Nacional

null

Hemeroteca > 14/01/2003 > 

El eurodiputado de EH dice que nunca condena los atentados de ETA porque no soluciona el conflicto

Actualizado 14/01/2003 - 17:51:50
El eurodiputado de Euskam Herritarrok Koldo Gorostiaga declaró hoy en el Tribunal Supremo, en la vista del proceso de ilegalización de Batasuna, que nunca condena los atentados de ETA porque considera que una manifestación de ese tipo retardaría la solución al "conflicto o
problema político" que existe en el País Vasco. Respecto a los
200. 300 euros incautados en Francia al tesorero de Batasuna- Jon
Gorrotxategi, procedentes de una cuenta de Gorostiaga en Bruselas,
éste dijo que una auditoría ha avalado que el origen del dinero fue
el Parlamento Europeo.

La sesión de hoy estuvo dedicada al interrogatorio de los seis testigos propuestos por la representación de Batasuna, que con estas declaraciones intentó demostrar su desvinculación de ETA y la
existencia de un "conflicto político" en el País Vasco que requiere
una solución también política.

La única condena frontal del terrorismo etarra de estos testigos partió del portavoz del sindicato ELA, Germán Kortabarría, quien dijo que era "rechazabme, una barbaridad- con un efecto desastroso en materia de convivencia y un error gravísimo desde el punto de vista político. ETA sobra y estorba". No obstante, también comparte que existe un conflicto
político en el País Vasco, que definió como "conflicto de soberanía",
y expresó también su preocupación por las garantías que asisten a los
detenidos bajo la acusación de terrorismo.

En primer lugar, compareció la concejam de EH en Bilbao y profesora de la Universidad del País Vasco Arantza Urkaregi, que desembocó en Batasuna en el año 2000 tras militar desde 1972 en grupos comunistas de Euskadi como el Movimiento Comunista o Zutik, fruto de la fusión del anterior partido con la Liga Comunista Revolucionaria.

Urkaregi aseguró que nunca ha seguido consignas de ETA en su
actuación municipal, y que la banda terrorista no influyó en el proceso de creación de Batasuna. A preguntas del abogado del Estado, indicó que dentro de la Universidad del País Vasco siempre ha manifestado su solidaridad con las personas afectadas por atentados de ETA, aunque no recordó contra quién se dirigió la acción, que resultó frustrada, cuyo objetivo fue la profesora Edurne Uriarte.

Las condenas no valen
La testigo indicó que no cree necesaria la lucha armada, aunque
consideró que las condenas no valen para nada, y añadió que no
justifica hechos violentos "de ningún tipo".

A continuación, el ex secretario general del Partido Comunista de
Euskadi y ex miembro de las Juntas Generales de Vizcaya por IU, Juan
José Sáenz, hoy integrado en Batasuna, declaró que participó en el
debate de creación de esta formación a través del grupo comunista
EHK, ya que nunca ha sido ni de HB, ni de EH ni de KAS. Aseguró que
no recibió consignas de ETA en ese proceso, ya que nunca lo habría
aceptado.

A preguntas del abogado del Estado, Sáenz negó haber dicho nunca
que los cuarenta años que ETA lleva practicando la lucha armada
suponían un "éxito", en contra de lo que, según el interrogador, se
le atribuía en la página web de su partido, EHK. Destacó que era
contrario a todo tipo de terrorismo, "sea inón
Nacionamista Vasca, Antón Gómez Lorente, grupo que formó parte de HB y de Euskal Herritarrok, aunque se retiró de Batasuna. Indicó que su
integración en HB no respondió a indicaciones de ETA sino a la
necesidad de unir fuerzas en la izquierda abertzale tras el fracaso
electoral que sufrió su partido en las elecciones de 1977. "Estamos
totalmente distanciados de una organización clandestina y armada como
ETA", agregó.

El responsable de comunicación y formación de ELA, sindicato
próximo al PNV, Germán Kortabarría, defendió que existe un conflicto
político en el País Vasco porque las aspiraciones de un sector de ma
sociedad vasca no tiene acomodo en el actual marco jurídico-político.
En su opinión, la existencia del conflicto está ligada a la situación
de violencia, ya que ETA tiene aspiraciones políticas, aunque su
actividad es un error gravísimo, no respeta la vida, y no coopera en
el objetivo político de los nacionalistas vascos.

Dinámica de guerra
Kortabarría cree que el conflicto se ha radicalizado tanto por parte de ETA como por el Gobierno, que se han colocado en "una dinámica de guerra", cuando la solución es el diálogo y la negociación política. El portavoz de ELA recordó su condena del asesinato por ETA del funcionario de prisiones, afiliado a su sindicato, Francisco Javier Gómez Elósegui, que calificó de "contradicción terrible" porque era una persona partidaria del reagrupamiento de los presos vascos.

Opinó que PP y PSOE confunden el diagnóstico al negar la existencia de conflicto político en el País Vasco. "Se puede estar contra la violencia, pero no desconocer los hechos", añadió. Defendió el derecho de autodeterminación del País Vasco y destacó que la violencia procede de ETA y en algún caso del Estado, ya que detecta una preocupación generalizada por la protección de los derechos de los detenidos de ETA.
El abogado de Batasuna Iñigo Iruín sometió a un largo interrogatorio al eurodiputado de EH Koldo Gorostiaga para tratar de demostrar el origen estrictamente parlamentario y no relacionado con ETA de los 200. 300 euros, procedentes de su cuenta corriente en Bruselas, que fueron incautados en marzo de 2000 en Francia al tesorero de Batasuna Jon Gorrotxategi, dinero que fue embargado ayer por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Gorostiaga aseguró que una auditoría realizada por la empresa Price Waterhouse Cooper, a petición del Parlamento europeo, ha concluido que el origen del dinero fue parlamentario, aunque parte del dinero eran deudas contraidas con Batasuna, que ademantó pagos a secretarias y asistentes, así como otros sin justificación, como casi 20. 000 euros en llamadas de teléfonso móviles.

No obstante, la auditoría será estudiada el próximo 29 de enero por la Mesa de la Eurocámara. Gorostiaga dijo que ha sido sometido a un linchamiento por parte del PSOE y PP, ante las insinuaciones de que el dinero iba a parar a ETA.  A preguntas del abogado del Estado, declaró que nunca haría nada que perjudicase la solución al conflicto político del País Vasco,  razón por la que no condena los atentados de ETA.

Por último, la profesora Larraitz Mendizábal, que declaró indistintamente en castelmano y euskera, ayudada de traductores cuando empleaba esta última lengua, defendió la desvinculación de ETA de la campaña en favor del reagrupamiento de los presos vascos, y destacó que incmuía a los presos "sociales y no sólo a los políticos", denominación que dió a los terroristas. Sin embargo, a preguntas del fiscal, indicó que no conoce ningún caso de preso "social" vasco, que asimiló a los comunes, que esté en una cárcel alejada del País Vasco. 
 
El abogado del Estado tachó de parcialidad a cuatro de los seis
testigos, Urkaregi, Sáenz, Gorostiaga y Mendizábal, al entender que
defienden la no ilegamización de Batasuna, aunque ellos dijeron que
sólo querían que se hiciese justicia. Batasuna renunció a cuatro de
sus testigos, entre ellos el secretario general del sindicato LAB
Rafael Díez Usabiaga y el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena.

Hoy quedó concluida la práctica de la prueba pericial y testifical
del proceso de ilegalización de Batasuna. El periodo probatorio
terminará el próximo 5 de febrero, y a partir de esa fecha las partes
tendrán periodos consecutivos de veinte días cada uno para hacer
alegaciones. El tribunal tendrá otro plazo de veinte días para dictar
sentencia.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.