Internacional

null

Hemeroteca > 14/11/2001 > 

Horacio Serpa: «No me alegro de que el proceso de paz en Colombia esté a punto de fracasar»

El candidato del Partido Liberal a la Presidencia de Colombia, Horacio Serpa, es partidario de mantener elproceso de paz con la guerrilla, pero advierte que está a punto de fracasar si no hay un cambio de rumbo. Ex ministro de Interior con Ernesto Samper y rival de Andrés Pastrana en las elecciones de 1998, afirma que los éxitos de éste en el terreno de la paz son «escasos» y califica la situación de «crítica».

Actualizado 14/11/2001 - 08:37:57
Horacio Serpa y José Luis Rodríguez Zapatero, durante su reunión de ayer, Efe
Horacio Serpa y José Luis Rodríguez Zapatero, durante su reunión de ayer, Efe
Horacio Serpa Uribe ha viajado a España para, entre otros fines, informar a José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Felipe González o a los empresarios de lo que ocurre en su país, porque «Colombia es mucho más que narcotráfico, guerrilla y paramilitares», así como de «los espacios amplios y serios» para la inversión extranjera.
-¿Cómo transcurre la campaña para las elecciones parlamentarias y presidenciales del año próximo?
-En lo personal, muy bien. Ganamos en todas las encuestas y además es evidente la simpatía del pueblo por nuestro proyecto político. Tengo la certeza de que voy a ganar. Por otro lado, la democracia en Colombia está en peligro porque los actores armados ilegales -guerrilla, paramilitares y narcotráfico- tratan de imponer sus pretensiones por medio de la violencia. Frente a las elecciones estos actores conspiran y van a tratar de imponer o rechazar candidaturas por medio de la fuerza. El mundo democrático debiera escuchar el llamamiento de los demócratas colombianos para que haga presencia desde ahora y vigile el desarrollo de las próximas elecciones.
AMIGO DE ERNESTO SAMPER
-¿Teme que sus vínculos con el ex presidente Ernesto Samper perjudiquen las buenas relaciones que ha establecido el presidente Andrés Pastrana con Washington?
-No, de ninguna manera. Conmigo esas relaciones buenas que se han restablecido se mantendrán e incluso se van a mejorar. Por otra parte, sigo siendo amigo personal del ex presidente Samper, pero él no tiene ningún proyecto político y yo soy el líder de uno nuevo, «Compromiso Social», que tiene una enorme acogida.
-¿Cuál es su balance de la Presidencia de Andrés Pastrana y del proceso de paz?
-No me gusta ejercer la oposición en el exterior por aquello de que la ropa sucia se lava en casa. En lo relacionado con la paz, los éxitos han sido escasos y en este momento la situación es crítica. Soy partidario de que se mantenga el proceso a condición de que se le dé una orientación diferente. Hay una crisis en ese proceso y me parece que deben aprovecharlo tanto el Gobierno como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) para reformularlo y sacarlo de la etapa improductiva en la que hoy se está moviendo.
NO A LA GUERRA TOTAL
-¿Negociación o combate a los subersivos?
-En cualquier escenario, la fuerza legítima del Estado tiene la obligación de combatir a los delincuentes y en el caso concreto que hoy se vive en Colombia en todo el territorio nacional, salvo en la zona de despeje. Guerra total no la deseo. No me alegro de que el proceso esté a punto de fracasar. Al contrario, lo que quiero es un gran apoyo ciudadano para el proceso sobre la base de que se corrijan sus errores. Si no hay esa corrección, el proceso se va a acabar.
-En el caso de que asumiera la Presidencia el próximo agosto ¿prorrogaría la zona neutral para negociar con la guerrilla?
-Sólo si el proceso se reformula y empieza a ofrecer soluciones en materia de convivencia, del resto no valdría la pena.
-¿También usted considera que terrorismo y narcotráfico van de la mano? ¿Qué medidas aplicaría contra ello en el actual contexto mundial?
-Es innegable que en Colombia tanto la guerrilla como los paramilitares se aprovechan del narcotráfico para lograr ingresos con los que financian sus actos violentos, algunos de ellos terroristas. Frente a las consideraciones globales hay que decir que hoy por hoy a la guerrilla se le ha dado un reconocimiento político y mientras el Gobierno no lo modifique las definiciones universales por sí solas no tendrán incidencia en Colombia. En general, será el comportamiento de la guerrilla el que sirva para definir si nuestro país y el mundo los reconocen como terroristas o guerrilleros. La guerrilla debiera aprovechar la actual situación y lograr un acuerdo con el Gobierno. Después puede ser tarde.
-¿Cómo ve la próxima entrada en vigor de un visado para los colombianos y la existencia en España de mafias de su país que perjudican la imagen del resto de sus compatriotas?
-Entendemos que es una decisión de la Unión Europea, pero en lo que tiene que ver con España nos ha tocado más en lo afectivo y aspiramos a que próximamente se modifique. En cuanto a las mafias, estoy demandando a las autoridades atención, comprensión y cooperación. Los hechos delictivos que se cometen en el exterior deben ser sancionados ejemplarmente, pero de ninguna manera han de tomarse como una conducta general de los colombianos.
INTERNACIONAL SOCIALISTA
-¿Qué sentido tiene vincular al Partido Liberal colombiano con la Internacional Socialista?
-Filosófica e ideológicamente es una colectividad progresista que propugna la libertad y la justicia social. Eso lo sitúa dentro de los parámetros internacionales de la socialdemocracia y por eso fue aceptado en la Internacional Socialista. No somos socialdemócratas porque nos hayan aceptado; fuimos aceptados porque somos socialdemócratas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.