Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 14/07/2004 > 

Julen Madina: cinco cornadas incrementan su leyenda

Actualizado 14/07/2004 - 02:04:21
Julen Madina asegura que volverá a correr los toros
Julen Madina asegura que volverá a correr los toros

PAMPLONA. Julen Madina, natural de Hernani, de 49 años de edad, se recupera poco a poco de las cinco cornadas que le asestó uno de los astados de la ganadería de Jandilla durante el sexto encierro de los Sanfermines. Conocido en la capital navarra desde hace muchos años y veterano corredor de los encierros, nunca ha dejado indiferente a nadie. Unos lo ven como un «divino», el experto corredor que sabe cómo hacer una bonita carrera delante de los toros en su tramo favorito, el de Telefónica. Para otros, no es más que un mozo al que le gusta verse corriendo a través de los medios de comunicación y que no duda en apartar a todo el que se le ponga por delante para quitarle toro.

Este último año, además, había estado en boca de los aficionados a la internacional carrera ante los astados porque ha creado una página web en la que ofrece sus servicios para enseñar a correr, tanto a particulares como a grupos de toda España y sobre todo del «mercado anglosajón: Inglaterra, Australia y sobre todo al americano (Estados Unidos), sin olvidarnos de Japón». Junto a la preparación física, ofrece preparación psicológica, proyecciones audiovisuales, etc. Finalmente se dirige también a quienes deseen realizar anuncios publicitarios. Todo un personaje al que las graves cogidas que ha sufrido no le hacen desistir de participar en el encierro, como se lo ha dicho a la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y como atestiguó ayer a ABC uno de sus amigos pamploneses, Jokin Zuasti, quien indicó que el guipuzcoano está bien dentro de la gravedad. Madina no es un temerario, como indicó, tiene gran respeto a los toros, no en vano ha visto morir a tres corredores. «Ayer le cambiaron los drenajes y le hicieron diversas curas, con la paliza que eso supone. Por ello, el equipo médico le ha aconsejado que esté tranquilo y que de momento no hable con los medios de comunicación. Tiene ya una lista de ocho». Zuasti explicó que Madina había estado viendo las fotografías de las cornadas y que el día del suceso vio en la televisión la repetición del encierro. El herido recordaba perfectamente el bufido del toro y el dolor que le produjeron sus pitones en el glúteo. En todo momento quiso quitarse el cinturón para evitar lo que ocurrió, que el toro se cebara con él.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.