Deportes

Deportes

Hemeroteca > 13/11/2002 > 

Arantxa, «match ball» a diecisiete años de tenis

Actualizado 13/11/2002 - 01:00:36
Arantxa Sánchez Vicario durante la rueda de prensa donde anunció su retirada definitiva. YOLANDA CARDO
Arantxa Sánchez Vicario durante la rueda de prensa donde anunció su retirada definitiva. YOLANDA CARDO
Todo comienza para terminar y ayer Arantxa Sánchez Vicario jugó su último «match ball». El mejor. La rúbrica a una trayectoria excepcional. No parece probable que nadie iguale su palmarés. Hace años que alcanzó el techo del tenis: «Creo que lo he conseguido todo. Estoy satisfecha de mi carrera y empezaré otra vida...».
Las despedidas siempre son tensas y ésta fue más emotiva por el cariño que se la profesa. Allí estaban Josep Maldonado, secretario general del deporte de la Generalitat, Agustín Pujol presidente de la Federación Española y el de la Catalana, Josep Peris. Todos maldisimulando un hecho que se lamenta.
«Vamos, vamos», era su frase predilecta para acometer cada punto. Ayer debió hacerlo antes de iniciar el acto... aunque perdió un «game» porque en su parlamento su entereza fue superada por la emoción en forma de lágrimas. «Ha sido una decisión meditada, nunca es fácil decir adiós, sobre todo, después de diecisiete años como profesional. Cuesta decirlo. Ha sido una vida muy bonita, pero empezaré otra también con las mayores ilusiones»,
Arantxa aseguraba que «ha llegado el momento de afrontarlo. Me considero privilegiada en todos los sentidos, mi familia ha estado a mi lado incondicionalmente a lo largo de toda mi carrera. Las lesiones me han respetado. He sido capaz de lograr éxitos. Mis amigos me han dado apoyo. Los medios de comunicación se han portado con máximo respeto y me han dado el gran apoyo que necesita todo profesional. He estado rodeada de buenos profesionales y las empresas me han prestado su ayuda ¿Qué más puedo pedir?»
«Más que consejos -prosiguió- ha habido diálogo, pero uno mismo sabe mejor que nadie lo que debe hacer. Es difícil dar el paso. Son muchos años, pero considero que es el momento de empezar otra vida».
Mira hacia atrás con simpatía. «No cambiaría nada. Han sido diecisiete años de tenista profesional y quince de ellos entre las mejores jugadoras del mundo, y no lo digo yo, lo delata mi palmarés. Estoy muy satisfecha. He conseguido triunfos para mi país y he llegado a ser la número uno mundial. el sueño de cualquier deportista. Tenemos que saber disfrutar los éxitos, pero estamos obligados a ser fuertes y a asumir que no siempre se puede ganar; precisamente porque en un partido de tenis sólo puede ganar uno, quiero quedarme con todos los momentos maravillosos que he tenido la oportunidad de vivir y disfrutar. Y cerrar mi carrera con una sonrisa de agradecimiento a todos los que han hecho posible mi trayectoria profesional».
En su decisión no ha incidido su treintañera edad. «Podría haber continuado. Unos lo dejan antes, otros a mi edad y otros después. Yo he tomado esta decisión y empezar otra vida». Sólo lamenta no haber participado en el Masters. «No me clasifiqué para el individual, pero podía disputar el doble y la lesión me lo ha impedido».
Ya se le ha ofrecido la capitanía del equipo español de la Copa Federación,pero no hay respuesta. «Soy muy joven todavía, estaré relacionada con el mundo del tenis, pero de momento sólo quiero disfrutar de la vida». Aunque deja abierta la puerta de esta posibilidad. En cambio insinúa su mayor ilusión. «Lo único que me falta, si fuera posible, es ser abanderada en los Juegos Olímpicos donde he estado en cuatro ediciones. Es la ilusión de mi vida para cerrar mi carrera, pero no es pedir nada, ni debo decirlo yo».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.