Madrid

null

Hemeroteca > 14/07/2003 > 

Su mejor bañador, la propia piel

Actualizado 14/07/2003 - 05:00:04
Una pareja de nudistas disfrutaba ayer del agua y de los rayos del sol en una cala, casi paradisíaca, del pantano de San Juan
Una pareja de nudistas disfrutaba ayer del agua y de los rayos del sol en una cala, casi paradisíaca, del pantano de San Juan
MADRID. Ismael, Pepe y Juan acaban de aparcar su coche a lo alto de un cerro. Atrás, a unos tres kilómetros, queda la M-501, la carretera de los pantanos. Son las once y media de la mañana pero las chicharras ya están avisando de lo soporífera que va a ser esta jornada dominical. Se quitan la ropa, toda menos el calzado; se echan la mochila a la espalda y descienden más de quinientos metros a pie hasta una cala del pantano de San Juan. El lugar es paradisíaco. Medio perdido entre la naturaleza, es una de las zonas habituales de uno de los grupos nudistas que hay en Madrid.
Entre las rocas, graníticas, y los pinos, los tres empiezan a extender sus toallas. Algunos de sus compañeros, más madrugadores, ya han abierto sus sombrillas. «Aquí nos solemos dar cita, cada domingo, unas cincuenta o sesenta personas. Todas somos amantes del naturismo. Y estamos tal cual, como nos veis. El nudismo es una señal de libertad porque no tiene sentido demonizar ninguna parte del cuerpo. Si no te pones un bañador o un biquini para ir a la ducha, ¿por qué ponértelo aquí?», nos dice Ismael Rodrigo, presidente de la Asociación para el Desarrollo Naturista (ADN), de la Comunidad de Madrid.
«Cuerpos danone»
Según sus cálculos, en nuestra comunidad hay unos 30.000 seguidores del naturismo, «aunque asociados, sólo hay unos quinientos», añade Juan Pozuelo, el secretario de la asociación, que suele venir a este cala con su mujer y su hijita de pocos años de edad.
Todos ellos, y ellas, lo tienen muy claro: el nudismo es una libertad más.
Hasta aquí, este domingo, han llegado un grupo de amigos. A veces, son familias enteras porque, según cuentan, el movimiento naturista es muy familiar; vienen abuelos, padres y nietos. Se han traído sus bocadillos y sus bebidas para pasar todo el día.
El sol pega ya que da gusto y el agua está diciendo «entra, entra», lo que hacen casi todos ellos. Tras un refrescante baño, toca secarse al aire o entablar una conversación con el resto del grupo. Todo se hace con la mayor naturalidad. Aunque se haya corrido la voz de que esta cala es uno de los lugares elegidos por nudistas para pasar el día, a nadie se le pone mala cara si se cuela «utilizando el textil», como ellos denominan a quienes usan prendas de baño. «La verdad es que nosotros no queremos que haya piscinas nudistas, ni playaso espacios acotados; lo ideal sería que cada cual tenga libertad para ir como quiera», añade Ismael. De hecho, el nudista no tiene por qué lucir un «cuerpo danone». Aquí, este domingo, hay de todo y a nadie se le pasa por la cabeza hacer un campeonato para ver quien luce mejor palmito. Lo natural es lo natural.
La asociación ADN se muestra satisfecha por el acuerdo que firmaron el pasado año con el Ayuntamiento de Madrid. Desde entonces,la piscina de la Casa de Campo es un espacio nudista los primeros sábados de cada mes durante tres horas (de once y media de la mañana hasta las dos y media de la tarde). Y ellos, los de ADN, van a estrenar su particular patrón, San Francisco de Asís, el próximo 4 de octubre, que es el primer sábado de ese mes.
-¿Por qué este santo?, preguntamos.
-«San Francisco de Asís también se desnudó, como señal de generosidad, yentregó la ropa a sus padres antes de partir. Fue un amante y defensor de la naturaleza», explica Ismael.
«El exhibicionismo es otra cosa»
Los nudistas se toman este fenómeno como una filosofía de vida. «Es un movimiento, además de familiar, muy educativo. Es prácticamente imposible que en una familia nudista se den problemas de bulimia o de anorexia. Tampoco es fácil un embarazo precozporque se está acostumbrado a ver el cuerpo tal como es y no se suele relacionar con el sexo», comenta Juan.
«Para mucha gente, todavía está mal visto el nudismo. Creen que somos unos guarros. Pero han de saber que no es ilegal desnudarse y que ya no existe, en el Código Penal, ningún artículo por el que se pueda detener a una persona por el mero hecho de estar desnudo en público», explica el presidente de la asociación. Sin embargo, sí insiste en que está castigado, como así debe ser, el exhibicionismo delante de menores o deficientes mentales cuando, además, hay una intención sexual.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.