Espectáculos

null

Hemeroteca > 14/04/2002 > 

«GG», un musical sobre Garbo yGilbert, triunfa en Estocolmo

Actualizado 15/04/2002 - 23:53:24
ESTOCOLMO. Greta Garbo, «la Divina», mujer que tan celosamente guardó sus secretos más íntimos con los que dio vida al mito de diva inalcanzable, nos descubre cada día sus pensamientos y pasiones desde el escenario del National Teater de esta capital. La música de Gianni Togni y los textos de Guido Morra han sido los encargados de revelar facetas hasta ahora desconocidas del carácter exquisito y atormentado de una estrella fulgurante del cine, que dedicó su vida exclusivamente a triunfar.
El estreno en la Gran Escena del Teatro Nacional de este musical sobre Greta Garbo era esperadísimo. Una obra que bajo dirección de Ronny Danielsson, nos adentra en la fábrica de sueños del magnate Louis B. Mayer. Narra el encuentro entre una joven que empieza su subida al Olimpo de los dioses del celuloide y de un galán, ídolo de Hollywood, que sufre un prematuro ocaso con la explosión de las películas habladas.
Diosas inaccesibles
De ese encuentro surge una de las pasiones más intensas de la historia del cine. «GG» (un musical sobre Greta y Gilberg)» desvela la historia de ese amor y los sentimientos más íntimos de la diosa del celuloide por el apuesto John Gilbert: su terror a contraer matrimonio, sus infidelidades con otros hombres a los que únicamente soporta y su deseo de soledad, un deseo consciente por otra parte, ya que Greta Garbo, mujer del renacimiento, comprendió que para mantener vivo el misterio y la magia con los que quiso envolverse, tenía que sacrificar su felicidad: «Las diosas son inaccesibles, las mujeres con marido y niños, no».
La sueca Regina Lund consiguió el papel de protagonista de esta pieza, uno de los más codiciados nunca en Escandinavia. Esa jóven, que reconoce haber visto varias veces todas las películas de la diosa del cine y leído lo escrito sobre aquella, copia los gestos, los ademanes, la forma de andar, de sentarse y la voz de Greta a la perfección, Regina, es Garbo y el público vive la ilusión de que la Divina sueca, camina de nuevo: Bellísima, distanciada, sofisticada y sufriente es además capaz de convertír al mito sagrado en una dama dulce y vulnerable, llena de defectos y virtudes como todos los humanos. Lo más notable es la indiferencia que la bella Greta muestra por el apuesto Gilberg, (Christopher Wollter), un joven frío que nunca crea ilusión.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.