presidente de Seat, en primer plano, presentó las cifras de la compañía. Efe
La filial de Volkswagen registró en 2000 un beneficio neto de 14.534 millones de pesetas, un 2,3 por ciento más que en el ejercicio anterior, resultado que se vio beneficiado por el crédito fiscal de 10.295 millones que se sumó al resultado antes de impuestos de 4.239 millones de pesetas. Seat, que tendrá crédito fiscal hasta el año 2002, facturó 1,056 billones de pesetas en el ejercicio 2000, un 9,1 por ciento más que en 1999 y exportó por valor de 684.000 millones.
La presentación de resultados de la compañía fue aprovechada por el presidente de Seat, Bernd Pischetrieder, para criticar el sistema industrial español frente al alemán y lo que, a su juicio, es una clara pérdida de competitividad. En este sentido, afirmó que «aunque no está en duda el compromiso de Seat con este país, lo cierto es que si yo fuera un inversor global no escogería España como primera opción para construir una nueva fábrica».
Pischetrieder se quejó de la inflación y los costes laborales, y advirtió que la marca española «no tiene una posición clara» dentro del consorcio alemán, a la vez que puso como ejemplo de problemas sufridos por Seat las huelgas «externas y conflictos que no podemos controlar pero que nos afectan a nosotros y a nuestros proveedores», en referencia a las huelgas de los transportistas. El vicepresidente de recursos humanos, Rodrigo Navarro, añadió que durante 2000 Seat fabricó 15.000 coches menos de los previstos a causa de conflictos laborales.
Según anunciaron ayer los máximos representantes de la compañía, Sest destinará entre 2000 y 2004 un total de 250.000 millones en inversiones de capital, además de otros 150.000 millones en I+D. En este capítulo, las inversiones acometidas por Seat en 2000 (57.000 millones en capital y más de 40.000 millones en I+D) fueron el principal argumento de Pischetsrieder para justificar el bajo aumento de los beneficios. Sin embargo, como buena noticia anunció que el modelo «Toledo» y el «León» dejarán de fabricarse en Bélgica y su producción se trasladará a la fábrica de Martorell. Esta planta, que emplea a 15.003 trabajadores, fabricó en su planta de Martorell un total de 516.146 unidades, con un incremento del 6,1 por ciento respecto al año anterior. Del total producido, 422.885 fueron modelos con marca Seat y 93.261 con marca Volkswagen.
Por otra parte, los trabajadores de Nissan Motor Ibérica en la Zona Franca realizaron ayer la segunda jornada de protesta en contra de la decisión de la compañía de no renovar unos 900 contratos temporales.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.