Nacional

null

Hemeroteca > 15/02/2006 > 

Los consumidores de Madrid y Valencia lideraron el boicot contra el cava catalán

Actualizado 15/02/2006 - 04:21:56

À. GUBERN

BARCELONA. Las comunidades autónomas de Madrid y Valencia fueron las zonas donde los productores de cava catalán sufrieron un boicot más activo durante 2005 y la campaña de Navidad. Aunque ni las marcas ni el Consejo Regulador del Cava han querido realizar nunca un mapa del boicot, ayer, el jefe de filas de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, aseguró que el presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, le había informado de que, efectivamente, los consumidores de Madrid y Valencia lideraron la campaña.

Preguntado sobre la procedencia de los datos, Portabella señaló que «a nadie se le escapa» que Bonet es, además de presidente de Freixenet, presidente del consejo de administración de Fira de Barcelona -institución de la que el político republicano es miembro-, y que ambos coincidieron en la inauguración de un congreso de telefonía móvil el lunes. Fuentes de Freixenet no quisieron ni confirmar ni desmentir lo afirmado por Portabella y se remitieron a los datos ofrecidos por el Consejo Regulador.

Descenso del 6,6 por ciento

Al respecto, la patronal del sector explicó el pasado día 6 que en 2005, los productores españoles vendieron más de 222 millones de botellas de cava-un 0,46 por ciento más que el año pasado-, de las que el 58 por ciento (129 millones) se exportaron y el 42 por ciento restante (93 millones) se destinó al mercado interior. De éstas últimas, la mitad se consumieron en Cataluña.Las ventas de espumoso aumentaron pues en el extranjero un 6,3 por ciento, mientras que en España bajaron 6,6 puntos, algo que Gustavo García Guillamet, presidente del Consejo Regulador, atribuyó a la «grave distorsión generada por el boicot».

Sin querer territorializar los principales focos de la campaña, la patronal del cava -el 99 por ciento de cuyaproducción se envasa y etiqueta en Cataluña- sí explicó que el descenso de ventas había sido menor en las grandes superficies porque «los consumidores cogen la botella de la estantería sin mirar su origen», mientras que «se ha dejado sentir» en las empresas de lotes y regalos navideños.

El descenso del mercado interior lo sufrieron sólo los productores catalanes, ya que los bodegueros del resto de España vendieron 2,6 millones de botellas, un 98,3% más que en 2004. De éstas, más de 300.000 salieron de Cataluña y se etiquetaron fuera para responder a la inusual demanda.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.