Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 14/05/2010 > 

Concha Velasco, desesperada con su divorcio

Es una de las grandes, de las mejores, de las que más ha trabajado y de las que, en lugar de vivir con todo lujo de comodidades, tiene que seguir al pie del cañón para poder hacer frente a sus gastos

Actualizado 14/05/2010 - 11:29:56
Es una de las grandes, de las mejores, de las que más ha trabajado y de las que, en lugar de vivir con todo lujo de comodidades, tiene que seguir al pie del cañón para poder hacer frente a sus gastos y tener una digna calidad de vida. Concha Velasco sabe como pocas lo que se puede ganar y perder en la vida y por eso ya nadie la sorprende con promesas ni sueños por cumplir. Profesionalmente está imparable, con reconocimientos en festivales de cine y alabanzas de la crítica, pero en lo personal Concha no está en su mejor momento, más bien todo lo contrario, puesto que, como ella misma me reconoce, anda desesperada por conseguir su divorcio de Paco Marsó y volver a ser una mujer libre en su estado civil.
Con Concha coincidí en Torres Bermejas durante el acto de entrega del Garbanzo de Plata a la Princesa de Asturias. La actriz compartió mesa con la duquesa de Alba; su hijo, Cayetano; María Teresa Campos y Lina Morgan, entre otros. «Los papeles del divorcio caducan a los tres meses si no se firman antes. Ya me ha pasado en varias ocasiones y si la próxima semana no se firma pues volverá a ocurrir. Ya estoy cansada, sólo quiero el divorcio y acabar con esta historia», me dice. La actriz no entiende por qué su ex marido no acaba de dar ese paso y más ahora que anda por todos los platós contando sus problemas y andanzas con sus últimos amores y sin acordarse de que aún tiene que rubricar el documento que acabaría con su matrimonio más duradero.
Una buena cita fue acudir al preestreno en Madrid de la película francesa «El pastel de boda», del director Denys Granier-Deferre, que protagoniza Clémence Poésy, y que supone una crítica a los convencionalismos de la alta burguesía tomando como escenario la boda de dos jóvenes enamorados. Un detalle fue el «cupcake» que regalaron a los asistentes a la salida del pase y que supongo se tomarían encantados algunos como el embajador francés Bruno Delaye, el simpático Olfo Bosé, los Segrelles, el peletero Miguel Marinero, la condesa de Montarco o los Trapote, entre otros muchos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.