Castilla y León

null

Hemeroteca > 14/11/2007 > 

Un edificio para un nuevo Estatuto

POR FÉLIX IGLESIASVALLADOLID. Símbolo de una novedosa etapa, las nuevas Cortes de Castilla y León alza su arquitectura de vanguardia en Valladolid, acogiendo la actividad parlamentaria de la

Actualizado 14/11/2007 - 02:49:14
POR FÉLIX IGLESIAS
VALLADOLID. Símbolo de una novedosa etapa, las nuevas Cortes de Castilla y León alza su arquitectura de vanguardia en Valladolid, acogiendo la actividad parlamentaria de la Comunidad, que está a la espera de la aprobación definitiva la próxima semana en el Senado del nuevo Estatuto de Autonomía. Plenamente activo desde hace meses, hoy recibirá la visita de los Reyes, que inaugurarán oficialmente el edificio, en una jornada que reunirá a las primeras autoridades de la región.
El edificio han supuesto un importante esfuerzo presupuestario para las arcas castellano y leonesas, lo que se ha traducido una obra arquitectónicas con una impronta de modernidad tanto en su estética como en su funcionalidad. El nuevo parlamento autonómico es una demanda histórica que se remonta al 21 de mayo de 1983 cuando se constituyeron las primeras Cortes de Castilla y León en la localidad vallisoletana de Tordesillas. Luego, con el traslado al Castillo de Fuensaldaña (Valladolid), el parlamento regional vivió una provisionalidad de más de dos décadas. Finalmente, en abril de 2004 comenzaron las obras del edificio, obra del arquitecto granadino Ramón Fernández Alonso, que ganó el concurso convocado por las Cortes, aunque fueron los arquitectos vallisoletanos Leopoldo Cortejoso y Juan Antonio Coronado los que ejecutaron la obra al tener que modificar el proyecto inicial.
Un coste de 46 millones
Con un coste de 46 millones de euros, el parlamento -levantado en el nuevo barrio de Villa de Prado- cuenta con una superficie construida de 30.000 metros cuadrados y está dispuesto en cuatro volúmenes en tres alturas sobre la superficie. El primer volumen, de planta rectangular, ofrece una fachada vista de hormigón blanco, de 175 metros de largo por 50 de ancho. Se abre con una celosía en su fachada oeste a los espacios destinados a oficinas.En el sur hay un gran hueco que gana en longitud en el salón de recepciones y el despacho de Presidencia. En la fachada este, que corresponde con el núcleo del edificio, el hemiciclo, se abre el hueco previsto hasta planta primera ofreciendo con ello mejores condiciones de iluminación a la zona de entrada al salón de plenos.
El segundo bloque de las Cortes regionales alberga la biblioteca, que con franjas horizontales de protección de aluminio y vidrio, mira un plano inclinado de césped que recorta su perspectiva al paseante.
El tercero se corresponde con el volumen del hemiciclo con planta de 26 por 26 metros y altura de 13,30 metros sobre la cubierta del volumen principal. Su fachada exterior, que en principio se pretendía de alabastro por su trasparencia, es finalmente de vidrio serigrafiado utilizando imágenes digitalizadas de alabastro, con una interpretación de los arquitectos de color y volumen ofreciendo una imagen más cálida y que contraste con el hormigón blanco. Los juegos de cromátricos que se logran con los cambios de la luz diurna y la penumbra de la noche ofrecen una sorprendente mutación del paisaje urbano de la zona, aligerando aún más la sensación de pesado volumen de un edificio de tan notables dimensiones.
Espectacular hemiciclo
El cuarto espacio es de vidrio, con muro cortina de dos plantas y que nace de la cubierta del basamento. Es un volumen de 150 metros de longitud por 10 metros de anchura, con perfil de aluminio en color burdeos-marrón. Ya dentro del poliédrido edificio, el eje central es el espectacular hemiciclo, en el que se pueden ubicar casi un centenar de procuradores, que cuentan en el escaño con un ordenador que se guarda bajo la mesa del escaño. Y es que la dotación tecnológica de las nuevas Cortes es una de sus señas de identidad con el presente y el futuro. Así el acondicionamiento del interior del edificio, respecto a la luminosidad y la temperatura, cuenta con las más sofisticadas medidas para su regulación, buscando un mayor rendimiento y un menor coste. Estas nuevas tecnologías, incluido un gran estudio de televisión, conviven con una decoración que apuesta por suaves colores y un diseño funcional y cálido, donde la luz natural, en la mayoría de los casos, es seña de identidad. Además, una selección de obras de arte de creadores castellanos y leoneses (Baltasar Lobo, Ángel Marcos, Venancio Blanco...), varias de grandes dimensiones, confieren a muchos espacios de las nuevas Cortes la calidad de refugios de encuentro y descanso.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.