Internacional

null

Hemeroteca > 13/07/2002 > 

El policía y los dos alguaciles peruanos confiesan su participación en el asesinato del torero Reina Rincón

Actualizado 14/07/2002 - 22:39:13
Los tres ciudadanos peruanos detenidos ayer por la Dirección de
Investigación de Homicidios de la Policía peruana confesaron hoy su
participación en el asesinato del torero español José Tomás Reina
Rincón, según informaron a Europa Press fuentes de la Dirección de
Criminalística (Dirincri). 
Los tres detenidos están acusados de haber asesinado al torero tras arrestarle en plena vía pública la noche del 2 de julio, día de
su desaparición. El cadáver de Reina Rincón fue hallado el pasado 9 de julio en una playa de Lima y la autopsia realizada determinó signos de
violencia como un golpe en la parte superior de la cabeza, "producida por elemento contundente" y una herida en el cuello. 
El diario "La República" relata hoy que el torero español fue víctima de "un típico caso de ajusticiamiento criminal" tras ser detenido en estado de ebriedad en la Plaza Kennedy, del distrito limeño de Miraflores. Según los testigos citados por "La República", el torero caminaba tambaleándose hasta que cayó sobre el mostrador de uno de los
puestos de venta de artesanía situados en esa plaza. 
En ese momento, aparecieron los agentes del orden, que "lo sujetaron con fuerza y lo trasladaron a rastras a unos 15 metros donde se hallaba la camioneta". Los investigadores sospechan que en la camioneta golpearon al torero hasta causarle la muerte y posteriormente lo arrojaron al mar, donde fue encontrado una semana después.
El padre del torero, José Tomás Reina, que viajó a Lima el pasado
lunes para buscar a su hijo, reconoció el cadáver por las antiguas
cicatrices de una cornada y por un tatuaje ya que se encontraba en
avanzado estado de descomposición.
Según la autopsia realizada por los expertos del Instituto de Medicina Legal de Lima, el cadáver muestra una marca horizontal en el cuello y un traumatismo en la parte superior de la cabeza "producido por elemento contundente". El cadáver fue repatriado el jueves a España en un vuelo
comercial, y tras ser velado en su ciudad natal, Ciudad Real (centro
de España), fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Madrid
para efectuarle una segunda autopsia. 
Reina Rincón, de 22 años, desapareció el pasado 2 de julio tras salir de un hotel del barrio limeño de Miraflores, en el que se alojaba junto a otros toreros, después de participar en la feria peruana de Chota, en Cajamarca, en el norte del país. Un día después, el también torero español Curro Martínez y compañero de habitación denunció la desaparición del diestro a la División de Desaparecidos de la policía peruana. 
Tras el hallazgo del cadáver, la investigación para esclarecer la causa de la muerte del torero pasó a manos de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía peruana, que el viernes detuvo a los tres sospechosos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.