Nacional

null

Hemeroteca > 14/01/2003 > 

Una edil de EH afirma que condenar los atentados de ETA «no vale para nada»

Actualizado 15/01/2003 - 23:52:53
Koldo Gorostiaga.EFE
Koldo Gorostiaga.EFE
MADRID. La Sala especial del Tribunal Supremo («Sala del 61») que resolverá las demandas de ilegalización interpuestas por el Gobierno y por la Fiscalía General del Estado contra HB/ EH/Batasuna dio ayer por concluida la práctica de las pruebas testificales y periciales propuestas por demandantes y demandada. Cuatro jornadas durante las que han prestado declaración agentes de la Ertzaintza y de la Guardia Civil así como políticos, tanto de signo no nacionalista como nacionalistas radicales.
Ayer fue el turno de estos últimos, todos ellos propuestos por los letrados Iñigo Iruin y Adolfo Araiz, que representan a Batasuna. Los seis testigos que prestaron declaración negaron tener relación alguna con ETA o haber recibido en alguna ocasión consignas de la organización terrorista.
A preguntas del abogado del Estado Ricardo Miñarro sobre si suele condenar los crímenes de ETA, el europarlamentario de Batasuna Koldo Gorostiaga afirmó que la condena de los atentados «dificulta, retarda y puede que impida» la solución al «conflicto político» que, en su opinión, vive el País Vasco. «En numerosas ocasiones, y consta en las actas del Parlamento Europeo, he dicho que en el País Vasco tenemos un conflicto político y nunca haré nada que impida, retarde o dificulte su solución». «Entiendo -añadió- que la condena dificulta, retarda y puede que impida esa solución al conflicto. Esa es mi opinión política».
El tesorero de Batasuna
Previamente, a preguntas de Iruin, Gorostiaga se refirió a la detención, en marzo de 2002 por la Policía francesa, del tesorero de Batasuna Jon Gorrotxategi con 200.300 euros en su poder.
Gorrotxategi, dijo Gorostiaga, estaba autorizado para administrar los fondos de la cuenta que el Parlamento Europeo abrió al diputado batasuno. Y aseguró que el dinero que el tesorero llevaba encima cuando fue detenido nada tenía que ver con ETA.
Según declaró ayer Gorostiaga, la auditoría que tras estos hechos encargó el Parlamento Europeo ha concluido que el dinero «se ha utilizado conforme al reglamento de la Cámara». En este sentido, se quejó de las acusaciones que, tras la detención de Gorrotxategi, se vertieron contra él: «Hubo una conferencia de prensa de dos eurodiputados, del PP y del PSOE. Dijeron cosas tremendas, muy graves. Hablaron de posibles conexiones con el terrorismo», indicó Koldo Gorostiaga, quien aseguró haberse sentido «linchado» pues en ningún momento se aportó prueba alguna.
Después de reconocer que participó en una manifestación contra la ilegalización de Batasuna, el abogado del Estado impugnó al testigo por su parcialidad. Esto mismo hizo Ricardo Miñarro con la concejal de Bilbao por Euskal Herritarrok Arantza Urkaregi. La testigo es, además, profesora y miembro del consejo de gobierno de la Universidad del País Vasco.
Atentado contra Uriarte
Preguntada sobre el atentado frustrado que ETA cometió contra la también profesora Edurne Uriarte -la banda terrorista colocó un artefacto explosivo en un ascensor de la facultad en la que ella impartía clase y después reivindicó la acción-, la testigo titubeó y contestó que supo de este hecho pero no contra quién iba dirigido.
«He manifestado mi solidaridad» con las personas amenazadas por ETA, aseguró después, aunque no sin hacer mención al «conflicto político» del País Vasco en los mismos términos que la propia banda terrorista en sus documentos políticos.
«El conflicto político existe en la medida en que al pueblo vasco no se le reconoce la capacidad para decidir su futuro y sus relaciones con otros Estados». «Tenemos que conseguir un escenario de paz», añadió Urkaregi, para quien es compatible desear «la paz» y no condenar los atentados terroristas. «Las condenas no valen para nada», aseguró.
Urkaregi declaró no haber militado nunca en EH ni en Batasuna, sino en Zutik, un movimiento comunista integrado en Euskal Herritarrok, por el que resultó elegida concejal en Bilbao en 1999.
Sobre el «conflicto político» habló también el testigo Germán Kortabarria, director de comunicación del sindicato ELA. Tras rechazar la «lucha armada» -«en este conflicto, ETA sobra y estorba», dijo-, vinculó los atentados de la organización terrorista con su «aspiración política» a la soberanía del pueblo vasco y se mostró partidario de «soluciones políticas». Para Kortabarria, la «incomunicación que practican ETA y el Gobierno español es una dinámica de guerra y no de soluciones».
También declararon Juan José Sáenz Sáenz, integrante de EHK (corriente integrada en EH), Antón Gómez Lorente, secretario general de ACV (también integrada en EH) y la profesora Larraitz Mendizabal, la única que declaró en euskera.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.