Nacional

null

Hemeroteca > 14/04/2003 > 

Carmen Asiain: «El PSE no tiene una estrategia común sobre su relación con el nacionalismo»

Asiain, que tras quince años de militancia en el PSE ha decidido incorporarse como independiente en la lista electoral del PP, afirma que «los votantes socialistas están desconcertados porque tienen inseguridad sobre cuál va a ser la política de alianzas del partido»

Actualizado 14/04/2003 - 01:18:19
BILBAO. Que una activa y veterana dirigente socialista decida abandonar el partido en el que militó durante más de quince años e incorporarse como independiente en las listas electorales del PP sólo puede entenderse en las circunstancias excepcionales en las que se desenvuelve la política vasca. Carmen Asiain tiene tal convicción de que en este momento es necesaria la unidad de las fuerzas constitucionalistas frente a la ofensiva nacionalista que no ha dudado en desmarcarse de un partido que, en su opinión, se presenta a las urnas sin despejar la incógnita de cuál va a ser su política de alianzas tras las elecciones.
-¿Qué hace una socialista en la candidatura del PP a las Juntas Generales de Álava?
-Es una respuesta a la llamada que han hecho Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo sobre la conveniencia de aunar las fuerzas constitucionalistas frente a la pretensión de los nacionalistas de modificar el «estatus» del País Vasco como Comunidad autónoma de España. Redondo hizo una reflexión pública sobre la necesidad de constituir unas listas únicas en defensa de la libertad y el PSE no ha respondido a esa reflexión, ni a la invitación de Mayor Oreja en ese sentido. Yo estoy de acuerdo con ambos en que es el momento de aparcar las diferencias ideológicas y de aunar los esfuerzos contra el planteamiento de Ibarretxe, que va en contra de la voluntad de la mitad de los ciudadanos vascos que, elección tras elección, demuestran que no son nacionalistas.
-¿No podía luchar desde el PSE contra la ofensiva nacionalista?
-Tras las elecciones de mayo de 2000, el PSE decidió modificar su estrategia como resultado de una reflexión de los dirigentes del PSOE y de parte de los socialistas vascos, a pesar de que el resultado de las elecciones había sido el mejor que había obtenido el PSE en el País Vasco. Hostigaron a Nicolás Redondo hasta su defenestración en un Congreso extraordinario que, en mi opinión, se cerró en falso, ya que no dejó claro cuál va a ser la política de alianzas del PSE, ni cuál es su estrategia en relación con el nacionalismo vasco. Esa confusión se refleja en actitudes contradictorias, como el apoyo a los gobiernos del PP en Álava y Vitoria y a los presupuestos de los nacionalistas en Vizcaya y Guipúzcoa. No hay una estrategia común. Odón Elorza acaba de decir que no gobernará nunca en San Sebastián con el PP y no sabemos qué hará el PSE en el resto de los ayuntamientos vascos y en las juntas generales.
-¿Ha optado entonces por las candidaturas que defienden con claridad una alternativa al nacionalismo?
-Efectivamente. Creo que la vocación de alternativa al nacionalismo es más firme, más unánime y más sólida en el PP que en el PSE, donde hay discrepancias y donde sé que no todos quieren ser alternativa, ya que en algunos hay vocación de seguir empastando y de seguir entendiéndose con el PNV.
-¿Hasta qué punto hay discrepancias internas en el PSE respecto a la política de alianzas?
-Las posiciones que defienden Carlos Totorica, Rosa Díez y Nicolás Redondo no tienen nada que ver con lo que plantean Odón Elorza y Gema Zabaleta. Los militantes y votantes socialistas están desconcertados, porque tienen inseguridad respecto a cuál va a ser la política de alianzas de ese partido, cuál es su estrategia en relación con el nacionalismo. No se duda de que se quiera defender la Constitución y el Estatuto, pero sí de que se esté dispuesto a modificarlo con cesiones al PNV, cuando está claro que en estos momentos al nacionalismo no le satisface ninguna modificación que no sea la que ellos plantean, porque lo podrán decir más alto, pero no más claro: quieren la modificación de la relación del País Vasco con el Estado español.
-¿Ha sido especialmente difícil cambiar de candidaturas cuando PP y PSOE están enfrentados por la guerra de Irak?
-En este asunto no comparto los argumentos y la actitud que ha tomado la dirección del PSOE. Creo que se han utilizado en carne viva los argumentos de tipo humanitario y se han despreciado e ignorado otro tipo de argumentos de carácter político. Se ha utilizado la guerra como un medio de hacer oposición al Gobierno y ha habido poco rigor en esa actitud.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.